DE TOPONIMIA: LAS VEGAS DE LA UÑA (LEÓN) Y EL PORQUĖ DE SU NOMBRE. (2) PERUJÁN, EL FRESNO

4. VEGA PERUJÁN

Se halla al inicio del valle de Riosol, a la izquierda, limitada por el río, el arroyo, y el monte. En la actualidad no es pradería. Es terreno común, formando lo que aquí se llama una campera. Esto no quiere decir que en su día no fueran prados.

20200426_212139

es un nombre de origen incierto. Según Ibán Eguzkitza, experto en toponimia vasca, PERUJÁN es una variante del vasco PERUJARÁN, nombre de un caserío existente en el municipio de Irún. Puede estar relacionado con el nombre propio PERU, pero también con el topónimo PELUAGA, PERUAGUA, presentes en el valle de Oiartzun. Significan estos “lugar donde hay huellas de cascos”. Teniendo en cuenta que -ARAN es un sufijo vasco que significa “valle”, PERUJARAN significaría “Vaguada de la casa Peluagua”. Es muy poco probable que el PERUJÁN de La Uña haya tenido su origen en el vasco por la distancia entre el municipio leonés y el de Irún.

La hipótesis más plausible, según Eguzkitza, es que se trate de un epónimo, nombre que tiene su origen en otro nombre de persona, animal o cosa. En este caso, nombre de persona.

En este caso, habría que partir de dos nombres: Pedro y Jan. Pedro procede del latín PETRUS, que en la Edad Media también se usaba en la forma PERO, por la pérdida de la dental, como se puede leer en el manuscrito del Cantar de mio Cid que utiliza siempre PERO. La -U final en lugar de -O sería un rasgo distintivo del leonés, donde en vez de -O y -E del castellano el leonés da respectivamente -U e -I. Esta sería su evolución fonética: PETRUM > PETRU > PEDRU > PERU.

Por lo que respecta a la otra parte del topónimo, JAN, tendría su origen en el latín JOANNES, que ha llegado a través del griego desde el hebreo, donde significa “Dios es misericordioso o piadoso”. Esta habría sido su evolución: JOANNE > JOANE > JANE > JAN. JAN sería una más de las abundantes variantes que ha dado el nombre hebreo en las diferentes lenguas del mundo.

En resumen, VEGA PERUJÁN sería una denominación toponímica medieval que significaría VEGA DE PEDRO JUÁN, con alusión clara a su dueño. Recordemos que en La Uña existe un topónimo cuyo origen está en el nombre de MARTÍN DÍEZ, submayordomo del rey leonés Alfonso VII (1126-1157), quien le donó estas tierras.

5. VEGA EL FRESNO

Se halla esta prácticamente a continuación de la anterior. Sus prados son propiedad de La Uña, aunque están enclavados en terreno del Ayuntamiento de Burón. Los límites son el río, dos arroyos y el monte.

20200426_012025

El nombre se debe a la presencia de un fresno en dicha pradería, árbol con carácter sagrado o simbólico. Este árbol es frecuente en los terrenos de La Uña y anexos, aunque en la actualidad no existe una superficie arbórea continuada de este árbol. Su presencia es esporádica. Añadir que en el casco urbano hay uno famoso y de todos conocidos: el fresno de la tía Mera.

El origen de la palabra castellana FRESNO se halla en la latina FRAXINUS. Esta fue su evolución: FRAXINUM > FRAXINU > FRAXINO > FREXINO > FRESINO > FREISNO > FRESNO.

En Asturias se conservan algunas variantes que proceden de la Edad Media: FREISNO, FRIESNU, FREISNU.

Esta entrada fue publicada en GEOGRAFÍA LINGÜÍSTICA, LA UÑA (LEÓN), LEONESISMO, LEXICOGRAFÍA, Toponimia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s