LAS MONTAÑAS DE LEÓN EN LA LITERATURA: EL QUIJOTE

El día 25 de mayo tuve ocasión de participar en las jornadas Cervantes por León, organizadas por SOFCAPLE. Lo hice en la Biblioteca Pública de León disertando sobre un tema que mi condición profesoral me había llevado a prestar atención en la explicación del Quijote a los alumnos de Bachillerato: el tema leonés.

Como el tiempo en estos casos está siempre tasado, lo circunscribí a las montañas de León en la obra cervantina, con especial dedicación a la historia del cautivo.

El Reino de León a finales del siglo XVI y comienzos del XVII no tiene unos límites geográficos perfectamente definidos, como los tiene hoy la provincia que lleva su nombre. Se consideraba como tal el territorio delimitado por el río Duero por el sur, el Pisuerga por el este, una larga cadena montañosa por el norte y el río Burbia por el oeste.

Esto lo podemos apreciar en el mapa que los cartógrafos BLAEU publican en 1640:

Esa cadena montañosa que se ve cómo recorre dicho reino en su vertiente norte, desde Lugo hasta las Asturias de Santillana, se la conocía como «montañas de León». Las montañas que encontramos por el suroeste ya se llamaban entonces «Montes de León».

En el plano literario, las montañas del Reino de León las encontraremos ya en obras de la Edad Media y después en el Siglo de Oro español, con un doble significado: denotativo (cadena montañosa) y connotativo (vida pastoril y cuna de nobleza).

Cuando Cervantes (1547-1616) escribe y  publica La Galatea (1585) y el Quijote (1605/1615), las citadas montañas las conoce a través de ese mundo literario y del contacto que pudo establecer con la trashumancia, amén de las relaciones personales. No se hace necesario desplazar el origen documentado de su nacimiento desde Alcalá de Henares hasta las tierras leonesas (indocumentado).

TRASHUMANCIA

Y Cervantes sabía que las montañas de León eran algo más más que un referente geográfico. Su uso lo sobrepasaba. Se utilizaban en la literatura por sus connotaciones, por lo que tenían detrás de sí, por su valor de tópico literario.

Las encontraremos en su novela pastoril (mundo de los pastores literarios) y en la famosa historia del capitán cautivo (nobleza guerrera heredera de los godos que lucha contra el infiel, cautivada por el moro y liberada por un jugoso rescate).

NOBLEZA DE MONTAÑA: CASA SOLARIEGA DE PUEBLA DE LILLO

Todo ello lo encontrarás ampliamente documentado en el siguiente enlace:

LAS MONTAÑAS DE LEÓN EN LA LITERATURA. EL QUIJOTE

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cervantes, VIDA DE CERVANTES y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s