DURACIÓN DE LOS ESTUDIOS DE GRADO SUPERIOR  EN EL SIGLO XVI (Las carreras universitarias de hoy): (2) Grados universitarios en la Universidad de Salamanca en 1538

Desde el siglo XII hasta el siglo XV se habían creado en suelo hispano 14 estudios generales, más tarde llamados universidades. Otras 14 se crearían en el siglo XVI, sin contar las del Nuevo Mundo.

En ese conjunto, ya en el siglo XVI se distinguían por su importancia universidades menores y mayores. El grupo de estas últimas lo constituían las de Salamanca, Valladolid y Alcalá de Henares. Entre estas, destacaba la de Salamanca. Era la universidad más prestigiosa, afamada e influyente por la variedad de sus enseñanzas, el prestigio de sus catedráticos y el alumnado más internacional. Por eso, tomaré como ejemplo del sistema de grados universitarios los que figuran en uno de los primeros estatutos de la Universidad de Salamanca del siglo XVI, el de 1538.

El punto de partida para el análisis de los grados universitarios hay que situarlo en el hecho de que la duración de estos en su consecución no era la misma en todas las universidades, y por ello en 1496 los Reyes Católicos intentaron poner orden en el sistema universitario español desde fuera.

Se había observado a finales del siglo XV que la duración de los diferentes grados en los estudios generales españoles (las universidades) era más nominal que real. La causa era que había muchos estudiantes que con excusas diversas conseguían licencias especiales para reducir los periodos de escolaridad, especialmente en las facultades de cánones y derecho civil. Lo que se establecía como excepción pasó a convertirse en práctica corriente y habitual, acortándose significativamente los años naturales invertidos para conseguir los grados.

Esa práctica fraudulenta daría lugar a la premática de los Reyes Católicos dada en Barcelona el 6 de julio de 1496, en la que se establecían dos requisitos para los licenciados en cánones y derecho civil que optaran a un puesto tanto en la administración civil como eclesiástica:

  • haber cursado los estudios durante al menos diez años (bachiller + licenciado) y
  • tener como mínimo 26 años.

A comienzos del siglo XVI la Universidad de Salamanca contaba con las facultades de cánones, derecho civil, artes, teología y medicina. Se regía por las constituciones que el 20 de febrero de 1422 le había dado el papa Martín V. Supusieron estas «la fijación de su organización constitucional hasta la reforma de las universidades realizada por Carlos III en 1771 […] guiaron el funcionamiento básico de la institución durante trescientos cincuenta años, adaptándose a los tiempos mediante distintos y sucesivos cuerpos de estatutos, que las fueron completando y matizando», como ha señalado Ana María Carabias Torres.

Uno de estos estatutos fue el de 1538. Por ello nos guiaremos en nuestro intento de precisar la duración de los bachilleres, licenciados y doctores por lo que se ordena en estas constituciones y en el citado estatuto.

Se aprobaron estos el 14 de octubre de 1538, siendo rector Diego de Córdoba. Se inician con la exposición motivada del porqué de nuevos estatutos:

Por cuanto en la universidad y estudio hay mucha diversidad de estatutos y confusión en el entendimiento de ellos, y porque hay unos contrarios a otros, para la buena gobernación de la dicha universidad hay necesidad de ordenar y hacer algunos estatutos.

Los grados que confería la universidad eran los de bachiller, licenciado y maestro o doctor. Estos dos últimos nombres representan el grado máximo académico de la universidad. Son dos nombres para un mismo título. Doctor se utiliza en las facultades de medicina, cánones y derecho civil. Maestro era el utilizado en las de artes y teología. Con el paso del tiempo se unificarían en uno: doctor.

El título XI regula la lengua vehicular de la universidad, que no era otra que el latín:

Estatuimos y ordenamos que los lectores [profesores] sean obligados a leer [dar clase] en latín y no hablen en las cátedras en romance, excepto refiriendo alguna ley del reino o poniendo ejemplos.

Por ello, el primer requisito que tenían que cumplir los alumnos que accedieran a la universidad para cursar el grado de bachiller era el de aprobar el examen de gramática (latín), como establece el título XXIV. Dicho examen se encomienda en estos estatutos al comendador Hernán Núñez de Toledo (1475-1553), catedrático de retórica en dicha universidad.

Ahora señalaremos de forma sintética lo establecido para los diferentes grados en cuanto a su duración.

GRADO DE BACHILLER

Común a todos los bachilleres era realizar el examen llamado de titulación (repetición) una vez cursados los años establecidos para cada especialidad También era común para todos el no poder realizar más de un curso por año académico. Este comenzaba el 18 de octubre, san Lucas, y finalizaba el 8 de septiembre, natividad de la Virgen María.

– ARTES: 3 años

– CÁNONES Y LEYES: 6 años

– TEOLOGÍA: se exigía tener el bachiller en artes; el de teología duraba 4 años.

– MEDICINA: se exigía tener el bachiller en artes; el de medicina duraba 4 años.

GRADO DE LICENCIADO

 Se exigía acreditar el título de bachiller en la especialidad en que se quería licenciar. Al finalizar los años de estudios, se sometían al examen de licenciatura. También se requería haber impartido un número de lecciones y en algunos casos, como medicina, haber realizado un tiempo de prácticas.

– ARTES: 3 años.

– CÁNONES Y LEYES: 5 años.

-TEOLOGÍA: entre 3 y 4 años.

– MEDICINA: 4 años.

GRADO DE DOCTOR O MAESTRO

Era el grado máximo universitario. Era una ceremonia de gran boato (que duraba varios días) y muy cara para el doctorando por los estipendios que debía pagar, y que se debía realizar en día no lectivo para no perturbar el normal funcionamiento de la vida docente. Contaba con un protocolo de realización pormenorizado en el que se detallaban todos los actos desde el comienzo de la fiesta hasta su finalización (Uno de los actos era una corrida de toros).

Para ser doctor o maestro no se necesitaba cursar nuevos estudios. Conseguido el título de licenciado se podía acceder a este.

En medio de los diferentes actos que llevaba la ceremonia de graduación de doctor o maestro, quiero referirme a dos de ellos, requisitos fundamentales de carácter eliminatorio y que tenían carácter público:

– El primero se conoce como declaración de vita et moribus. El doctorando lo realizaba delante del maestreescuela y los miembros del tribunal examinador (formado por el padrino y un mínimo de tres doctores o maestros). Consistía en una declaración jurada del aspirante sobre su limpieza de sangre (no tener en varias generaciones anteriores sangre judía o mora), ser hijo legítimo, carecer de antecedentes penales y certificado de buena conducta. Superado este requisito, se le comunicaba el día del examen.

– El segundo de los requisitos, en muchos casos mero trámite, era superar un examen ante un tribunal de doctores o maestros de su especialidad en el que el doctorando disertaba durante un máximo de dos horas y un mínimo de una sobre un tema que habría elegido de entre los tres que le habían correspondido por sorteo. Finaliza dicha exposición, un mínimo de tres personas presentarán argumentos al graduando, a favor o en contra, a los que deberá contestar (contrarréplica). Finalizada esta parte, el aspirante se ausentaba para que el tribunal votara. El resultado de la votación se le comunicaba otro día.

Así pues, pagadas las tasas correspondientes (entre ellas las establecidas para el tribunal examinador), demostrados sus orígenes sin mácula y su vida sin tacha, superado el examen de conocimientos, aprobado por el tribunal, el nuevo doctor o maestro asistía a la fiesta de graduación que tenía lugar en la que se le entregaba los símbolos de doctor o maestro: anillo de oro (desposorio con la sabiduría), birrete con la borla del color de su especialidad (símbolo del magisterio) y un libro (la ciencia que debe cultivar y difundir).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en SALAMANCA, UNIVERSIDAD y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s