POESÍA ANÓNIMA DEL HIJO DEL CAMPO

35

PROFANACIÓN

Sentado en el trono (capitel) de su soberbia
contempla el semidiós
la mancha azulada,
rota y encrespada,
verde y dolorida.

Profana su corazón,
extrae sus entrañas,
le arroja sus excrementos.

Sigue en su tarea demoledora,
avanza en la técnica espacial,
conquista el pleniuniverso,
pero……no llega a ver a Dios.

La rebeldía le hace creer
¿quién más grande que yo?
El eco ronroneante de OTRO YO
estremece las concavidades del pleni-yo
(pleniagua).

La ola que se arrastra
en penoso bregar hacia la orilla,
pequeña-grande de indignación,
contesta con aleteo de su cola: YO.

Carcajada rutinante recorre
el antro terrestre
repitiendo
yooooooooooooooooooooooo.

Esta entrada fue publicada en POEMARIO, POEMARIO, LUIS DE VALDETÉ, POESÍA ANÓNIMA, POESÍA ANÓNIMA DEL HIJO DEL CAMPO y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s