LA UNIVERSIDAD DE PALENCIA: la primera de los reinos cristianos hispánicos medievales

Recientemente, doña María Josefa García Cirac (Benavente, 1969), consejera de Cultura y Turismo de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, declaraba en un medio de comunicación de dicha comunidad que la Universidad de Salamanca celebrará en 2018 los 800 años de su existencia, y añadía que había sido la primera universidad de España. La primera parte de su afirmación hay que considerarla como cierta, ya que los principales estudiosos del tema consideran que fue creada en 1218 por el rey leonés Alfonso IX. Sin embargo, la segunda es errada, ya que la primacía de las universidades creadas en la península Ibérica cristiana le corresponde a la de Palencia.

Antes de realizar una breve exposición demostrativa sobre la Universidad de Palencia conviene realizar dos precisiones.

La primera es de naturaleza terminológica. España, como nación, en el siglo XIII no existe. La península Ibérica en ese siglo es una realidad política formada por diferentes reinos, como se podrá observar en el mapa de Ricardo Chao de tiempos de Fernando II de León (1157-1188) y primeros tiempos de su sucesor Alfonso IX (1188-1230):

En ese mismo periodo los reyes de Castilla fueron Sancho III (1157-1158) y Alfonso VIII (1158-1214).

Recordemos, pues,  que Palencia pertenecía al reino de Castilla y que Salamanca era leonesa, dos realidades políticas diferentes que no confluyeron bajo la misma corona hasta 1230, año en que el rey de Castilla Fernando III (1217-1252) hereda el trono de León a la muerte de su padre Alfonso IX.

La segunda precisión se refiere a la fecha exacta del nacimiento de las universidades medievales (ayuntamiento de maestros y escolares, según Alfonso X, con poder para conferir títulos académicos), entonces llamadas estudios generales.

Estamos acostumbrados en nuestra era a saber la fecha exacta de la creación de los centros universitarios, y así conocemos el día en que fueron creados y mediante qué disposición. Así por ejemplo, la Universidad de León se creó por la Ley 29/1979, de 30 de octubre, sobre creación de las Universidades de Alicante, Cádiz y León y Politécnica de Las Palmas, firmada por el presidente del Gobierno Adolfo Suárez y el rey Juan Carlos.  Pero esto en la Edad Media no era así.

Según los estudiosos de la historia de las universidades españolas, fijar la fecha exacta del nacimiento de estos centros docentes en la Edad Media es harto difícil, ya que comenzaban a funcionar antes de que fueron reconocidos como tales por los poderes públicos, bien fueran estos religiosos o políticos. De ahí que se hable de universidades medievales de fundación papal, regia o imperial, según fuese su fundador el papa, el rey o el emperador. Así, se suele considerar la fecha de inicio de un estudio general la del primer documento conocido que se refiere a él, aunque no tenga carácter fundacional.

Ejemplo ilustrativo  de lo dicho más arriba es el caso de la Universidad de Salamanca. Vicente Beltrán de Heredia en Los orígenes de la Universidad de Salamanca (1953) establece que la fundación tuvo lugar en 1218 y que su fundador fue el rey leonés Alfonso IX. Lo hace no porque haya un documento fundacional como tal, sino basándose en la información que da Lucas de Tuy en su Cronicom mundi: El rey Alfonso IX, firmada la paz con su hijo Fernando rey de Castilla […] acuerda establecer el estudio general de Salamanca para lo que mandó llamar a maestros muy instruidos en sagradas escrituras. Como la paz se firmó en agosto de 1218, se deduce que el estudio general salmantino se fundó dicho año. Pero el reconocimiento oficial regio no llegaría hasta 1248 de la mano de Alfonso X. Para la sanción papal hay que esperar algo más: Alejandro IV en 1255.

Como ejemplo de todo lo que venimos diciendo, vamos a analizar la corta vida de la Universidad de Palencia (c. 1180-c.1275), que fue la primera que comenzó su andadura docente en los reinos cristianos medievales de la península Ibérica.

Tres etapas hay que diferenciar en tan corto e irregular recorrido docente del estudio general palentino.

ETAPA FUNDACIONAL (c. 1180-1208)

A la primera etapa se la conoce como la etapa fundacional. Es la que iría desde c. 1180 hasta 1208, fecha en la que comienza a ejercer como obispo de Palencia Tello Téllez de Meneses, obispo hasta 1246.

El estudio palentino habría nacido en tiempos del obispo don Raimundo (obispo de Palencia entre 1148 y1183) como un desarrollo de la escuela catedralicia palentina que ya venía funcionando, partícipe esta del renacimiento cultural que se produjo en el siglo XII en Europa y que trajo la mejora de sus planes y métodos de estudio, centrados en la enseñanza de la teología, la filosofía y las artes liberales. Tuvo, pues, un nacimiento similar al de las grandes universidades medievales europeas como la de Bolonia (1088), Oxford (1096) o París (1150).

CATEDRAL DE SAN ANTOLÍN DE PALENCIA

Ya en 1957 Cándido María Ajo González y Sainz de Zúñiga en el tomo primero de su Historia de las universidades hispánicas indicaba que «por los años 1184 a 1194 existía ya el Estudio General de Palencia: o si se quiere una conclusión más exacta: documentos oficiales y escritores cuasi coetáneos consideraron todos como tal al de esas fechas».

Dentro de esos documentos oficiales hay que citar los diplomas catedralicios. El análisis de estos diplomas de la catedral de Palencia, publicados en 1949 por Teresa Abajo Martín, revela que entre 1183 y 1208 había en el templo palentino un número considerable de maestros, hecho inusitado si se compara con lo que sucedía en las diócesis vecinas. Por ello, se toma este dato como indicio de que estaba ya en funcionamiento allí un estudio general.

A los diplomas hay que añadir el descubrimiento reciente de tres lecciones jurídicas  de Hugolino de Sesso (Italia), del último decenio del siglo XII, que habrían sido dictadas o escritas en la universidad palentina y que fueron dadas a conocer por Linda Fowler-Magerl en 1984.

Añádase que los primeros biógrafos de santo Domingo de Guzmán (1170-1221), todos ellos del siglo XIII (el primero fue el beato Jordán de Sajonia, que convivió con el santo), confirman que el santo de Caleruega (Burgos) había estudiado en Palencia durante diez años, seis de artes y cuatro de teología, comenzando c. 1185. Indican que en Palencia florecía por aquel tiempo un estudio general en el que abundaban los estudiantes y sobresalían los maestros por su pericia.

SANTO DOMINGO DE GUZMÁN

También aquí estudio artes Pedro González Telmo (Frómista, Palencia), más conocido como san Telmo. Teniendo en cuenta que murió en 1248 y que según sus biógrafos lo hizo de avanzada edad, hay que suponer que los estudios de artes los realzó en el siglo XII.

Otro alumno ilustre que estudió en el estudio palentino fue el riojano Gonzalo de Berceo (1190-1264), aunque este realizara sus estudios a comienzos del siglo XIII.

Así pues, se puede concluir que el estudio general de Palencia se habría fundado c.1180 y que en él existían las facultades de artes, teología y derecho. Habría nacido durante el reinado del rey castellano Alfonso VIII, quien se habría erigido en su protector.

ETAPA DEL OBISPO TELLO TÉLEZ DE MENESES (1208-1246)

La segunda etapa es la que coincide con Tello Téllez de Meneses como obispo de Palencia: 1208-1246. Durante su mandato, tomó bajo su protección el estudio general palentino convirtiéndose en su gran defensor, sobre todo una vez que muere en 1214 Alfonso VIII, el otro gran protector del centro palentino.

Dos de los historiadores más conocidos del siglo XIII ofrecen ya noticias de la existencia del estudio general de Palencia.

El primero de ellos es Lucas de Tuy (segunda mitad del s. XII-1249) quien en su Chronicom mundi (1236) escribe que por aquel tiempo el rey Alfonso mandó llamar a maestros en artes y teología y con la colaboración del obispo Tello erigió unas escuelas en Palencia. De acuerdo con este testimonio, esto tuvo que ocurrir entre 1208 y 1214, años en que coincidieron el rey (muere en 1214) y el obispo (nombrado en 1208).

ALFONSO VIII

El segundo de los historiadores es Rodrigo Jiménez de Rada (c. 1170-1247), quien detiene el relato histórico en 1243 en su De rebus hispaniae. Este atribuye la fundación de la universidad palentina al rey Alfonso VIII: «hizo venir a sabios de las Galias e Italia para que en su reino nunca faltase la doctrina de la sabiduría, reuniendo en Palencia maestros de todas las facultades a los que asignó grandes sueldos para que a cualquiera que buscase el estudio le fluyese como maná en la boca la sabiduría de las facultades».

El propio Jiménez de Rada informa de las dificultades por las que había pasado el estudio palentino, ya que dice que había estado interrumpido, pero que cuando él escribe estaba en funcionamiento: «Y aunque este estudio estuvo interrumpido, hoy todavía, por la gracia de Dios dura».

Este testimonio es un claro reflejo de las vicisitudes por las que pasó el estudio general palentino, a pesar de los esfuerzos del obispo Tello para dotarlo económicamente. A él se deben tres bulas del papa Honorio III. La primera es de 1220. Por medio de ella se restaura la universidad palentina a petición del rey Fernando III y el obispo Tello, ordenando que la cuarta parte de las tercias de la fábrica de todas las iglesias de la diócesis palentina se dedique a sufragar los gastos de mantenimiento y funcionamiento de la universidad palentina durante los próxmos cinco años.

HONORIO III

De 1221 es la segunda bula de Honorio III. Por medio de lla pone bajo su protección la citada universidad.

La tercera es de 1225. En ella prorroga por otros cinco años la aplicación de las tercias eclesiásticas para el funcionamiento de la universidad.

En 1228 se celebró en Valladolid un concilio eclesiástico nacional. Uno de los acuerdos alcanzados lleva por título De beneficciis illiteratis. En él, se establece que para tornar a su estado el estudio general de Palencia los maestros que allí imparten docencia, sea cual sea su especialidad, y los escolares de teología no tienen obligación de residir en aquellos lugares en los que perciben algún beneficio eclesiástico. Este permiso se estableció por cinco años. Se ha de tomar este acuerdo conciliar como prueba inequívoca del decaimiento del estudio palentino a pesar de los esfuerzos que para mantenerlo vivo realizaba el obispo Tello.

Y poco más se sabe de dicho estudio hasta la muerte de su protector, el obispo Tello, ocurrida en 1246, ya que no existe documentación al respecto, como pudieran ser los libros de matrícula, los estatutos o los libros de toma de posesión de las cátedras.

TERCERA Y ÚLTIMA ETAPA

Muerto el obispo don Tello, restaurador, patrocinador y defensor a ultranza del estudio general de Palencia, este inicia su decadencia, aunque en 1263 todavía estaba en funcionamiento.

A petición del obispo palentino Fernando (1256-1265), el papa Urbano IV otorga el 14 de mayo de 1263 una bula dirigida al propio obispo y al cabildo catedralicio en la que los contenidos más interesantes son los siguientes:

– El obispo solicita el favor apostólico para la reformación del estudio general palentino.

– La causa: el estudio se hallaba cerrado con gran perjuicio para la diócesis palentina.

– El papa concede al estudio general palentino los siguiente: «que todos y cada uno de los doctores y escolares que estudien en la misma ciudad y en cualquier facultad que lo hagan, gocen de los mismo privilegios, indulgencias, libertades e inmunidades de que gozan los maestros y escolares de París o de otros lugares  donde exista estudio general».

URBANO IV

A pesar de la bula papal y de sus concesiones, el estudio palentino debió cerrar pronto, aunque no se sabe cuándo cesó su actividad académica por falta de documentación.

Las causas que se han señalado son dos:

– la competencia de los vecinos estudios generales de Valladolid (¿?) y Salamanca (1218),

– y, sobre todo, la falta de recursos económicos normales, suficientes y constantes, como ha señalado Jesús San Martín, al negarse los recaudadores laicos de las rentas eclesiásticas a entregarlas al obispo y poder disponer este de ellas para sufragar los gastos de funcionamiento del estudio general palentino.

COLOFÓN

El primer estudio general (universidad) de los reinos cristianos hispánicos fue el de la ciudad de Palencia, que comenzó a funcionar como tal hacia 1180 y se extinguió poco después de 1263.

Su trayectoria docente fue irregular, pues en varias ocasiones se interrumpió su actividad académica.

En él se enseñaban artes, teología, cánones y derecho.

No fue trasladado ni a Valladolid ni a Salamanca, como tantas veces se ha repetido, por la sencilla razón de que estos tres estudios generales coexistieron.

Su cierre se debió fundamentalmente a la falta de los recursos económicos necesarios para su funcionamiento.

Otra incógnita sobre esta universidad es el edificio o edificios en los que estuvo ubicada. Nada se sabe al respecto. Habría sucedido lo mismo que con las grandes universidades europeas del siglo XIII (Bolonia, París Oxford), que no tuvieron edificio propio.

Por último, la escasez de documentación sobre esta universidad hace difícil reconstruir su corto devenir académico.

 POSTDATA

A la universidad de Salamanca, fundada en 1218,  sí que le cabe el honor de ser la primera universidad española de las que actualmente imparten docencia, pero no ser la primera que comenzó su andadura en los reinos hispánicos cristianos de la Edad Media, que le corresponde a la desaparecida universidad de Palencia.

MONUMENTO A LA UNIVERSIDAD DE PALENCIA

Para los interesados en el tema de la universidad de Palencia se recomienda la lectura de tres obras fundamentales:

– Jesús San Martín, La antigua universidad de Palencia, Madrid, 1942.

– Cándido María Ajo González y Sainz de Zúñiga, Historia de las universidades hispánicas. Orígenes y desarrollo desde su aparición a nuestros días. I Medievo y Renacimiento universitario, Madrid, 1957.

– Margarita Torremocha Hernández (coord.), El Estudio General de Palencia. Historia de ocho siglos de la Universidad Española, Universidad de Valladolid, Valladolid, 2012.

Esta entrada fue publicada en UNIVERSIDAD y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s