ROSARIO DE LA AURORA: (II) UN ROSARIO PECULIAR Y ORIGINAL

1. PROCEDENCIA

El Rosario de la Aurora que damos a conocer procede de Siero de la Reina (León). Se halla en un manuscrito que fue propiedad de su copista: Urbano de la Fuente. La copia data de c. 1930, y remite a un original anterior desconocido.

La ceremonia religiosa se celebraba al alba del Domingo de Resurrección. Tenía lugar fuera de la iglesia. La procesión salía de esta, recorría la calle hasta el cementerio del pueblo (extramuros)  y volvía al punto de arranque. Dejó de celebrarse en la década de los años cuarenta del siglo XX. Pudiera haber sucedido que al sacerdote, que no participaba en el rosario, no le gustara la estrofa que le dedicaban.

2. DATACIÓN DEL ROSARIO DE LA AURORA

Si de compleja calificábamos la historia del rosario, de más compleja y difícil se puede calificar la datación del inicio del de la Aurora por la escasez de estudios, sobre todo en la parte norte de la península.[1] Su rezo en el mes de mayo y en el de octubre en la ciudad de León a primeras horas de la mañana, los textos y noticias que todavía se conservan en las zonas rurales leonesas, son muestras de una extendida devoción por la geografía española, que arrancó del sur y fue subiendo hasta el norte y «que nacida en el siglo XVII, conoció su cénit en el setecientos, la de la Aurora María».[2]

El término aurora en este contexto hay que interpretarlo en doble sentido: denotativo y metafórico. Denotativamente con la palabra aurora nos referimos a la luz sonrosada que precede a la salida del sol. Es anunciadora del astro-rey. Por tanto, el rosario que lleva su nombre era el que se cantaba al alba del día. Metafóricamente, la aurora es María, precursora de la venida de su hijo Jesús, que es el sol.

La identificación de María con la aurora proviene de la Biblia, aunque el texto en origen no se refiere a ella. Aparece en el Cantar de los Cantares (6, 9), el Cantar más hermoso, como lo tituló la doctora Emilia Fernández Tejero. El coro es quien realiza esta pregunta al esposo refiriéndose a la esposa: Quae est ista quae progreditur quasi aurora consurgens?,´¿Quién es esa que surge como la aurora?`La aplicación a María, la Aurora, se realizó en el Medievo por autores cristianos que la vieron en sentido figurado como madre del astro rey, Jesucristo. Así lo harán Máximo el Confesor, san Pedro Damián, Adelmo de Malmesbury, Inocencio III, etc. Del Medievo pasó a la literatura del siglo de oro español: fray Luis de León, Lope, Góngora, Calderón, Moreto, etc. Y de los textos pasó a la iconografía, encontrándonos a finales del XVII con imágenes de la Virgen de la Aurora, advocación que parece estar ligada al culto mariano del rosario de esta parte del día.

El rezo del rosario en sus comienzos se realizaba en el interior de los templos. Solamente salía de la iglesia al recinto claustral y a la calle en primer domingo de octubre: fiesta de la Virgen del Rosario. La presencia en la calle de una forma más o menos constante comienza en Sevilla a finales del siglo XVII como una muestra de devoción popular y como ya he señalado. El primer Rosario de la Aurora, según Romero Mensaque,[3] tuvo lugar en Sevilla el día 7 de diciembre de 1690. Desde aquí se extendería por el resto de España y Sudamérica. Corrobora esta tesis de su origen las numerosísimas vírgenes que bajo la advocación de la Aurora se pueden encontrar en el sur de España.

3. EL TEXTO Y SUS CARCTERÍSTICAS

En la transcripción del manuscrito, con numerosas faltas de ortografía como corresponde a un campesino de principio del siglo XX y solo con las primeras letras, modernizo el texto adecuándolo a la vigente ortografía. Desconozco su procedencia, pero tiene vínculos claros con las cuarenta coplas del que se canta en Quintana del Pidio (Burgos) y que está publicado en el número 39 de la revista Cuadernos del Salegar.[4] Igualmente se puede decir que está emparentado con el texto editado en Valladolid en 1870 y que lleva por título Versos para llamar a el Rosario de la Aurora y despertar a los dormidos. No podemos decir lo mismo con los textos recogidos en su mayoría en Córdoba y en menor medida en Extremadura y Navarra, publicados en el Cancionero popular del Rosario de la Aurora.[5]

Establezcamos en primer lugar la diferencia general entre el rosario normal y el de la Aurora para una mejor comprensión de la singularidad del de Siero:

1.ª La hora: frente a la tarde o la noche, la primera hora de la mañana.
2.ª Lugar: en vez del recinto eclesiástico, se desarrolla por las calles de la localidad.
3.ª Oralidad: el rezo se sustituye por el canto de las avemarías, convirtiéndose la tradición musical en consustancial al Rosario de la Aurora.

A estas peculiaridades el de Siero añade lo siguiente: el texto, que en un principio no formaría parte del rosario, ya que es una llamada a participar en él tal como lo atestigua el título de la publicación antes citada o las Coblas catalanas que incluiremos al final, ha pasado a ser el elemento esencial del rosario, sustituyendo el rezo de las avemarías. Tal como aquí se nos presenta, ha dejado de ser simple llamada y se ha convertido en elemento integrante del rosario, junto con los misterios, el ofrecimiento de estos y el resto de las oraciones propias de esta oración. También se ha ajustado a los destinatarios: los habitantes del municipio, denominados labradores por ser esta la actividad económica fundamental. Estos rasgos son los que le convierten en original y peculiar.

Como se podrá leer más adelante, este rosario sigue la estructura general de dicho rezo: división en cinco misterios y con aplicación de los gloriosos por ser domingo. Las diez avemarías de cada misterio –como ya se ha dicho- han sido sustituidas por el canto de diez coplas de arte mayor, que no guardan relación alguna con la temática del misterio del que forman parte. Desde el punto de vista métrico, los versos endecasílabos son los predominantes, pero no únicos –por tanto, habría que hablar de anisosilabismo-, con rima asonante aguda en los versos impares (-A-A). Cada misterio finaliza con lo que se llama ofrecimiento del misterio, entre dos y tres estrofas que le sirven de glosa. El primero abarca tres redondillas de versos octosílabos y con rima consonante (abba); dos en el segundo, tercero y cuarto; en el quinto, dos conjuntos de seis versos: los dos primeros de cada conjunto son versos libres a los que sigue la redondilla. Si se toman los dos primeros versos de cada conjunto y se agrupan formarían una redondilla, por lo que cabe la posibilidad de que estén mal copiados estos doce últimos versos. Por ello, hemos reestructurado estos doce versos convirtiéndolos en tres redondillas, ya que así se da sentido al conjunto y se mantiene la estructura métrica de la redondilla.

Desde el punto de vista temático, las coplas que se cantan en el rosario abordan dos tipos de temas diferentes. Las que se entonan al final de cada misterio están referidas a la temática correspondiente a cada uno de los cinco misterios gozosos. Por otra parte, las coplas de cada misterio abarcan una temática amplia y variada, que nada tiene que ver con la de los misterios. Se refieren al rosario y a la Virgen como aurora, a la devoción del rosario y sus efectos, al rosario como devoción, al carácter inmaculado de la Virgen, a la consideración de la Virgen como flor, al carácter de María como auxiliadora, refugio de pecadores, al demonio, los preceptos eclesiásticos de la misa y el rosario, la pereza para no acudir al rosario, el sacerdote como ministro de Cristo, etc.

Para su desarrollo se necesita un oficiante, que es el que dirige e inicia las partes comunes que son rezadas, que puede o no ser el cura del pueblo; un coro o un solista que canta las estrofas y el pueblo que repite a modo de estribillo el terceto (A-A) que comienza Hermanos, venid… Como procesión que es, iría presidida por la cruz y los dos faroles.

En síntesis, el Rosario de la Aurora de Siero se ha formado sustituyendo las avemarías por estrofas cantadas sin relación temática con el misterio y añadiendo al final nuevas estrofas, estas sí relacionadas con él, que reciben el nombre de ofrecimiento del misterio. Se podría decir que está siguiendo el modelo del Rosario de la Buena Muerte, de larga tradición en la localidad, y que ya he publicado en este mismo blog.

Nuestra Señora de la Aurora. Iglesia parroquial Nuestra Señora de la Cabeza (Ogíjares)

 4. EL ROSARIO

Señaldelacruz y Señor mío Jesucristo

 PRIMER MISTERIO: La resurrección del Señor[6]

Hermanos, venid; devotos, llegad,
no dejéis de venir al rosario
por la pereza de no madrugar.

Al Rosario de la Aurora tocan:
si sois devotos y queréis seguir
por la senda preciosa del cielo,
salid de la cama, dejad de dormir.

Hermanos, venid…

Es María, concebida en gracia
en el primer instante del ser natural,
el amparo y refugio de cuantos
el santo rosario le van a rezar.

Hermanos, venid…

Nuestros pasos, aunque sin provecho,
solo se dedican para despertar
a los fieles para ir al rosario,
pero hacéis el sordo con gran suavidad.

Hermanos, venid…

Si con dulce alegría caminas
y el santo rosario vienes a rezar
dejarás confundido al fuerte
enemigo, dragón infernal.

Hermanos, venid…

Es María rosa más fragante
que el lirio morado del rico jardín,
azucena, clavel encarnado,
para los que al rosario quieren acudir

Hermanos, venid…

Es María la que a los cristianos
nos hace mercedes sin dificultad:
a los fieles para ir al rosario a la hora
más propia que es al madrugar.

Hermanos, venid…

Es María la que se complace
con santo Domingo como fundador:
sus devotos cantan el rosario
todas las mañanas con humillación

Hermanos, venid…

Labradores que estáis en la cama
levantaros luego, vamos a rezar
el rosario todas las mañanas,
que todos iremos luego a trabajar.

Hermanos, venid…

Si queréis lograr el socorro
al llegar el tiempo de necesidad,
ser devotos del santo rosario
si el reino del cielo queréis alcanzar

Padrenuestro, avemaría, gloria y ofrecimiento del primer misterio.

Virgen, divino sagrario,
vuestras glorias cantaremos
y en ellas <contemplaremos>[7]
los misterios del rosario.

Alegre sol que despierta
cielo y tierra, Virgen santa,
pues vuestro sol se levanta
de la noche de la muerte,

daros santo relicario,
almas, de albricias queremos,
pues ya libres cantaremos
los misterios del rosario.

Virgen, divino sagrario…

SEGUNDO MISTERIO: La ascensión del Señor a los cielos

Amados devotos cristianos,
todos reunidos hemos de cantar
el rosario todas las mañanas mientras
que los otros en la cama están.

Hermanos, venid…

No pongamos escusa ninguna
los días de fiesta, que su majestad
quiere oigamos misas y rosarios
en cumplimiento del precepto ya.

Hermanos, venid…

Es María la caña del trigo,
san José es la espiga y el Niño la flor
y el Espíritu Santo es el grano
y allí está metido por obra de amor.

Hermanos, venid…

Al rosario convida María,
levanta devoto con gran devoción,
porque sale por calles y plazas
a llenar de dones nuestro corazón.

Hermanos, venid…

El demonio tenía intentado
que el santo rosario no había de salir
y María llama a sus devotos
con campanas devotas y voz de clarín.

Hermanos, venid…

Sacerdote, ministro de Cristo,
levántate luego y acompáñanos
que María nos está esperando
con su hijo precioso que quiere salir[8]
y tú ahora te estás en la cama
y al santo rosario no quieres venir.

Hermanos, venid…

Si al santo rosario te llama,
cristiano, al punto la cama procura dejar;
lograrás sin duda las dichas que
estando en la cama no puedes lograr.

Hermanos, venid…

Pues al punto, devoto, levanta
y sigue mis pasos para alabar
a la Virgen María santísima,
Reina de los Cielos, madre de piedad.

Hermanos, venid…

Pues cristiano que me estás oyendo
y al santo rosario no quieres venir,
hoy la Aurora María te dice
que en la última hora no te ha de asistir.

Hermanos, venid…

Hoy la Aurora María te llama,
procura cristiano sus pasos seguir,
que, acudiendo al santo rosario,
al dragón infernal has de hacer huir.

Hermanos, venid…

Padrenuestro, avemaría, gloria, ofrecimiento del segundo misterio.

Virgen, recibid consuelo,
pues vuestro hijo glorioso
sube a triunfar victorioso
de la conquista del cielo.

Rendido queda el contrario,
las puertas abiertas vemos
si nuestra corona hacemos
de rosas de este rosario

Virgen, divino sagrario…

TERCER MISTERIO: La venida del Espíritu Santo

— Si te precias devoto mío,
luego de la cama procura saltar,
porque a todo aquel [que] madrugare
he dado palabra me ha de encontrar.

Hermanos, venid…

Si con ansia me buscas, cristiano,
y me esperas con fe y con caridad,
hallarás abundancia de bienes,
pues soy dispensora del Rey Celestial.

Hermanos, venid…

Rezarás mi rosario, devoto,
si intentas buscarme, porque, a la verdad,
perderá muchos bienes tu alma
si dejas vencerte de la flojedad.

Hermanos, venid…

Luego, pues, en rayando la aurora,
procura, si quieres la aurora goza<r>,
<manifestar>[9] que eres mi devoto,
pues que soy la Aurora divina sin par.

Hermanos, venid…

Para esto quiero que me digas,
junto con el ángel Gabriel sin cesar:
«Llena eres, María, de gracia
y madre del Verbo, reina universal».

Hermanos, venid…

Si, por estarte tendido en la cama,
el avemaría dejas cantar,
me despido de ser tu abogada
y mi patrocinio no te ha de alcanzar.

Hermanos, venid…

Mira por tu bien y venme [a] alabar,
deja[10] esa cárcel si quieres gozar
las delicias de que mi hijo santísimo
te tiene dispuest<o>[11] en el cielo imperial—.

Hermanos, venid…

— Pues, Señora, si <en esto>[12] consiste,
desde <aquesta>[13] hora palabra he de dar
de ser siempre vuestro fiel devoto
y así recibidme con benignidad—.

Hermanos, venid…

Es María la nave de gracia,
san José es el árbol y el niño el timón,
donde alegres se embarcan las almas
que van a carrera de su salvación.

Hermanos, venid…

Moradores de este feliz pueblo,
acompañadme todos a despertad,
que así todos tendremos propicia
a la madre de Dios, madre de piedad.

Hermanos, venid…

Padrenuestro, avemaría, gloria, ofrecimiento del tercer misterio.

Si del Espíritu Santo
os cubre aquel resplandor
que abrasa el alma de amor
y en vos resplandece tanto,

bien será divino erario
para que su gracia hallemos,
que por mil lenguas cantemos
los misterios del rosario.

Virgen, divino sagrario…

CUARTO MISTERIO: La asunción de Nuestra Señora a los cielos

El demonio [le] dijo a la Virgen
que el santo rosario no avía de salir,
y María, como capitana, llama
a sus devotos con voz de clarín.

Hermanos, venid…

Los faroles ya están encendidos,
por falta de gente no pueden salir;
veniz ángeles del cielo,
que los de la tierra no quieren salir.

Hermanos, venid…

Reza, pues, fervoroso el rosario
y en cada palabra ponte a contemplar
la excelencia, virtudes y gracias,
que en él se encierra el iris de paz.

Hermanos, venid…

Porque, advierte, que el ir al rosario
de otra manera será vanidad;
e<n>[14] lugar de coger dulces frutos,
todas tus cosechas de espinas serán.

Hermanos, venid…

Vasto campo ofrece cada ave
en que tus potencias se pueden pasar
no admitiendo varios pensamientos
y, si esto no haces, no será rezar.

Hermanos, venid…

Mira que Cristo te enseña
que, si tú lo quieres alcanzar
y lograr, sencillez, devoción y ternura,
a tus peticiones han de acompañar.

Hermanos, venid…

De otra manera serás presuntuoso,
vano y arrogante, y perderás
el amparo de la Virgen María,
aunque sea madre de Dios y piedad.

Hermanos, venid…

Serás ciego y así en los abismos,
sin otro remedio, vendrás a parar,
pues no habrá quien alumbrarte
si a faltarte llega la estrella del mar.

Hermanos, venid…

Pues ahora, cristiano, que tienes
tantas proporciones, pide sin cesar,
que María será tu abogada
y esta señora si te admirará.

Hermanos, venid…

Pecador, que no estás dormido
y al santo rosario no quieres venir,
ten cuidado el calor de la cama
no se te convierta[15] en fuego sin fin.

Hermanos, venid

Padrenuestro, avemaría, gloria y ofrecimiento del cuarto misterio.

<Alegraos>[16] subiendo al cielo,
pues el serafín adora
la parte en vos, gran Señora,
que con vos llevas del cielo.

La que fue de Dios sagrario
allá es bien que la adoremos;
ofrezcamos y cantemos
los misterios del rosario.

QUINTO MISTERIO: La coronación de Nuestra Señora por Reina de cielos y tierras

El demonio te tiene agarrado
los pies en la cama con gran suavidad
y te dice: «Detente, cristiano,
no vayas[17] ahora, que otro día irás».

Hermanos, venid…

Pecador obstinante y rebelde,
que entre tus deleites metido te estás,
si no asistes al santo Rosario
de la Aurora sacra, ¿donde pararás?

Hermanos, venid…

Enemigo del santo rosario
sin duda ninguna te pueden llamar
si no sales luego de la cama
y a la Aurora sacra vas acompañar.

Hermanos, venid…

Un devoto por ir al rosario
por una ventana se quiso arrojar
y la Virgen María le dijo:
«Detente, devoto, por la puerta sal».

Hermanos, venid…

Si la Aurora María te llama
y no la respondes con celeridad,
considera que ya llegará la hora
en que tú la llamas y no te oirá.

Hermanos venid…

La que esta ocasión te ofrece
como su refugio puedes alcanzar,
ven a saludar con el avemaría
y cuenta con ella con seguridad.

Hermanos, venid…

En oyendo a quien te llamare,

arrójate al suelo con celeridad,

no te dejes poseer de sueño,

que es letargo y tal vez mortal.

Hermanos, venid…

Ya está Cristo en la columna[18]
derramando sangre, pecador, por ti,
y tú, ahora, entre culpas mortales,
al santo rosario no quieres venir.

Hermanos, venid…

El devoto que más madrugare
a coger las rosas del santo rosal
ganará una corona de flores,
María la Virgen labrando la está.

Hermanos, venid…

Al balcón de los cielos se asoma
la blanca paloma, reina, emperatriz,
y los ángeles se muestran alegres
al ver que <el rosario ya va>[19] a salir.

Hermanos, venid…

Padrenuestro, avemaría, gloria y ofrecimiento del quinto misterio.

En vuestra coronación
es tan alta la alegría,
el cielo y tierra este día
están en admiración.

Vos, pues de Dios os tenemos
ya que con Dios relicario,
hacez que bien rematemos
las cuentas de este rosario.

Virgen, soberano erario,
rosa y estrella del día,
conservad, Señora mía,
los devotos del rosario.

Virgen, divino sagrario…

Un padrenuestro, avemaría y Gloria patri, María madre de gracia, credo y salve.

Urbano de la Fuente

5. COPLAS CATALANAS DEL ROSARIO DE LA AURORA

COPLAS_Page_1


[1] Para el sur, tenemos dos obras que pueden servir de referencia: Manuel Peláez del Rosal y Rafael Jiménez Pedrazas, Cancionero popular del Rosario de la Aurora, Córdoba, 1978; Carlos José Romero Mensaque, El Rosario de la Aurora y sus coplas: tradición y religiosidad en Sevilla y su provincia, Sevilla, 2007;

[2] Isaac Palomino Ruiz, «La Aurora María: notas en torno a su devoción en tierras granadinas», en Advocaciones Marianas de Gloria, San Lorenzo de El Escorial, 2012, p. 140.

[3] Carlos José Romero Mensaque, El Rosario en Sevilla, op. cit., p. 24.

[5] Vid. M. Peláez del Rosal y R. Jiménez Pedrajas, Op. cit.

[6] Los domingos, miércoles y sábados se rezaban los misterios gloriosos; lunes y jueves, los gozosos; martes y viernes, los dolorosos.

[7] templaremos en el manuscrito.

[8] Es evidente que aquí ha habido una modificación, ya que se ha sustituido la copla por una estrofa de seis versos sin estructura métrica definida. Parece como si se hubieran fusionado dos estrofas diferentes. En las coplas de de Quintana del Pidio, los dos últimos versos no se hallan y el cuarto  aparece redactado así: «con su hijo precioso lleno de fervor». Esta redacción parece más lógica, aunque tampoco respeta la rima asonante aguda de los versos impares.

[9] manifiesta en el manuscrito.

[10] He eliminado aquí la conjunción que del manuscrito por razón de sentido.

[11] dispuesta en el manuscrito.

[12] esta en el manuscrito.

[13] aquella en el manuscrito.

[14] el en el manuscrito.

[15] notesconvierta en el manuscrito.

[16] alegraros en el manuscrito.

[17] vaigas en el manuscrito.

[18] coluna en el manuscrito.

[19] del rosario ya van en el manuscrito. Corregido por razón de sentido.

Esta entrada fue publicada en Literatura religiosa, Literatura tradicional, SIERO y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s