DE COCINA MONTAÑESA y leonesa: HORNAZO (De Polvoredo) Y ESCALDÓN (De La Uña)

La cocina está de moda. No hay cadena televisiva que se precie que no tenga su programa de cocina en formato de concurso o simplemente divulgativo. Los grandes chefs de este país que es España van haciendo doble agosto: en sus restaurantes y en la televisión. Hasta se convierten en estrellas y cocinan para los presidentes, como el de Estados Unidos.

Dos son los platos de la montaña oriental leonesa de los que os quiero hablar porque hay mucha gente que desconoce que también fueron propios de esta: el hornazo y el escaldón. El primer nombre seguro que muchos lo conocen y hasta lo habrán degustado, pero no creo que se pueda afirmar lo mismo del segundo, del que hay que decir que en nada se parece al escaldón con gofio tinerfeño.

POLVOREDO

POLVOREDO

Allá por los años veinte del siglo pasado se preparaban ambos en La Uña y en Polvoredo, provincia de León. Esto no quiere decir que su cocinado no fuera anterior. Simplemente hablo de las fuentes que conozco y puedo documentar. Tampoco quiero decir que no existieran en otros pueblos de esa montaña leonesa (del primero tengo noticias en Lario a través del Diccio-Lario de Esperanza Cimadevilla Rodríguez). De los dos me informan Antonio Ibáñez Valdeón, de La Uña, que pronto cumplirá 98 años, y Francisca del Blanco Piñán, de Polvoredo, de 96 años.

Voy a comenzar con el HORNAZO de Polvoredo, querido Luis, que en estas altas tierras también se preparaban estos recios platos, a la vez que sabrosísimos, y no solo en Salamanca. Te diré que, aunque ahora esté de moda en León y con anterioridad en Salamanca, como me comentaba mi amigo San Román en el siglo pasado, ya tenemos constancia de su existencia en 1495, ya que Elio Antonio de Nebrija (1441-1522) lo incluyó en su Vocabulario español-latino (Hornazo de uevos, artooum-i), lo que implica que su uso estaba ciertamente generalizado y venía de antaño.

HORNAZO ACTUAL

HORNAZO ACTUAL

Ya hace algún tiempo que escribí sobre este rico plato al hablar de las Albricias de Polvoredo (Véase mi post titulado Las Albricias en Polvoredo, León). Era esta una ceremonia religiosa que tenía lugar el día de Sábado Santo a media noche. Finalizada la ceremonia, las familias se reunían en las casas matriarcales para comer el hornazo, que por la tarde habían preparado las abuelas especialistas en tan rico y singular manjar. Se acompañaba con un buen clarete de Cigales, Corcos o Valdevimbre. De su uso en fiesta tan señalada, pasó a ser un plato especial para romerías, bodas o fiestas de renombre.

Pero, ¿qué era el hornazo montañés? Digo era, porque ya pocas personas saben cocinarlo y la tradición ha desaparecido.

El hornazo (del lat. FORNACEU(M) ‘cocido al horno’ y este, a su vez, de FORNU(M) ‘horno’) es un pan grande, de aquellos de dos kilos que se amasaban en todos los hogares montañeses y que se cocían en los hornos de leña que la mayoría de las casas habitables tenían. Amasado el pan, y después de dejarlo «dormir» con cuidado y esmero tapado como a niño recién nacido, se partía en dos en sentido horizontal. Entre capa y capa se iban colocando huevo duro cocido partido en lonchas, chorizo y unos buenos filetes de lomo, de los de la olla (productos de la matanza del cerdo). Las manos expertas volvían a recomponer el pan, sellaban bien las orillas y lo colocaban en la pala de madera que lo introduciría en el horno. Después de una hora (el tiempo de cocción dependía del horno), aproximadamente, se sacaba y se dejaba enfriar. Una vez frío, estaba listo para comer.

PAN GRANDE DE MASA MADRE

PAN GRANDE DE MASA MADRE

¿Tiene algo de especial este hornazo? Sí. Como todo el mundo sabe, el pan normal es una masa cuyos ingredientes esenciales son la harina, el agua y la sal, a la que se añade el hurmiento para que fermente. Para el hornazo, el agua se sustituía por leche. Esto era lo que tenía de especial este pan y lo acercaba a la torta.

Como ya escribí en su día,  esta especie de empanada es típica de varias zonas de España y en especial de Semana Santa. En sus orígenes era una rosca cuyo relleno era solo el huevo cocido, como nos dice Nebrija y repetirá Covarrubias en 1611 («rosca con huevos que se solían dar por Pascua de Flores») o Autoridades en 1734, y confirman obras literarias como El deleitoso, de Lope de Rueda, Peribáñez y el comendador de Ocaña, de Lope de Vega, Tanto es lo demás como lo de menos, de Tirso de Molina, etc. Por tanto, este era el ingrediente principal. El chorizo y el lomo son añadidos posteriores.

La explicación de que el relleno fuera el huevo es la siguiente. Durante la Cuaresma se guardaba el ayuno y la abstinencia de carne. Dentro de la abstinencia entraban aquellos productos que provenían de los animales, como los huevos. Por lo tanto, estos no se comían y se iban guardando cocidos para su conservación. Una vez que se levantaba la prohibición,  se aprovechaban para comerlos incluidos como relleno de una rosca de pan. Hoy son muy conocidos los hornazos de Salamanca que se consumen especialmente el Lunes de Aguas. Se podría decir que hoy se ha convertido en un producto gastronómico emblemático de la panadería tradicional de Castilla y León.

¿Y los de nuestra montaña?

Lo dicho hasta ahora no concuerda con la definición que sigue dando el DRAE en 2017: «Rosca o torta guarnecida de huevos que se cuecen juntamente con ella en el horno». Precisar que los huevos se cocían previamente y se añadía el chorizo y el lomo.

Rematemos esta parte con estos versos de la poesía popular que remarcan el carácter tradicional de este plato, recogidos por Julio Cejador en su obra La verdadera poesía castellana (1921):

Y, en viendo sus embarazos,
pensé traía en los brazos
muchas roscas de hornazos
que por Pascua solen haber.

LA UÑA

LA UÑA

Vamos ahora con el ESCALDÓN de La Uña.

Comenzaré diciendo que en los amasados, que se solían realizar cada quince días en los hornos presentes en buena parte de las viviendas o en las horneras, aparte del pan se podían añadir, dependiendo de las fechas y festividades del año, otros productos como la torta, el mazapán, las magdalenas, las patatas, etc.

TORTA DE ACEITE

TORTA DE ACEITE Y AZÚCAR

Se hacían diferentes tipos de tortas (masa de pan de forma circular, de unos tres centímetros de grosor y variable circunferencia): la que llamaremos torta normal, que era simple masa de pan; la torta que se recubría de azúcar o la que se «pintaba» con aceite antes de meterla en el horno, y la llamada ESCALDÓN. Precisar que en ocasiones la torta se mojaba con leche, como se sigue haciendo en la actualidad.

El escaldón era una torta con azúcar. Antes de meterla en el horno, se preparaban un buen número de trozos de unto (manto de grasa blanca que recubre las tripas del cerdo), a los que se les había quitado la piel, con una base puntiaguda, que se clavaban en la parte superior o cara de la torta. Después se espolvoreaba el azúcar por encima tanto de la masa de la torta como de los trozos de unto. Dentro del horno, el calor iba cociendo la masa y derritiendo a la vez el unto. El resultado final, después de unos minutos en el horno, era una torta impregnada con la grasa del unto y el ornato sabroso de crujientes chichos (lo que había quedado de los trozos del unto), que también se comían. Era el escaldón (de ESCALDAR), llamado así porque el calor había  «churruscado» el unto. Era propio de las fiestas navideñas, ya que en fechas anteriores era cuando se mataba el cerdo y se obtenía el unto que se colgaba en un varal para que se secara antes de ser utilizado en las morcillas o deshecho y guardado en las ollas: constituía el «aceite» montañés, junto con el que se hacía del tocino o se extraía del sebo.

unto-de-cerdo

MANTO DE UNTO SECO ENROLLADO

La palabra escaldón, para finalizar, se utiliza en otros lugares de la montaña, pero no con este significado. Se llama así a la persona que la gusta mucho el calor del fuego o al bollo que se hace con agua hirviendo. En Asturias, también se utiliza con este último significado y para designar el pan hecho con harina de maíz y escanda (especie de trigo) o lo que en castellano se llaman «ascuas».

¡Si nos hemos olvidado de cómo se preparaban estos productos alimenticios montañeses, que, al menos, no nos olvidemos de sus nombres!

NOTA: El escaldón que se cocinaba en Polvoredo tiene algunas diferencias con el de La Uña.

Publicado en ETNOGRAFÍA, La Uña, POLVOREDO | Etiquetado , , , , , , | 1 Comentario

EL RAMO DE NOCHEBUENA DE SALIO (LEÓN)

Salio es uno de los nueve pueblos de la montaña oriental leonesa que la presa de Remolina anegó a partir del 31 de diciembre de 1987. En el verano anterior tuve la oportunidad de encuestar a una de sus vecinas dotada de una prodigiosa memoria en la que guardaba un caudal de poesía tradicional. Tenía entonces 67 años y se llamaba LEONIDES PRIETO.

A esta informante se debe cuantos datos daré a continuación y que espero que aclare algunos de los puntos que José Manuel Fraile Gil no dejó claros en su libro titulado Romances de Salio (2001), donde incluye el texto del ramo.

Como indica el título del post, esta ceremonia religiosa se celebraba el día de Nochebuena en la misa de Gallo y, cuando realicé la encuesta, ya hacía 15 años que había cesado su representación.

SALIO ANTES DE SER DERRUIDO

SALIO ANTES DE SER DERRUIDO

Los ramos, que había dos como veremos más tarde, los preparaban las mayordomas reuniéndose en casa de una de ellas.

Uno de los ramos estaba formado por un soporte y un cuadrado. Era de madera. El cuadrado estaba forrado de tela y puntillas. En cada esquina llevaba una manzana y una naranja. Además, abundantes rosquillas completaban la oferta: 13 colgaban de cada uno de sus laterales.

El otro, también de madera, era de forma triangular. Adornado con puntillas. Este solo llevaba velas: seis en cada cateto y una en el vértice. Las de los lados eran más pequeñas que la del vértice, que era de cuarterón (115 gramos). Todas ellas blancas, de cera aclarada.

Los ramos eran portados por sendas mayordomas, que caminaban una al lado de la otra, precediendo al coro de mozas cantoras. Formaban estas dos grupos (de cinco o seis) que iban cantando alternativamente una estrofa cada grupo. Las estrofas son coplas de versos octosílabos con rima asonante en los versos pares, excepto el final que se canta ante el altar mayor que es una sextina.

Comenzaba el cántico cuando llegaba el sacerdote al pórtico de la iglesia. Allí se cantaba una parte. El resto dentro de la iglesia. Una vez que tenían el permiso para entrar las portadoras de los ramos y el coro, se dirigían hacia el altar mayor donde proseguía el cántico hasta el verso que dice «de María y su consorte». Finalizada esta parte, las mayordomas depositaban ambos ramos delante el altar de la Virgen. Iniciada la misa, en el ofertorio, al igual que el sacerdote ofertaba el pan y el vino y el mayordomo la caridad, las mayordomas realizaban como oferta los ramos. Finalizada la misa, se terminaba de cantar el ramo desde el verso que comienza «Buenos días, señor cura».

El ramo de las rosquillas se subastaba el día de Navidad, a la salida de la misa. El otro permanecía delante del altar de la Virgen hasta el día de Reyes.

 TEXTO CANTADO

[EN EL PÓRTICO DE LA IGLESIA]

Gracias a Dios que ya viene
ese señor sacerdote,
el que la misa nos dice
a las doce de la noche.

Aquí estamos en espera
al pie de este santo trono
a que nos abran la puerta
para ver ese tesoro.

Las puertas ya están abiertas,
vamos doncellas entrando
por esta sagrada iglesia
con este florido ramo.

Admitid, madre amorosa,
en vuestra casa lucida
cánticos de unas doncellas
que de amor vienen rendidas.

Vienen, rendidas, buscando
al Redentor de María,
deseosas de hallarle
y a su madre en compañía.

Tomemos agua bendita
que nos sirva de escalera
para subir a los cielos
a ver la sagrada Reina.

Apártense los señores,
déjennos calle y entrada
que vamos a visitar
a María Inmaculada,

a darla los buenos días,
que habrá venido cansada,
que ha sido largo el camino,
cinco días de jornada.

[DELANTE DEL ALTAR MAYOR]

El día diecinueve,
según la historia lo cuenta,
salieron de Nazaret
dejando casa y pobreza.

Caminan para Belén,
que es una ciudad muy bella,
donde los ángeles cantan
y el niño de Dios naciera.

Fue san José a la ciudad
y a la ciudad diera vuelta,
y entre amigos y parientes
la posada se la niegan.

Se vuelve para su esposa,
le dice de esta manera:
―Sabrás, esposa del alma,
que posada no se encuentra.

Y la Virgen le responde:
―Por eso no tengas pena,
que aquí ha de haber un portal
por no estar a la [inclemencia][1].

Se acercaron al portal
y, aunque sin luces de cera,
eran tantas las divinas
que todo le daba vuelta.

Se pusieron a cenar
de aquella vianda y pobreza
que es pan y poco pescado
que se gastaba en la tierra.

Y, después de haber cenado,
las gracias a Dios le dieron
y en medio de estas razones
las doce en punto le dieron,

cuando la Virgen María,
aquella sagrada Reina,
dio a luz un hermoso niño,
Rey de los cielos y tierra.

A las doce de la noche
nació el Autor soberano
que venía a redimir
a todo el género humano.

Admitid, madre amorosa,
de las mozas estos dones
y con ello recibid
todos nuestros corazones.

Recibid, madre amorosa,
recibid, casto José,
de las mozas de mi bando
aquesta corta merced.

Los pastores que habitaban
en tan alta serranía
determinan de bajar
a ver la Virgen María.

Las doncellas que habitaban
en tal altas serranías
determinan de bajar
a ver a la Virgen María.

– Aquí tienes, Virgen santa,
estas preciosas alhajas
para que hagas a tu hijo
unas muy lucidas fajas.

Ya bajaban los pastores
de toda la comarquía
a ofrecerle ciertos dones
y hasta traerle mantillas.

Ya no puedo decir más,
ya las lágrimas me corren,
ya no puedo dilatar
aquesta lengua tan torpe
para explicar los misterios
de María y su consorte.

[FINALIZADA LA MISA]

Buenos días, señor cura,
las santas Pascuas le damos,
las tenga usted muy felices,
quiera Dios de hoy en un año.

Quédate con Dios, María,
la del manto cristalino,
échanos la bendición
que nos vamos de camino.

Quédate con Dios, María,
esposa de san José,
hasta la misa del día
que te volvamos a ver.

IGLESIA DE SALIO

IGLESIA DE SALIO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

[1] La informante dice «clemencia».

Publicado en ETNOGRAFÍA, LITERATURA ESPAÑOLA, Literatura tradicional, SALIO | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

EL RAMO DE NOCHEBUENA DE RIAÑO (LEÓN)

Al igual que el resto de los ramos navideños leoneses que he publicado, la encuesta sobre el de Riaño fue realizada a mediados de los años ochenta del siglo pasado (1987), y hoy la daré a conocer.

En esa localidad de la montaña oriental leonesa encuesté a dos mujeres: una de edad ya avanzada, FELIPA MIGUEL DÍEZ, de 83 años, y otra de mediana edad, MARÍA VISITACIÓN MACHO BURÓN, de 49. De la primera procede la información general que daré a continuación.

iglesiarian%cc%83o1

IGLESIA DEL VIEJO RIAÑO

En esa época el ramo ya no se representaba (recordemos que estamos hablando de una ceremonia religiosa). Hacia 1949 había desaparecido su puesta en escena de la iglesia riañesa.

Tenía lugar el día de Nochebuena, antes del inicio de la misa de gallo.

Era el ramo natural: unas veces una rama «bien guapa» de pino y otras de acebo. Iba adornado con tiras de colores y como ofrenda llevaba rosquillas.

La preparación del ramo corría a cargo de las mozas que se reunían en casa de la mayordoma de la Virgen del Rosario para «vestirlo» y ensayar su cántico.

El ramo lo llevaba la mayordoma antes citada. En el pórtico de la iglesia comenzaba la ceremonia. Las puertas de la iglesia estaban cerradas. Una vez allí las mozas y la mayordoma, comenzaba la ceremonia pidiendo al sacristán que las puertas se abrieran. Se entraba en la iglesia y se «tomaba» el agua bendita. La comitiva se dirigía cantando hasta el altar de la Virgen del Rosario. Allí finalizaba el cántico. Las mozas formaban dos coros y cada uno iba cantando una estrofa alternativamente. Finalizado el cántico, la mayordoma depositaba el ramo junto al nacimiento, y se iniciaba la misa de gallo.

Lamentablemente ninguna de las dos personas encuestadas recordaba el texto completo del ramo, texto que, como se podrá ver, se organizaba en estrofas de cuatro versos octosílabos con rima asonante en los pares: coplas.

Doña Felipa solo recordaba los dos versos iniciales:

En este portal estamos
al sereno y a la helada…

Algo más logró recordar María Visitación, a pesar de ser más joven:

Abre, sacristán, la puerta,
que queremos entrar dentro
a ver al niño Jesús
la noche del nacimiento.

Las puertas ya están abiertas;
vamos, doncellas, entrando
a visitar a María
con nuestro florido ramo.

Tres puertas tiene la iglesia,
entremos por la del medio,
hagamos la reverencia
a la Reina de los cielos…

 

Publicado en ETNOGRAFÍA, Literatura religiosa, Literatura tradicional, RIAÑO | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

BIBLIOGRAFÍA DEL PADRE ISLA

Consultar un repertorio bibliográfico puede parecer una tarea inútil. Para algunos, incluso, un tormento. Pero para otros, algo necesario, imprescindible. Una forma de ahorrar mucho tiempo.

bibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliogra bibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliograbibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliogra

Consciente de lo afirmado, tengo que decir que estos trabajos van dirigido a dos tipos de personas: los que desean investigar la vida o la obra de un escritor, incluso una época, y los que simplemente pretenden acercarse o profundizar en esa vida o en esa obra, sin afanes científicos. Ciencia o sapiencia.

bibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliogrsbibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliograbibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliogra

Para los primeros es el punto de partida. Es un trabajo ya hecho. Mucho tiempo, esfuerzo y dedicación ahorran los repertorios bibliográficos.

bibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliogra bibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliograbibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliogra

Para los que simplemente se interesan por un aspecto concreto de la vida o de la obra, ahí tienen la ayuda: otros antes han investigado y les ofrecen la información que buscan.

padrer-isla-con-atuendo-de-abate-italianoY esto es lo que ofrezco con esta bibliografía, que yo calificaría de ciertamente completa, de José Francisco de Isla Rojo (1703-1781), el padre Isla, el azote de los malos predicadores del siglo XVIII.

bibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliogra bibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliograbibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliogra

Él contribuyó a modernizar España, cuando le dejaron, en la parcela de la oratoria sacra, al igual que otros lo hicieron en otros campos. Pero en el siglo XVIII fueron muchos los que se opusieron a esa modernización y ahogaron los deseos renovadores.

bibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliogra bibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliograbibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliogra

La España del siglo XX, incluso su heredera, la del siglo XXI, es lo que quiso ser en el siglo de los ilustrados y no pudo ser, porque no la dejaron. Allí se perdió el tren de la modernidad que tanto nos está costando coger.

bibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliogra bibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliograbibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliografíabibliogra

PINCHA AQUÍBIBLIOGRAFÍA DEL PADRE ISLA

 

 

 

 

Publicado en FRAY GERUNDIO DE CAMPAZAS, JESUITAS EXPULSADOS, LITERATURA ESPAÑOLA, ORATORIA SAGRADA, PREDICACIÓN, Siglo XVIII | Etiquetado , , , | Deja un comentario

BIOBIBLIOGRAFÍA DEL PADRE ISLA (1703-1781)

Un 25 de abril de 1703 nacía en Vidanes (León) un niño al que pusieron por nombre JOSÉ FRANCISCO. Sus padres eran José de la Isla Pis de la Torre y Ambrosia Rojo Cordido, trabajadores al servicio del marqués de Astorga.

ORIGINAL DEL ACTA DE NACIMIENTO DEL PADRE ISLA EN VIDANES

PARTIDA DE BAUTISMO DE JOSÉ FRANCISCO DE ISLA ROJO

Isla irá realizando estudios en diversas localidades leonesas y gallegas al ser trasladado su padre de lugar, siempre al servicio del marqués de Astorga. Así, lo encontramos en Monforte y Santiago de Compostela con los jesuitas entre 1716 y 1719. Este último año inicia el noviciado en la orden de la Compañía de Jesús en Villagarcía de Campos (Valladolid), en la que permanecería hasta su muerte acaecida en Bolonia (2 de noviembre de 1781) como consecuencia del destierro de los jesuitas dictado por Carlos III en 1767.

Su periplo vital en España, no exento de controversia, duda y persecución,  se desarrolló por varias ciudades españolas desempeñando labores propias de su condición religiosa: predicador, confesor y profesor. Y desde muy temprano, también como escritor.

colegiata03_big

COLEGIATA DE SAN LUIS, DE VILLAGARCÍA DE CAMPOS (VALLADOLID), ANTIGUO NOVICIADO DE LOS JESUITAS

Se inicia en el mundo literario con sus Papeles crítico-apologéticos (1726), alcanzando la fama literaria en 1758 con la publicación de la primera parte del Fray Gerundio de Campazas, sátira contra los predicadores barroquizantes que llenaban los púlpitos españoles. Al igual que don Quijote tuvo que ser armado caballero en una venta y no en un castillo como mandaban las normas de la caballería para iniciar su cruzada contra el mal, la injusticia y la protección de los más débiles, Gerundio Zotes también fue armado predicador para iniciar su cruzada religiosa. Esta se llevará a cabo creando un personaje que encarna todos los vicios de los predicadores del siglo XVIII; es un compendio de la ignorancia y del disparate. Así nos lo presenta su autor:

Al que no entienda los ergos o mira con tedio las arideces escolásticas, como tenga buena voz, buena memoria, buena presencia y mucho despego, hágote predicador de la noche para la mañana, y ármote de pujota en blanco caballero para el púlpito, como dos grandes legajos de papeles ajenos, buenos o malos. Con media docena de sermonarios impresos, malos o buenos, y bandéate como pudieras.

Obsérvese cómo en el fondo late una crítica despiadada contra el sistema educativo religioso español del momento, cuyos resultados eran funestos: predicadores del tipo de fray Gerundio.

Si estás interesado en la vida y la obra de este autor leonés, si quieres aproximarte a la complicada existencia de este jesuita que resultó ser el mejor novelista español del siglo XVIII, un perseguido por la Inquisición en España (en 1760 fue condenada y prohibida su obra),

iglesia-santa-maria-delle-muratele

IGLESIA DE SANTA MARIA DELLE MURATELLE (BOLONIA)

un desterrado de la Compañía de Jesús que vivió su exilio en Italia y que en lugar desconocido permanecen sus restos, un personaje que aún carece una biografía moderna, documentada y completa, aquí podrás encontrar en forma sintética, ordenada y documentada la cronología de su vida y de su obra hasta 1783:

BIOBIBLIOGRAFÍA DEL PADRE ISLA

 

 

 

Publicado en BIOGRAFÍA, LITERATURA ESPAÑOLA, SIGLO XVIII, PADRE ISLA | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

FRAY GERUNDIO DE CAMPAZAS Y DON QUIJOTE DE LA MANCHA

Vamos camino de terminar el año 2016, año cargado de efemérides que han recordado que hace cuatrocientos años moría Miguel de Cervantes Saavedra (22/04/1616), el escritor español más universal de todos los tiempos, autor de la famosa novela El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha (1605 y 1615).

Con la obra antes citada nace la novela moderna española, convirtiéndose en referente ineludible en todos los tiempos para los novelistas españoles. Y así sucedió en la segunda mitad del siglo XVIII, el siglo de las luces y la razón.

El 25 de abril de 1703 nacía en Vidanes (León) José Francisco de Isla Rojo, quien habría de ser conocido en el mundo literario como el PADRE ISLA, dado su carácter religioso, ya que a los 16 años ingresa en la orden de la Compañía de Jesús y en ella permanecerá hasta su muerte en Bolonia (02/11/1781) como consecuencia de su destierro. Fue enterrado en la iglesia de Santa María de la Muratele. Al igual que sucede con Cervantes, que sabemos que fue enterrado en Madrid en el convento de las Trinitarias Descalzas, pero en la actualidad se desconoce el paradero de sus restos, así sucede con el Padre Isla.

retrato-de-a-rodriguez

RETRATO DEL PADRE ISLA, DE ANTONIO Y PEDRO VICENTE RODRÍGUEZ (COMIENZOS DEL SIGLO XIX)

Es autor este leonés de la mejor novela española del siglo XVIII. Se publicó en dos partes: 1758 y 1768. Su título es el siguiente: Historia del famoso predicador fray Gerundio de Campazas, alias Zotes.

La finalidad del padre Isla es clara:

Siendo, pues, el fin único de esta obra desterrar del púlpito español los intolerables abusos que han introducido en él, especialmente de un siglo a esta parte […].

Si esa era su finalidad, el modelo al que debía seguir era evidente, el Quijote, novela cervantina que había acabado con los libros de caballería, uno de los géneros literarios más en boga y más leído en el siglo XVI y comienzos del siglo XVII. Y para tal fin, Cervantes creó un caballero andante, don Quijote, ridículo y paródico de todos los caballeros andantes que le habían precedido, llámense Amadís, Esplandián, Palmerín, Lisuarte, Belianís, etc.

fg-primera-edicion-de-la-primera-partePORTADA PRIMERA EDICIÓN

El padre Isla, sabedor de la dificultad de echar de los púlpitos a los predicadores barroquizantes, cuyo mensaje era ininteligible para los feligreses,  pero a los que divertían sus cambios de entonación y su disparatada y efectista gesticulación –acudir a escuchar sermones era una de las diversiones favoritas de los españoles del siglo XVIII-, intentará seguir el modelo cervantino y creará un predicador llamado fray Gerundio, personaje que encarnará a los que imbuidos de barroquismo y disparate llenaban las iglesias españolas dieciochescas. Él mismo confiesa su deuda con el Quijote:

Hasta que Miguel de Cervantes salió con su incomparable Historia de don Quijote de La Mancha no se desterró de España el extravagante gusto a historias y aventuras romanescas, que embaucaban inutilísimamente a innumerables lectores, quitándoles el tiempo y el gusto para leer otros libros que los instruyesen, por más que las mejores plumas habían gritado contra esta rústica y grosera inclinación, hasta enroquecerse. Pues, ¿por qué no podré esperar yo que sea tan dichosa la Historia de fray Gerundio de Campazas como lo fue la de don Quijote de la Mancha, y más siendo la materia de orden tan superior, y los inconvenientes que se pretenden desterrar de tanto bulto, gravedad y peso?

Si tenemos en cuenta los innumerables problemas que le causó dicha publicación al padre Isla al verse retratados en fray Gerundio predicadores de diversas órdenes religiosas, parece que algo de su propósito consiguió, y al igual que don Quijote dio vida al adjetivo quijotesco («Semejante a don Quijote de la Mancha, por sus acciones o por su aspecto»), fray Gerundio también engendró otro adjetivo, gerundino o gerundiano («Dicho de una expresión o del estilo: Hinchado y ridículo»), con el que comenzaron a llamarse a los predicadores, y a sus sermones, que se obstinaban en la prédica barroca, huera y efectista, fuera de tiempo y lugar.

Pues bien, para ver los paralelismos que existen entre don Quijote y fray Gerundio y cómo Cervantes actúa de guía y modelo del padre Isla, te invito a que leas el trabajo que publiqué en 1981 en la revista Tierras de León.

ESTRUCTURAS PARALELAS ENTRE FRAY GERUNDIO Y DON QUIJOTE

 

Publicado en CERVANTES NOVELISTA, NOVELA, SIGLO XVIII, PADRE ISLA | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

SIERO DE LA REINA (LEÓN): Origen y significado del término

Con este topónimo se denomina un pequeño pueblo y su territorio situados en el noreste de la provincia de León, en las estribaciones de los Picos de Europa. Es un pueblo de montaña, de clima frío en invierno, seco y caluroso en verano, a una altitud de 1180 metros aproximadamente. Se levanta en la encrucijada de dos riachuelos: el que proviene del puerto de Picones y el del valle de Valdeguiza, los cuales confluyen en el casco urbano. El territorio que comprende limita con el de Boca de Huérgano, Villafrea de la Reina, Valverde de la Sierra, Besande, Prioro y Pedrosa del Rey, todos ellos municipios de la provincia de León.

siero_de_la_reina__0201Fotografía reciente de Siero, en la que se puede observar el emplazamiento en la confluencia de dos valles.

Estas breves notas geográficas nos servirán de ayuda para acercarnos a este topónimo cuyo origen verdadero y significado primigenio, en la actualidad, se nos escapan. Así pues, todo lo que se diga al respecto se mueve en el terreno de las hipótesis, y como tales unas serán más creíbles que otras o puede que todas resulten poco creíbles. A gusto del lector. «El tratar de averiguar el origen de los topónimos siempre ha despertado el interés científico de los eruditos, y, afectivamente, la curiosidad del pueblo en general, pues los topónimos son nombres que se aplican a los lugares en que se ha nacido, en que se vive y en que quizá se muera o gustaría morir» (Javier García Martínez).

El punto de partida de la toponimia radica en la constatación de que los topónimos tienen una relación directa significativa con la realidad que les ha dado origen. En el momento de su creación (nacimiento) fueron palabras vivas de la lengua común, cuyo significado conocían los usuarios. El paso del tiempo, que todo lo borra, ha hecho en muchos casos -como el que nos ocupa- que permaneciera el significante (nombre), pero que el significado se haya ido perdiendo hasta resultar desconocido. De ser un nombre común ha pasado a ser un nombre propio.

Existen topónimos que no ofrecen dificultad interpretativa: así, en el territorio de Siero de la Reina, nombres como CASTIELLO (castillo, cuyos restos se conservan), VALDEHABLA (el valle que habla: su poderoso eco a todos nos ha llamado la atención), LA CORONA (parte superior de una montaña de forma circular y castro prerromano), EL PINEDO (lugar de pinos, aunque en la actualidad no quede ninguno), etc. Otros en cambio, se nos resisten: VALDEGUIZA, CAMPO SOSAS, VARGA ESPAYO, GARGALLO o SIERO DE LA REINA.

En este último topónimo hay que distinguir claramente dos partes: SIERO y DE LA REINA. Comencemos por la primera. El término SIERO no es privativo de este pueblo de la provincia de León; lo hallamos en la actualidad en Asturias (SIERO y POLA DE SIERO) y en Galicia bajo la forma de SIEIRO (en Lugo y Pontevedra). También se encontraba en el alfoz de Mayorga (León) y en las provincias de Burgos y de Valladolid;  hoy son zonas despobladas.

El término leonés comienza a aparecer ya desde el siglo X en documentos de la catedral de León, de la abadía de Sahagún (León) y del monasterio de Santo Toribio de Liébana (Cantabria), los cuales tuvieron en este territorio heredades. Bajo el nombre de SIARIO se halla atestiguado en el año 977 en un documento de la catedral de León y en otro del monasterio de Sahagún de 999. El término actual, SIERO, se registra ya en 1065, y con este nombre se hace referencia al castillo de la localidad en diversos tratados de paz entre los reinos de Castilla y de León, como los de Medina de Rioseco en 1181, Tordehumos en 1194 y Cabreros en 1206[1].

 Pero ¿qué significa? Para García Arias SIERO (en Asturias) es nombre de persona, quizá un repoblador germánico, que proviene de SIARIUS  y éste, a su vez, de SIARUS. Para J. Corominas SIERO proviene del latín SIDEREUM que significaría “tierra fría y escabrosa” o “frío riguroso”. Montenegro Duque cree que también viene de SIDEREUM, pero para él significaría “viento frío”. Así pues, coincidirían estos dos últimos filólogos en su origen y en el significado de “frío”. Largos inviernos pasados por nieve y frío soportan sus habitantes.

Otra de las hipótesis (M. A. Rabanal) es la que hace devenir SIERO de SIARIO y este, a su vez, de SIARIUM o SARIUM, que incluiría la raíz hidronímica prerromana SAR, que significa “fluir” (agua). Y entre agua vive y crece el pueblo de Siero: el riachuelo de Gargallo divide al pueblo en dos y el de Picones lo va lamiendo por uno de sus costados. Este sería también el origen del topónimo SALIO, pueblo desaparecido bajo las aguas del embalse de Riaño, o del hidrónimo SELLA, río que nace en Sajambre (León) y recorre sus tierras.

La última de las hipótesis (Roberto Gordaliza y J. M. Canal) está relacionada con la flora. SIARIUS vendría del latín SIUM o SION, ´sío`, hierba acuática semejante a la ´hierbabuena`, de la que ya habla Plinio, y que en la actualidad algunos identifican con el ´berro`. Como anécdota: en El CANALÓN (En el mismo pueblo: ladera del CASTIELLO hacia la carretera) son abundantes los berros, que creo poco tienen que ver con la hierbabuena y que crecen en las fuentes de agua fría, como dice la canción.

Nos queda la segunda parte: DE LA REINA. Dos hipótesis se han elaborado sobre la segunda parte del término. La más general y con mucho fondo de leyenda es la que la hace devenir de la palabra latina REGINA, ´reina`. ¿De qué reina estaríamos hablando? Nada se sabe con exactitud. Tradicionalmente se viene hablando de una reina llamada Constanza, que estaría enterrada en Espejos de la Reina. Para Antonio Valbuena era ésta la esposa de Fernando IV el Emplazado, rey de Castilla de 1295 a 1312; esta hipótesis hay que desecharla ya que dicha reina está enterrada en Sahagún (León).

J. M. Quadrado considera que se trataría de Constanza Enríquez (que no fue reina), hija de don Tello (1334-1370). Más fundamento parece que tienen quienes sostienen que se trataría de doña Berenguela, hija de Alfonso VIII de Castilla (1158-1214), casada en 1197 con Alfonso IX, rey de León. En las capitulaciones matrimoniales se dota a doña Berenguela con 30 castillos, uno de los cuales fue el de PORTELLA (Portilla de la Reina), los cuales quedarían en poder de ésta en caso de separación matrimonial, como así sucedió en 1204. En apoyo de la tesis de territorio perteneciente a la reina, sin que se concrete de cuál se habla, vienen las Adiciones al Memorial que escribió don Joseph Pellicer, año de 1672, de la casa de don Fernando de Tovar: «La Tierra de la Reina está situada en lo más accesible y áspero de las Montañas de León. Llamose así porque en muchas edades fue consignada a las Reinas de León, para el gasto de su bolsillo».

Otra teoría: la de quienes consideran que REINA es un hidrónimo y que nada tiene que ver con la realeza. Los pueblos que originariamente formaban Tierra de la Reina (Boca de Huérgano, Villafrea, Espejos y Barniedo) se hallan todos al lado de un río llamado sucesivamente Biarón, Bayones y Yuso. De acuerdo con esto, no derivaría el topónimo del latín REGINA, sino de un RIKINA,  cuya raíz celta REKA significa “curso de agua”. Así pues, tanto DE LA REINA como DEL REY (La desaparecida Pedrosa del Rey) serían términos hidrónimos. Según esta teoría, SIERO DE LA REINA tendría en su composición una doble raíz de naturaleza hidronímica, una duplicación, que se habría producido porque en el momento de añadir al topónimo SIERO el de DE LA REINA ya no se conocía qué significaba SIERO.

Hipótesis aparte, ¿cuándo pasó a pertenecer a Tierra de la Reina el Señorío de Siero? O lo que es lo mismo: ¿cuándo se produjo la unificación de los dos señoríos? No se sabe con exactitud, pero no antes del siglo XVIII. El primer señor de Tierra de la Reina y de Siero fue don Tello (casado con Juana de Lara de la Cerda y Haro, señora de Vizcaya), que murió en 1370 sin descendencia legítima. El 18 de febrero de  1371, Enrique II, hermano de don Tello, realiza varias donaciones a los dos hijos y cinco hijas de éste último habidos fuera del matrimonio. A Alfonso Enríquez (segundo de los hijos), entre otras, «Tierra de la Reina y Siero y sus lugares con todos los solariegos». Eran, pues, estados diferentes. Siero comprendía el pueblo, el castillo, Valverde y Besande. Lo mismo encontramos en  un documento de 1672, en el que se realiza la genealogía de los Tobar para solicitar a la reina regente Mariana de Austria le nombrase conde o marqués de Villamartín. A los pueblos antes citados, se añade Portilla como perteneciente al estado de Siero.

¿Desde cuándo Siero se «apellida» ´de la Reina`? Tampoco lo sabemos con exactitud. Habría que suponer una fecha relativamente tardía, ya que en documentos del siglo XVII Siero todavía es señorío independiente. Examinados algunos nomenclatores, hallamos lo siguiente: en 1785 el Conde Florida Blanca elabora el Nomenclátor de todos los pueblos del Reino y en él aparece ya  Siero dentro de la jurisdicción de Tierra de la Reina, pero sin la segunda parte del topónimo; en el de 1836, Siero; en el de 1863, Siero; en el de 1893, Siero de la Reina; en el de 1915, Siero. Una última referencia: en el célebre Diccionario geográfico-estadístico-histórico (1845-1850) de Madoz este pueblo leonés aparece bajo el nombre de Siero, aunque ya lo incluye en Tierra de la Reina.

Esperemos que estas pinceladas sobre toponimia sirvan de acicate y que alguien se dedique algún día a empolvarse en los archivos y a escribir la historia (pero documentada[2]) de SIERO DE LA REINA.

Para la etimología popular del topónimo SIERO, véase en este mismo blog mi entrada titulada ETIMOLOGÍA POPULAR.

PARA SABER MÁS:

  • FUENTE FERNÁNDEZ, Jesús, Habla de Tierra de la Reina, León, Bilbao, 1992.
  • GARCÍA MARTÍNEZ, Javier, El significado de los pueblos de León, León, 1992.
  • GORDALIZA APARICIO, F. Roberto y CANAL SÁNCHEZ PAJÍN, José M.ª, Tierra de la Reina. Historia y Palabras, León, 1996.

____________________________________________________________________

 

[1] En los documentos se puede leer «Siero de Riaño». De esta forma no ha lugar a error, ya que como he dicho más arriba también existían poblaciones con ese nombre en Asturias, Burgos y Valladolid, lo cual, al no observarlo, ha dado lugar a algunos errores.

[2] Por ejemplo: la ermita de san Miguel en Siero se hallaba en lo que hoy se conoce como «collao de san Miguel», al lado de El Castiello, y no en el cementerio actual, como he visto publicado. Sus restos, especialmente la planta, no ha mucho que se podían observar perfectamente.

Publicado en SIERO, Toponimia | Etiquetado , , , , | 2 comentarios

CURIOSIDADES BIOGRÁFICAS CERVANTINAS: (11) CALUMNIA, QUE ALGO QUEDA Y ALGUIEN SE LO CREERÁ

Después de diez capítulos en los que he intentado dar a conocer a todos los públicos –literatura para todos- algunos de los episodios de la vida de Miguel de Cervantes que me han parecido curiosos en el sentido de que llaman la atención por su rareza, desconocimiento o poco frecuentes, hoy cierro el ciclo con la mirada puesta en dos de los pecados achacados a nuestro escritor más universal –desconocidos del gran público- y con los que tuvo que luchar en vida y después, en muerte. Alguien los ha considerado como las dos lacras más infames de la época, que sin lugar a dudas le tuvieron que acarrear problemas. Y la verdad sea dicha, hoy son irrelevantes, pero entonces podían llevar al acusado ni más ni menos que a la hoguera: por tanto, nada de irrelevantes.

Estos dos pecados Miguel de Cervantes Saavedra parece que los soportó en vida no sin problemas, porque pudo defenderse con argumentos plasmados documentalmente, como veremos más adelante. Pero, después de que la crítica timorata los haya ocultado como ha podido, han vuelto a la palestra. Ahora Cervantes no se puede defender. Por ello, vuelven los autores de literatura pánico, que, sin fundamento alguno, solo valiéndose de su verborrea, como Fernando Arrabal, pretenden imputar al escritor alcalaíno. Estos pecados fueron el de su origen judío y el de sodomía o pecado nefando, hoy llamado homosexualidad.

1. ORIGEN JUDÍO DE MIGUEL DE CERVANTES

¿Era Miguel de Cervantes de origen judío?

Américo Castro, en su obra El pensamiento de Cervantes, sostiene la teoría de que Miguel de Cervantes era de origen judío. No aporta documento alguno que lo confirme y se basa en la hipótesis de que la abuela paterna de Cervantes, Leonor de Torreblanca, de médicos cordobeses, pudo ser de ascendencia judía, ya que la profesión médica se relacionaba con los judíos. Mera hipótesis.

Lo que sí se puede probar documentalmente es que tanto Miguel de Cervantes como sus padres y abuelos no eran de origen judío ni habían tenido problemas con  la Inquisición. En concreto, el licenciado Juan de Cervantes, abuelo paterno, no solo no había tenido problemas con la Inquisición, sino que formaba parte de ella como familiar (miembro seglar). Esta era desde finales del siglo XV (1480) el organismo encargado de velar por la limpieza de sangre de todos los españoles y porque en secreto no se practicara la religión judía o mahometana.

El 22 de diciembre de 1569, residiendo Miguel de Cervantes en Roma, su padre Rodrigo solicita en Madrid documentalmente que se realice el proceso de prueba de limpieza de sangre de su hijo al licenciado Duarte de Acuña, teniente de corregidor de la villa de Madrid. Se pide que se declare que Miguel es su hijo legítimo y que ni él ni su mujer ni sus padres y abuelos han sido ni son moros, judíos, conversos ni reconciliados por el Santo Oficio, declarando que han sido y son cristianos viejos (descendiente de cristianos sin mezcla conocida de moros, judíos o gentiles), limpios de toda raíz.

Los testigos presentados fueron Alonso Getino de Guzmán (alguacil de Madrid), Pirro Boqui y Francisco Muzaqui. El testimonio más relevante es el del primero, aunque los otros dos coinciden en lo esencial. Declara este bajo juramento ante el escribano (notario) Andrés de Ozaeta que Miguel de Cervantes es hijo legítimo de Rodrigo de Cervantes y Leonor de Cortinas. Que ni el hijo ni los padres han sido sambenitados (sambenito: vestidura penitencial impuesta como castigo por la Inquisición) ni castigados por el Santo Oficio y que son personas limpias de sangre y de buena vida.

El licenciado Duarte, una vez que ha visto y examinado las declaraciones de los testigos, ordena al escribano Rodrigo Vera que redacte una escritura pública en la que se certifique la petición de Rodrigo de Cervantes para que este la pueda presentar en juicio o fuera de él, donde le pareciere, firmándola junto con el escribano.

Ahora nos podemos preguntar el porqué y el para qué Rodrigo de Cervantes realiza este proceso de limpieza de sangre en favor de su hijo Miguel. No lo sabemos. Pero es muy probable que fuera exigido para que este entrara al servicio en Roma del que más tarde fuera cardenal, Julio Acquaviva.

Recordemos al efecto que en la España de los siglos XVI y XVII la limpieza de sangre era exigida para desempeñar cualquier puesto dependiente de la Iglesia, para entrar en los colegios mayores, para obtener cualquier título universitario, etc.

2. EL PECADO NEFANDO O DE SODOMÍA

Miguel de Cervantes estuvo cautivo en Argel desde finales de septiembre de 1575 hasta el 19 de septiembre de 1580 en que fue liberado.

Durante los cinco años de cautiverio organizó cuatro intentos de fuga, que fracasaron. El cuarto fracasó porque fue delatado por el dominico Juan Blanco de Paz. Llegó este cautivo a Argel en 1577 y allí permaneció hasta 1592. Durante el cautiverio conoció a Cervantes. Las relaciones no fueron buenas, como acabamos de ver, pues él fue el denunciante que impidió que tuviera éxito el intento de fuga de Cervantes. La recompensa que le dieron las autoridades argelinas fue un escudo de oro y una jarra de manteca. La recompensa pone al descubierto que Blanco de Paz era homosexual, ya que la manteca era de uso para la práctica del sexo anal. Añádase la existencia de diversos testimonios que reflejan la inquina de Blanco contra Cervantes. El dominico es el único acusador de que Cervantes había cometido en su cautiverio «cosas viciosas, feas y deshonestas». La deshonestidad se refiere a la conducta sexual.

Una vez que Cervantes fue liberado, permaneció en Argel hasta finales del mes de octubre. El 10 de dicho mes inició un proceso informativo sobre su estancia en Argel. Presentó un escrito ante su liberador, el fraile redentoristas fray Juan Gil, para que emita la información pertinente con testigos sobre su cautiverio, vida y costumbres, así como de otras cosas tocantes a su persona, para presentarla ante el Consejo de su Majestad, si fuere necesario. Actuó de notario apostólico Pedro de Rivera. Se elaboró un cuestionario de más de veinte preguntas, que se realizaron a once testigos. La que nos interesa ahora es la número 20 en la que se pregunta si se ha visto a Cervantes en algún vicio notable o ha dado escándalo con su persona. De las respuestas de los testigos, todas a favor de Cervantes como persona virtuosa, de vida recta, destacamos la del carmelita fray Feliciano Enríquez. Declara este que durante un tiempo fue enemigo de Cervantes, que oyó achacar a una persona (no revela su nombre) cosas viciosas y feas contra Cervantes, que realizó las averiguaciones pertinentes sobre la citada acusación y que encontró que las imputaciones eran una gran mentira.

Este documento es la prueba evidente de tres cosas: que a Cervantes se le acusaba de ser homosexual, que dicha acusación era vox populi y que todos los testigos que actuaron en el proceso informativo negaron la acusación. Por tanto, documentalmente no se puede sostener la acusación de la homosexualidad cervantina, máxime cuando viene de un enemigo que declara que es capaz de dañar y perjudicar a cualquiera de sus enemigos, aunque sea comprando falsos testimonios.

De regreso a España, Cervantes se encontraría con la desagradable sorpresa de que el bulo se ha difundido. Y este fue aprovechado por sus enemigos, entre los que se halla Lope de Vega con quien mantiene un enconado enfrentamiento a partir de 1605. De esa época o poco después y perteneciente a un poeta de su círculo ¿Pedro Liñán de Riaza? es el siguiente soneto denigratorio:

Yo que no sé de los, de li ni le—
ni sé si eres, Cervantes, co ni cu—;
solo digo que es Lope Apolo y tú
frisón de su carroza y puerco en pie.

Para que no escribieses, orden fue
del cielo que mancases en Corfú;
hablaste, buey, pero dijiste mu.
¡Oh, mala quijotada que te dé!

¡Honra a Lope, potrilla, o guay de ti!,
que es sol, y si se enoja, lloverá;
y ese tu don Quijote baladí

de culo en culo por el mundo va
vendiendo especias y azafrán romí
y, al fin, en muladares parará.

La interpretación de las palabras de cabo roto del primer cuarteto no es unánime. Para unos, CO- hace referencia a «coño», mientras que para otros se refería a «cornudo». Más unanimidad hay en la siguiente: CU- se referirá a «culo». Así pues, en este soneto se acusa a Cervantes de homosexual y cornudo, se vitupera su persona y se denigra su obra cumbre.

 

 

 

 

Publicado en Cervantes, CURIOSIDADES BIOGRÁFICAS CERVANTINAS, SIGLOO XVII, Sin categoría, VIDA DE CERVANTES | Etiquetado , | Deja un comentario

CURIOSIDADES BIOGRÁFICAS CERVANTINAS: (10) LAS CERVANTAS

Con el nombre de Cervantas, nombre cargado de connotaciones peyorativas por parte de ciertos usuarios, ha designado una parte de la crítica cervantina a un conjunto de mujeres que acompañaron a Miguel de Cervantes en su estancia en Valladolid desde 1604 a 1606. Todas ellas forman parte de su familia y tienen en común el defender con su vida una moral que no era asumida por la sociedad de su época. Se las considera de vida licenciosa y de laxa moral. Además, estuvieron implicadas en el caso Ezpeleta, por lo que tres de ellas estuvieron encarceladas junto a Cervantes y otras personas hasta que fueron declaradas inocentes.

CERVANTAS

LAS CERVANTAS, REPRESENTACIÓN TEATRAL SEGÚN LA OBRA DE IMMA CHACÓN Y JOSÉ RAMÓN FERNÁNDEZ

1. MUJERES EN LA VIDA DE CERVANTES

Varias fueron las mujeres que estuvieron en el entorno vital de Cervantes y dejaron en él su impronta. La primera de ellas fue su madre, LEONOR DE CORTINAS (¿1520?-1593). Natural de Arganda de Rey (Madrid), se casó con Rodrigo Cervantes en c. 1543.Tuvo siete hijos. Miguel es el cuarto. Participó activamente en el rescate de su hijo Miguel de 1580.

ANDREA se llamaba la hermana mayor de Cervantes (1544-1609).La familia Cervantes en 1563 se hallaba en Sevilla. Allí mantuvo Andrea una relación amorosa con el cacereño Nicolás de Ovando, con promesa de matrimonio por parte de este, de la cual nació Constanza (se desconoce el lugar). El matrimonio no se llevó a cabo. Hubo sustanciosa compensación económica por no cumplir la promesa de matrimonio. En Madrid en 1568 mantuvo relaciones amorosas con el rico genovés Juan Francisco Locadelo. En 1570, con uno de los Portocarrero. Su profesión era la de costurera. En 1605 vivían Andrea y Constanza en Valladolid con su hermano y tío: Miguel de Cervantes. En 1609, junto con su cuñada Catalina, entra en la Orden Tercera de San Francisco.

CONSTANZA DE OVANDO. No se sabe con exactitud ni la fecha de su nacimiento, ni el lugar ni la fecha de la muerte. En Madrid, tuvo dos promesas de matrimonio que se truncaron: en 1595 con Pedro de Lanuza, quien la indemniza con 1400 ducados, y que todos califican de escandalosa, y con Francisco Leal, quien indemniza con 1100 reales en 1608. Murió en Madrid el 22 de diciembre de 1624 y fue enterrada en el convento de san Sebastián, como su madre.

La segunda de las hermanas se llamaba LUISA (1546-1623). Nada tiene que ver con las otras dos hermanas. Nació en Alcalá en 1546 y allí murió en 1623. En 1564 ingresó en el convento de las monjas carmelitas descalzas de Alcalá, donde desempeño varios cargos como priora y abadesa.

La hermana pequeña de Cervantes se llamaba MAGDALENA (1552-1610) y nació en Valladolid. Muere en Madrid en 1610. Con 17 años (1569) se le conoce su primera relación amorosa: con Pedro Portocarrero. Se hizo cargo de su sobrina Isabel en agosto de 1599. En Valladolid (1604-1606) se hallaba con su hermano. Se la presenta ya como beata de la iglesia de san Lorenzo.

ISABEL DE SAAVEDRA (1584-1652) se llamó la hija que Cervantes tuvo en 1584 de la relación amorosa con Ana de Villafranca de Rojas, casada, tabernera de Madrid, que vivía en la calle Tudescos. Fue bautizada el 9 de abril de 1584 en Madrid en la iglesia de los santos Justo y Pastor.  A los trece años murieron sus padres y la recogió Magdalena, hermana de Cervantes. No tuvo buena relación con Cervantes. En 1606 se casó con Diego Sanz del Águila que murió en 1608. Durante el matrimonio mantuvo una relación adúltera con Juan de Urbina, relación de la que nació una niña, Isabel Sanz de Saavedra, que murió a los dos años. Se vuelve a casar con Luis de Molina. Murió en 1652.

CATALINA DE PALACIOS Y SALAZAR (1565-1626) se llamaba la mujer con la que Cervantes contrajo matrimonio en 1584 y con la que estuvo casada hasta el final de sus días en un matrimonio azaroso. Véase al respecto mi post  titulado CURIOSIDADES BIOGRÁFICAS-CERVANTINAS: (8) matrimonio rápido y raro, con separación matrimonial incluida.

2. EL CASO EZPELETA

El 11 de enero de 1601 se traslada la Corte española  a Valladolid. Los demandantes (legión), entre los que hay que incluir a Miguel de Cervantes, la siguen en busca de  medro social y económico.

PALACIO REAL DE VALLADOLID

PALACIO REAL DE VALLADOLID

Miguel de Cervantes llega a Valladolid en el año 1604, pasado el mes de agosto, con 56 años cumplidos y siendo ya un escritor conocido. Había comenzado a publicar poesía en 1567. En Madrid había gustado de las mieles del éxito teatral. De 1585 era su novela pastoril La Galatea y se halla en trámites para editar la primera parte del Quijote. El 26 de septiembre le conceden la licencia y privilegio de impresión en Valladolid.

Se instala en una casa nueva a las afueras de Valladolid, cercana al río Esgueva, en el Retiro de los Carneros, en el primero izquierda. Le acompañan su mujer Catalina de Salazar (39 años); sus dos hermanas Andrea (60 años) y Magdalena (52 años); la hija de Andrea,  Constanza (h. 39);  su hija Isabel (h. 20 años) y una criada joven llamada María de Ceballos. Las Cervantas.

El 27 de junio de 1605 es acuchillado frente a la casa en la que vive Cervantes el caballero navarro Gaspar de Ezpeleta a las once de la noche. Pertenecía a la orden de Santiago y era hombre mujeriego, a pesar de estar casado. Le socorren los vecinos de la casa de Cervantes y le instalan en el piso en el que vive doña Luisa de Montoya. Le atienden el cura y los médicos. Muere el día 29 sin haber confesado quien había sido el que le había herido mortalmente.

Inicia las pesquisas para esclarecer el caso uno de los cuatro alcaldes de casa y corte, Cristóbal de Villarroel. Interroga a 42 personas.  Entre ellas se encuentra Isabel de Ayala, avencidada en la buhardilla, natural de la ciudad de León, viuda del doctor Espinosa, de más de cuarenta años y beata de la iglesia de san Francisco. Declara que es público y notorio que en casa de Cervantes entran y salen caballeros que ella no conoce para escándalo y murmuración del vecindario. Entre ellos cita a Simón Méndez, asentista portugués, de quien dice que es público y notorio que está amancebado con la hija de Cervantes, Isabel. Igualmente declara que la viuda María Ramírez, segundo izquierda,  está amancebada con Diego de Miranda y que en casa de  la viuda Juana Gaitán entran de continuo señores con pajes, gente muy principal.

CASA DE CERVANTES EN VAKKADOLID

CASA EN LA QUE VIVIÓ CERVANTES EN VALLADOLID

Como resultado de todas las pesquisas, pero sobre todo teniendo en cuenta las declaraciones de Isabel de Ayala y sin tener constancia de quién había sido el matador, el alcalde Villarroel dicta un auto en el que encarcela el día 29 a las siguientes personas: Miguel de Cervantes; la hija de este, Isabel; Andrea y Constanza, hermana y sobrina de Cervantes; el portugués Simón Pérez; Juana Gaitán; Diego de Miranda, María Ramírez y otras cuatro personas más. No pudiendo probar su participación en la muerte de Ezpeleta, ni las acusaciones de la beata Isabel, les excarcelan el día 1 de julio. El 6 de julio les exoneran de toda culpabilidad. Se libraron de la cárcel Catalina, por no estar presente en Valladolid en la fecha, y Magdalena, que era beata de la iglesia de san Lorenzo y a la que Ezpeleta le había dejado en el testamento un vestido de seda.

El 4 de marzo de 1606 la Corte vuelve a Madrid. Ese mismo año Cervantes abandona Valladolid y se instala en Madrid en compañía de las Cervantas, ciudad que será ya su residencia hasta su muerte en 1616.

Este asunto ha dado origen a una novela histórica: Juan Eslava Galán, Misterioso asesinato en casa de Cervantes, Barcelona, Espasa, 2015. También a dos posturas diferentes: la feminista y la de quien considera a Cervantes poco menos que un proxeneta.

3. MUJERES CERVANTINAS

Las mujeres de las obras cervantinas se podría decir que nada tienen que ver con las que aparecen en las obras de los más ilustres escritores del Siglo de Oro: Quevedo, Góngora, Tirso, Lope y sobre todo Calderón. Se ajustan más al paradigma de las que han formado parte de su vida que del patrón general que defendía la ideología religiosa del momento. Solamente un ejemplo.

MARCELA

MARCELA

En el Quijote encontramos a la pastora Marcela. De ella se ha enamorado Crisóstomo, quien se suicidará al no ser correspondido. Célebre es el parlamento de Marcela (I, 14) dirigido a los amigos de Grisóstomo en el que explica su concepto de la mujer y del matrimonio. Defiende su libertad para elegir y se rebela contra los que piensan que la mujer en el matrimonio está sujeta a la voluntad del marido porque dicha sujeción está ligada a la condición femenina. He aquí algunos pasajes:

Yo nací libre, y para poder vivir libre escogí la soledad de los campos.

El cielo aún hasta ahora no ha querido que yo ame por destino, y el pensar que tengo que amar por elección es excusado.

Yo como sabéis tengo riquezas propias y no codicio las ajenas; tengo libre condición, y no gusto de sujetarme.

Publicado en Cervantes, LITERATURA ESPAÑOLA, SIGLOO XVII | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

SAN ANTONIO DE PADUA Y LOS PECES: RECREACCIÓN LITERARIA Y PICTÓRICA

1. POPULARIDAD DE SAN ANTONIO DE PADUA

La popularidad de san Antonio de Padua ha llegado a tales extremos que se puede afirmar que es conocido en todos los rincones del mundo cristiano. Por ello, se le conoce desde León XIII (1878-1903) como «el santo de todo el mundo». Este reconocimiento se comenzó a fraguar ya en su intensa vida, llena de viajes y predicación, aunque fuera corta en existencia, apenas 35 años. Su afán por difundir el evangelio y convertir a los infieles le ha valido dentro de la Iglesia católica el título de doctor evangélico desde 1946.


león xiii

LEÓN XIII

A san Antonio se le atribuyen numerosos milagros, algunos de los cuales habría realizado ya en vida. No obstante, son muchos más los posteriores. Han sido recogidos en las obras dedicadas al santo y que poco después de morir en 1231 comenzaron a escribirse. Del mismo siglo XIII estas seis son las más importantes:

Assidua (1232), anónima.
Leyenda segunda (anterior a 1239) de Julián de Espira.
Dialogus fratris Crescentii (1244-1247) de Crescencio de Jesi.
Leyenda Raimundina 1293) de Pietro Raymundi.
Leyenda florentina (segunda mitad del XIII), anónima.
Vita Beati Antonii de Ordine Fratrum Minorum (entre 1298 y 1317) de Jean Rigauld.

Y así hasta nuestros días se han ido escribiendo biografías del santo de Lisboa.

2. MILAGROS DE SAN ANTONIO HASTA EL SIGLO XVII

Como ya he dicho más arriba, los milagros atribuidos a san Antonio se hallaban en las obras dedicadas a su vida. Pero ya en el siglo XIV tenemos una obra específica dedicada a los milagros antonianos: se trata del Liber miraculorum, que forma parte de la Crónica de los XXIV generales, finalizada en 1374. El libro de los milagros se data hacia 1367. Es una recopilación que toma como fuente las obras biográficas antonianas de los  siglos XIII y XIV. Contiene 64 milagros: 34 realizadas en vida y 31 póstumos.

Con la llegada de la imprenta, a la difusión oral y manuscrita de los milagros de san Antonio, que seguía siendo la principal, se une la obra impresa, tanto en obras específicas como en las dedicadas a su vida. De todas ellas he seleccionado tres:

– Antonio de Santa María, La vida, y milagrosos hechos del glorioso S. Antonio de Padua, de la orden de los Menores, natural de la ciudad de Lisboa, en el Reyno de Portugal, Salamanca, 1588.
– Miguel Maestre, Vida y milagros del glorioso San Antonio de Padua: Sol brillante de la Iglesia, Málaga, 1601.
– Mateo Alemán, San Antonio de Padua, Sevilla, 1604.

3. EL MILAGRO DE LOS PECES

La predicación a los peces aparece por primera vez en la vida de San Antonio escrita por Juan Rigaud, pero el escenario no será Rímini como se ha popularizado, sino un lugar cercano a Padua.

La versión más difundida y popularizada sitúa el milagro en la desembocadura del río Marecchia en el mar en Rímini, ciudad costera de Emilia-Romaña en el norte de Italia. Y así lo ha recogido también la tradición pictórica.

RIMINI.PUENTE ROMANO

PUENTE ROMANO DE TIBERIO
SOBRE EL RÍO MARECCHIA EN RÍMINI

En la ciudad norteña de Italia se encontraba san Antonio predicando. El santo se encuentra en dificultades. Había muchedumbre de herejes (cátaros) que no lo querían escuchar. Entonces surge el milagro. Por inspiración divina se dirigió a la desembocadura del río en el mar y comenzó a predicar a los peces:

– Oíd la palabra de Dios, peces del mar y del río, ya que esos infieles herejes rehúsan escucharla.

Al oír las palabras de san Antonio, se congregó en la orilla una ingente cantidad de peces nunca vista, grandes, medianos y pequeños. Todos, con la cabeza fuera del agua, contemplaban y escuchaban a san Antonio. A sus palabras respondían abriendo la boca e inclinando la cabeza. Esto les decía:

– Bendito sea el eterno Dios, porque los peces de las aguas le honran más que los hombres herejes, y los animales irracionales escuchan su palabra mejor que los hombres infieles.

Llega la noticia a la ciudad. Sus vecinos, entre ellos los herejes,  se trasladan a la desembocadura del río y contemplan el milagro. Visto lo cual, los herejes caen de rodillas, escuchan a san Antonio y se convierten.

En aquella ciudad italiana permaneció varios días más san Antonio predicando con gran éxito y fruto evangélico.

Es otro de los milagros antonianos que tienen como protagonista a los animales (muy conocidos son los milagros de los pajaritos y la mula), seres irracionales, que se comportan mejor que los hombres, seres racionales. Se produce una humanización utilizada con fines apologéticos: hacer que los herejes le escuchen y se conviertan.

4. RIMAS SACRAS DE LOPE DE VEGA (1562-1635)

La recreación literaria a la que me refiero en el título es la que realizó uno de los mejores poetas españoles del Siglo de Oro Español, el Fénix de los ingenios, Félix Lope de Vega. La encontramos en sus Rimas sacras (1614). Es esta una obra compuesta de 100 sonetos y otro tipo de composiciones líricas (octava rima, glosa, romance, canción, etc.), fruto de un periodo de crisis espiritual impulsada por la muerte de seres queridos como su hijo o su mujer, que le llevarán al sacerdocio el 24 de mayo de 1614.

RIMAS SACRAS

Entre estos 100 sonetos, algunos de los cuales son los sonetos más bellos del Barroco Español, encontramos el dedicado a san Antonio. Se halla en la segunda parte (los 49 primeros hablan de Lope mismo) dedicada a los santos y a las festividades religiosas. Es el que lleva el número 83 y pertenece al grupo de los dedicados a los santos: Pablo, Pedro, Domingo, Laurencio, Sebastián y un largo etcétera.

Esta es la recreación lopesca de dos milagros de san Antonio de Padua en una misma composición literaria, información que le pudo llegar a través de la trasmisión oral o por la lectura de alguna de las obras impresas a las que he hecho referencia más arriba:

A SAN ANTONIO DE PADUA

SONETO LXXXIII

Antonio, si los peces sumergidos
en el centro del mar para escucharos
sacan las frentes a los aires claros
y a vuestra viva voz prestan oídos,

los que vivieren de razón vestidos,
y más quien por la patria debe amaros,
a la dulzura de esos hechos raros,
¿qué mucho que suspendan los sentidos?

Ya con el niño Dios, Josef segundo,
parecéis en los brazos, y él se ofrece
en figura de amor. ¡Qué amor profundo!

Tanto se humilla, y tanto os engrandece,
que, porque parezcáis tan grande al mundo,
Dios tan pequeño junto a vos parece.

Obsérvese que en los dos cuartetos reproduce lo esencial del milagro de la predicación a los peces y que en los tercetos se sintetiza la milagrosa aparición del niño Dios a san Antonio, uno de los motivos que se ha venido reproduciendo con insistencia desde el siglo XV en la pintura y en la escultura. Véase al efecto en este mismo blog mi post titulado «¿SABÍAS POR QUÉ SAN ANTONIO DE PADUA LLEVA AL NIÑO JESÚS EN SUS BRAZOS?»

Como representación pictórica he elegido el cuadro del pintor Asturiano Juan Carreño de Miranda (1614-1685), pintado en 1646, por ser casi coetáneo del texto de Lope.

JUAN CARREÑO DE MIRANDA

No solo este soneto dedica Lope a San Antonio, sino que también encontramos en esta misma obra una glosa en la que Lope de Vega desarrolla cuatro versos compuestos por él mismo y que repiten la misma idea que el último terceto del soneto: Dios se hace pequeño para engrandecer al santo. Este es el texto:

A SAN ANTONIO DE PADUA

Grande sois, Antonio, y tanto
que parece el mismo Dios
un niño cerca de vos,
Dios pequeño y vos gran santo.

GLOSA

En la corte celestial
es príncipe el Verbo Eterno
a cuyo nombre y gobierno
rinden obediencia igual
el cielo, tierra y infierno.
Grande son con blanco manto
los que están llamando santo
al Cordero de Sión;
mas cuanto ellos grandes son
grande sois, Antonio, y tanto.

Si mejor que donde anima
el alma vive en quien ama
tanto Dios la vuestra inflama
que el que por Dios os estima
por transformado os llama.
Y así amor junta a los dos
que Dios niño es alma en vos
y, aunque dentro, vese fuera
y la vuestra de manera
que parece al mismo Dios.

Si estar cerca a toda ley
del rey la privanza abona
tanto Dios os perfecciona
que tenéis al mismo rey
cerca de vuestra persona.
Tan amigo sois los dos
que el que es Dios cerca de Dios
tan grande inmenso y eterno
viene a ser por ser más tierno
un niño cerca de vos.

Dios hecho virtud unida,
aunque siempre es Dios quien es,
soberano portugués,
pone, para daros vida,
en vuestras manos los pies.
Digan de otros santos cuanto
puedan lengua, pluma y canto
que, aunque el ser de Dios tenéis,
Dios y vos en vos os veis
Dios pequeño y vos gran santo.

Publicado en Antonio de Padua, BIOGRAFÍA | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario