MICRORRELATOS DE PUEBLO

9. DESILUSIÓN PERSISTENTE DE UNA NIÑA
La cueva tiene forma de llave. El río la defiende, la hace casi inaccesible. Todas las niñas se paran delante de ella al pasar por la carretera. Su moradora, la vieja vestida de negro, pañuelo de la cabeza incluido, les regalará caramelos. Isolina se para una y otra vez delante de ella. Llama con voz potente, casi grita. No se produce respuesta. Cabizbaja, continua su trayecto.

Esta entrada fue publicada en La Uña, LEYENDA, MICRORRELATOS, MICRORRELATOS DE PUEBLO y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s