LA PALABRA «UNIVERSIDAD»: Una lucha de 10 siglos por liderar la institución docente

ETIMOLOGÍA Y SIGNIFICADOS ACTUALES

La palabra española UNIVERSIDAD, al igual que buena parte de las que conforman el léxico de la lengua de Cervantes, es polisémica. Pero no todas sus acepciones están relacionadas con la enseñanza, como pudiera parecer en principio.

Procede la palabra universidad de la latina UNIVERSITATE(M), que significaba ‘universalidad’, totalidad’, ‘conjunto’. Derivaba, a su vez, este sustantivo abstracto del adjetivo UNIVERSUS –A –UM, con el significado de ‘todo’, ‘entero’, ‘universal’. Por eso, universidad forma parte de la familia léxica a la que pertenecen universo, universalidad, universal, universalísimo, universitario, universalmente y universalizar.

Estos son los significados que recoge actualmente el Diccionario de la lengua de la RAE:

  1. f. Institución de enseñanza superior que comprende diversas facultades, y queconfiere los grados académicos correspondientes. Según las épocas y países puedecomprender colegios, institutos, departamentos, centros de investigación, escuelas profesionales, etc. Universidad de Salamanca, universidades populares.
  2. f. Edificio o conjunto de edificios destinado a las cátedras y oficinas de una universidad.
  3. f. Conjunto de personas que forman una corporación.
  4. f. Conjunto de las cosas creadas.
  5. f. universalidad(‖ cualidad de universal).
  6. f. Instituto público de enseñanza donde se hacían los estudios mayres de ciencias y letras, y con autoridad para la colación de grados en las facultades correspondientes.
  7. f. Conjunto de poblaciones o de barrios que estaban unidos por intereses comunes, bajo una misma representación jurídica.

Lo primero que hay que decir es que el primer significado que da el DRAE no se corresponde con el que la palabra latina tenía y que el que más se acerca al original es el cuarto. Ahora habrá que demostrar cómo se ha invertido el orden en la prelación de significados para llegar al primero, que es el que todos conocemos y usamos, desde el tercero que es el primero en la Edad Media.

 UNIVERSIDAD Y ESTUDIO GENERAL DE BOLONIA

La universidad es una creación medieval. Pero en sus inicios, esta institución académica no se conocía con este nombre, sino con el de studium generale (ESTUDIO GENERAL). De él formarán parte escolares, maestros, autoridades y  otro personal.

El primero de ellos en el mundo occidental fue el de Bolonia (Italia). Se da la fecha de 1088 como la de su inicio. Es el momento en que un grupo de estudiantes contratan a maestros para que estos les transmitan su saber, les enseñen, mediante una retribución voluntaria que aportan los escolares. Así constituyen el estudium generale. Así pues, el protagonismo inicial y durante mucho tiempo lo tendrán los escolares, agrupados, como si fueran un gremio medieval más, en asociaciones llamadas universitates, con sus propios estatutos y gobernantes, independientes del poder municipal y eclesiástico.

Más de medio siglo tardaría el estudio boloñés en conseguir lo que se conoce como su carta fundacional. Será entre 1555 y 1558 cuando Federico I, emperador del Sacro Imperio Románico-Germánico, les conceda la constitución Authentica habita mediante la cual se establecen los derechos, reglas y privilegios del studium boloñés, especialmente de sus scolares y magistri. Estos fueron los dos privilegios más importantes concedidos: Libertad de desplazamiento de escolares y maestros por razones académicas (estudiar y enseñar) e inmunidad ante el derecho de represalia.

El estudio boloñés pronto adquirió fama internacional, especialmente por sus estudios de derecho, lo que provocó que acudieran a Bolonia estudiantes extranjeros en gran número. Estos, para defender sus intereses y defenderse de los abusos de las autoridades locales y rfeligiosas, crearon en el siglo XII asociaciones a las que llamaron universitas scolarium, debido al carácter universal de sus escolares. Se distinguían en estas universitates las de los ultramontanos (los que habían llegado a Bolonia cruzando Los Alpes) y los citramontanos (los italianos de fuera de Bolonia). Pronto se subdivirían en naciones y subnaciones. De 1252 datan los primeros estatutos conocidos de las universitates de Bolonia que tuvieron un gran peso en el estudio boloñés: estudiante era el rector y estudiantes formaban su consejo asesor. Hubo estudios generales españoles del Medievo que siguieron en su fundación el modelo boloñés, por lo que el rector era estudiante, como el de Salamanca, Sigüenza o Alcalá de Henares.

Por tanto, en un principio y durante un tiempo hay que diferenciar entre studium (institución educativa formada por diversas facultades al frente de la cual se halla un rector) y universitas (asociación de escolares). En italiano la palabra latina evolucionara a università.

 UNIVERSIDAD Y ESTUDIO GENERAL DE PARÍS

El otro gran studium generale europeo medieval fue el de París, cuya especialidad fue la de teología. Se da 1150 como la fecha de su creación: universitas magistrorum et scholarium Parisiensis. Desde sus comienzos encontramos ya las asociaciones (universitas) tanto de maestros como de escolares. En 1215, el legado del papal Roberto Courcon dota al estudio de París de estatutos propios para reglamentar las condiciones de la enseñanza en París. En ellos se hace referencia tanto a la universitas scolarium como a la universitas magistrorum. Así comienza la bula de Gregorio IX de 1231 para el estudio parisino: Dilecti filii magistri et universitas scolarium parisiensium vobis humiliter supplicantur. Dicha bula supuso el reconocimiento jurídico y académico de la palabra universitas. Al igual que en Bolonia, se diferencia claramente entre studium y universitas. Université será la palabra francesa procedente de la latina.

SIGLO XIII

Ahora continuemos en España.

Alfonso X El Sabio será quien primero regule la enseñanza de grado superior en España. Lo hará en Las siete Partidas (h. 1256).

Dedica a ello en la Partida II el título 31 que lleva el siguiente rótulo: «De los estudios en los que se aprenden los saberes y de los maestros y de los escolares».

Por razón del tema, solamente me referiré a la ley uno y a la diez. En la primera define qué es un estudio («ayuntamiento de maestros y escolares») y diferencia entre estudio general y estudio particular. El primero de ellos es el que se dedica a  los saberes de grado superior: gramática, lógica, retórica, // aritmética, geometría, música, astronomía, // cánones y leyes. A las siete artes liberales del trivium y quadrivium se añadía el estudio del derecho.  Quien tiene facultad para crearlo es el emperador, el papa o el rey. Reserva el nombre de estudio particular para las escuelas de villas o catedrales fundadas por el concejo o el obispo.

La ley 10 se dedica a los escolares. Aquí aparece el nombre de sus asociaciones: universidad de los escolares. Algunas de sus funciones son «ver y ordenar algunas cosas de su provecho comunalmente o hacer examinar a los escolares que quieren ser maestros». Es una agrupación gremial más del Medievo creada para velar y defender los intereses de sus asociados.

Así pues, observamos que el esquema docente de Bolonia y París se repite en España a mediados del siglo XIII, diferenciándose claramente entre el estudio general y la universidad de los escolares.

Del siglo XIII es también un documento importante para el estudio y universidad de Salamanca conocido como su carta magna institucional. Es la real cédula de Alfonso X El Sabio de 8 de mayo de 1254 en la que confirma los privilegios de la universidad de Salamanca y le da una reglamentación. Aquí queda claro, una vez más, que una cosa es el estudio general (institución dedicada a la transmisión de saberes integrada por escolares y maestros al frente del cual se halla el rector) y otra es la universidad de los escolares (asociación gremial). Solo citaré el comienzo: «como los escolares de la universidad del estudio de salamanca»[1]. Creo que queda claro que aquí no se habla de universidad en el sentido actual como se ha escrito repetidamente.

Como el propio Alfonso X había establecido en Las siete Partidas, será el papa o el emperador quien valide los estudios de grado superior. En el caso del estudio de Salamanca fue el papa Alejandro IV quien mediante la bula Dignum arbitramur de 22 de septiembre de 1255 conceda validez universal a los grados otorgados por el estudio de Salamanca (ius ubique docendi), excepto en París y Bolonia, restricción que fue abolida en 1333.

Un último documento citaré del siglo XIII. Es una carta del infante don Sancho del 23 de abril de 1282 que confirma los privilegios otorgados a los escolares del estudio de Salamanca por sus antepasados regios: «por hacer bien y merced a la uniuersidad de los escolares de Salamanca otórgolos los privillegios y las libertades y confírmoselos segun ellos los tienen del rey don Alfonso mío bisabuelo y del rey don Fernando mío abuelo y del rey mío padre».

SIGLO XIV

Para el siglo XIV citaré solamente cuatro documentos en los que se puede observar cómo todavía estaba claramente diferenciada la universidad de los estudiantes y el estudio general.

Del 7 de agosto de 1300 es una carta del rey Fernando IV en la que confirma los privilegios que tiene la universidad de los escolares de Salamanca y en la queda clara la diferencia entre universidad y estudio. Al comienzo de ella se puede leer: «por hacer bien y merced a la universidad del mi estudio de Salamanca». Y así finaliza: «mandé dar a la universidad delos escolares esta carta sellada con mío sello de cera colgado».

El segundo de los textos pertenece a la bula de Juan XXII de dos de diciembre de 1333: «Nuper siquidem ex tenore petitionis dilectorum filiorum rectorum, universitatis, doctorum et scholarium studii civitatis Salamantinae ac ipsius universitatis ac consilii civitatis ejusdem».

Lo mismo se puede leer en un texto en latín de 27 de octubre de 1343 en el que se concede un canonicato en Mondoñedo a Juan Pérez: Supplicant s. v. devotissimi filii vestri doctores, rectores totaque universitas scholarium vestri studii Salamantini.

Por último citaré una disposición del Juan I de Castilla del 18 de mayo de 1387 por la que se exime de dar posada regia a los universitarios salmantinos: «Nos el rey de Castilla, de León y de Portugal, por hacer bien y merçed a vos la universidad del nuestro estudio de Salamanca […] estudiantes del dicho nuestro estudio».

 SIGLO XV

En el siglo XV se continuó diferenciando universidad y estudio general, pero ya hay casos en los que la palabra universidad ha asumido el significado de estudio general. Se ha producido una sinonimia.

Ejemplo claro de la diferenciación pueden ser estos dos ejemplos. El 15 de septiembre de 1401 el rey Enrique III expide una cédula en la que confirma ciertos privilegios a la universidad y estudio de Salamanca. Quienes han realizado la petición son «el rector y colegio y estudiantes de la ciudad de Salamanca enviaron me». Y los destinatarios de la cédula serán «al rector y colegio y la universidad del estudio de la dicha ciudad de Salamanca». El otro ejemplo es de 9 de febrero de 1409, fecha que lleva la cédula real de Juan II por la que se concede el privilegio de tener carnicería propia a la universidad de Salamanca (escolares): «Sepáis que el rector y universidad del mi estudio de esa dicha ciudad me…»

En 1495 apareció la primera edición del diccionario de Elio Antonio de Nebrija (1441-1522), primer diccionario del castellano. Su autor fue estudiante de Salamanca y Bolonia y profesor de gramática y retórica de Salamanca y Alcalá de Henares. Por tanto, era un buen conocedor del sistema universitario español y europeo y de la terminología que se utilizaba en el ámbito de los estudios de grado superior en España en su tiempo.

La segunda edición y definitiva del diccionario antes citado, revisada por el propio autor, se publicó en Sevilla en 1516 con el título de Vocabulario de romance en latín. Tiene dos entradas para la palabra universidad, con significados diferentes. La primera se corresponde con el significado original de la palabra latina. Dice: Universidad de las cosas = universitas. El segundo recoge el significado docente: Universidad estudio = gymnasium, academia. Se podrá observar que en la segunda entrada equipara universidad y estudio,  y los identifica con los términos latinos gymnasium y academia, que indicaban respectivamente el lugar y el centro de enseñanza de grado superior. Creo que es un ejemplo claro de la sinonimia que se había producido ya entre universidad y estudio, ambos términos con el significado de institución docente. Aquí la palabra universidad no se utiliza ya como asociación de escolares, ha perdido su significado originario.

 SIGLO XVI

El siglo XVI será el siglo en el que la palabra universidad abandone ya su significado de asociación de escolares para utilizarse con el significado de institución académica, con el significado que la conocemos hoy. No obstante, encontraremos documentos oficiales en que todavía se utilizan indistintamente universidad y estudio o las dos a la vez.

De 1538 son uno de los varios estatutos que la Universidad de Salamanca tuvo en el siglo XVI. En la portada de su edición se lee Estatutos hechos por la Universidad de Salamanca. En el desarrollo de los diversos títulos podemos encontrar la palabra universidad sola o asociada con estudio, pero como términos sinónimos: «Por cuanto en esta universidad y estudio…por toda la universidad en claustro…Que estos estatutos no se puedan alterar sino fuer por la universidad

Existen abundantes ejemplos que confirman que la palabra universidad es la más utilizada, aunque no única. Solo citaré uno.

En una cédula del emperador Carlos V, de 31 de enero de 1539, en que se consulta al maestro fray Francisco de Vitoria sobre asuntos de Indias podemos leer: «Maestro Fray Francisco de Vitoria, catedrático de Prima de la Universidad de Salamanca…con los otros teólogos de esa universidad que a vos os pareciera.»

Como ya hemos dicho, el siglo XVI español fue prolífico en la fundación de universidades. Entre ellas nos encontramos con las del Nuevo Mundo, en cuya fundación se toma como referencia a alguna de las tres grandes peninsulares con las que se equiparan en privilegios.

En 1551 se funda la Universidad de Lima. En el documento fundacional de Carlos V encontramos referencias continuadas a estudio general: «Por cuanto fray Tomas de San Martín, de la Orden de Santo Domingo, provincial de la dicha orden en las provincias del Perú, nos ha hecho relación que en la ciudad de los Reyes de las dichas provincias está hecho y fundado un monasterio de su orden en el cual hay buen aparejo para se hacer un estudio general, el cual sería muy provechoso en aquella tierra […] que en el dicho monasterio hubiese el dicho estudio general con los privilegios, franquezas, libertades que ha y tiene el estudio y universidad de la ciudad de Salamanca […] haya el dicho estudio general el cual tenga y goce de todos los privilegios, franquezas y exenciones que tiene y goza el estudio de la ciudad de Salamanca.»

En una real provisión de Felipe II de 2 de octubre de 1562 por la que se concede a quienes se gradúen en la Universidad de Méjico los mismos privilegios que a los de Salamanca, se puede leer: «Por cuanto por nos está ordenado y mandado que en la ciudad de Tenustitán México de la Nueva España haya un estudio y universidad, la cual tenga y goce de todos los privilegios, franquezas y libertades y exenciones que tiene y goza el estudio e universidad de la ciudad de Salamanca.»

Finalizaré las referencias al siglo XVI con un diccionario extranjero, el Diccionario de Richard Percival (1591) en español, inglés y latín. La entrada universidad tiene las siguientes correspondencias: an universitie, universitas, academia. Ejemplo del triunfo de la palabra universidad sobre estudio general, aunque no era todavía total como veremos más adelante. La lucha por la prevalencia no había finalizado.

 SIGLO XVII

El diccionario más famoso del siglo XVII es el de Sebastián de Cocarrubias: Tesoro de la lengua castellana o española (1611). No recoge como entrada estudio general. En la de universidad, sigue apareciendo en primer lugar la acepción que está ligada al significado etimológico de la palabra latina, apareciendo en segundo lugar el significado actual: «Vale comunidad y ayuntamiento de gentes y cosas, // y porque en las escuelas generales concurren estudiantes de todas partes, se llamaron universidades, como la universidad de Salamanca, Alcalá, etc. // También se llaman universidades ciertos pueblos que entre sí tienen unión y amistad».

 SIGLO XVIII

Para el siglo XVIII utilizaremos el diccionario conocido como Autoridades (1739) de la RAE. Cinco son las acepciones que recoge para la palabra universidad. La primera sigue siendo la ligada a su significado etimológico. La relacionada con la institución docente es la tercera: «UNIVERSIDAD. Se llama asimismo el cuerpo o compuesto de los maestros y discípulos que enseñan y estudian en algún lugar determinado variedad de ciencias, y forman en él comunidad con subordinación a un superior, que llaman rector o maestrescuela. Tómase también por el mismo lugar en que está establecido.»

Este diccionario todavía recoge el término estudio general como equivalente a universidad: «ESTUDIO GENERAL: Universidad donde se leen y enseñan las ciencias y facultades mayores, como teología, filosofía, derechos civil y canónigo, escritura sagrada, medicina y otras, cuales son Salamanca, Alcalá, Valladolid, París, etc.»

HASTA NUESTROS DÍAS

Estudio general seguirá apareciendo como sinónimo de universidad en los diccionarios de la RAE. En la actual edición electrónica, la acepción número nueve de ESTUDIO es la siguiente: «Institución que da origen a la universidad».

La palabra universidad no tendrá como primera acepción de institución docente hasta la edición del Diccionario de la RAE de 1884.

Esta es, en forma sintética, la lucha de dos palabras, estudio general y universidad, que desde el siglo XIII han luchado en español por convertirse en la elegida para designar a la institución académica que todos conocemos hoy como UNIVERSIDAD.


[1] Modernizo la ortografía de los textos utilizados.

Esta entrada fue publicada en HISTORIA DE LA LENGUA, LEXICOGRAFÍA, UNIVERSIDAD y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s