POESÍA ANÓNIMA DEL HIJO DEL CAMPO

30

PIPONCILLA

Caña entrecortada,

comienzo flautista,

terminación enorgullecida

por el engullidor

de fibras aromáticas,

ribetes de vetas

rojizas y negruzcas,

fragua de tenues humos,

exhaladora de aromas embriagadores,

impronta para el sosiego,

dulce y, a la vez,

amarga para el cuerpo,

eso eres tú,

serás y has sido,

pipa, piponcilla.

(LUIS DE VALDETÉ)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en POEMARIO, POEMARIO, LUIS DE VALDETÉ y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s