SAN BLAS: santo protector de la garganta y muy presente en el refranero español

Día 3 de febrero de … SAN BLAS

1. UN POCO DE HISTORIA

Es san Blas, obispo y mártir, uno de los santos de la Iglesia más populares perteneciente al grupo de los que son conocidos como AUXILIADORES, pero carente de consistencia histórica. La mayoría de lo que de él se cuenta se basa en la leyenda. Según esta, habría vivido en Sebaste (Armenia), donde fue obispo y sufrió el martirio en tiempos del emperador Licinius (307-323), hacia el 316.

Fue uno de los santos más populares durante la Edad Media tanto en Oriente como en Occidente, sin que se conozca el motivo. Quizá haya sido por ser invocado en los males de garganta (tan habituales en el género humano). En el siglo VI, el griego Aecio de Amida, autor de una enciclopedia médica (Dieciséis libros médicos) en la que compendia el saber médico del Imperio Bizantino, citaba su intervención como un poderoso remedio contra las enfermedades de garganta.

SAN BLAS , DE HANS MEMLIG (1491)

SAN BLAS , DE HANS MEMLIG (1491)

Esta protección, según Santiago de la Vorágine y su Leyenda Áurea (h. 1264), proviene del siguiente hecho. Cuando Agrícola, gobernador de Sebaste,  ordenó a sus soldados que detuvieran a san Blas y lo llevaran a su presencia –vivía en las montañas dentro de una cueva, al modo ermitaño y rodeado de bestias salvajes-, al pasar por un poblado acudió a él una mujer con un hijo en brazos que estaba a punto de morir asfixiado a causa de una espina de pescado que se le había clavado en la garganta. El santo le colocó su mano sobre la cabeza y rogó al Señor que lo curara. Acto seguido el niño expulso la espina y quedó repentinamente sano.

Poco antes de morir decapitado y tras haber sufrido la aplicación del tormento de los garfios incandescentes, san Blas pidió a Dios que todos cuantos tuvieran cualquier mal de garganta obtuvieran su curación si se encomendaban a él y solicitaban su intervención. Entonces se oyó una voz del cielo que decía: «Lo que acabas de decir queda concedido». A partir de aquel entonces san Blas pasó a ser considerado como el protector de los males de garganta. Así se explica esa exclamación tan popular que se dice cuando un niño se añusga: ¡San Blas, san Blas!

SAN BLAS CURANDO A UN NIÑO

SAN BLAS CURANDO A UN NIÑO

De acuerdo con el relato anterior, en la festividad de san Blas, el día 3 de febrero en Occidente y el 11 en Oriente, en las iglesias a él dedicadas tienen lugar algunas ceremonias encaminadas a curar o prevenir los males de garganta. Varían según las iglesias, las zonas o los países. Me referiré a tres de ellas. El sacerdote bendice dos velas y manteniéndolas en forma de cruz toca con ellas la cabeza o la garganta. Otra consiste en bendecir aceite y sumergir en ella una mecha ardiendo; a continuación tocará con ella la garganta.

IGLESIA DE SAN BLAS DE BILBAO

IGLESIA DE SAN BLAS DE BILBAO

Por último, contaré lo vivido en la iglesia de san Blas de Bilbao en mi estancia por tierras bilbaínas. El día del santo se acudía a la iglesia. Se compraba un cordón de algodón de colores bendecido, se ponía al cuello y se participaba en la misa. Dicho cordón debía permanecer durante nueve días en el cuello. Al décimo se quitaba y se quemaba. A partir de ese momento la garganta estaba protegida contra todo tipo de males.

CORDONES DE SAN BLAS

CORDONES DE SAN BLAS

2. SAN BLAS Y EL REFRANERO

Se podría decir que san Blas es uno de los santos de la Iglesia que más presencia tiene en el refranero español. Aquí se ofrece una pequeña antología.

REFRANES INVOCADORES DE SALUD

Los disantos de febrero, santa Brígida el primero; el segundo, Candelero, y el tercero, Gargantero.

¡San Blas, san Blas!

¡San Blas bendito, que se ahoga el angelito!

San Blas cura la garganta al joven que come y no canta.

San Blas bendito, cúrame la garganta y el apetito.

REFRANES METEREOLÓGICOS

Por san Blas la cigüeña verás, y si no la vieres año de nieves.

Por san Blas la cigüeña verás, y si no la vieres mal año esperes.

Por san Blas la cigüeña verás, y si la vieres año de bienes.

Como es san Blas, es Semana Santa y Carnaval.

Si hiela por san Blas, treinta días más.

 ciguena_seo

REFRANES AGRÍCOLAS

Por san Blas, si ya no lo has sembrado, siembra tu ajar.

Por san Blas, planta ajos y comerás.

Por san Blas, tus ajos sembrarás

Por san Blas ajete, mete uno y sacarás siete.

Por san Blas, higuera plantarás e higos comerás.

Por san Blas, las patatas sembrarás

 

REFRANES CRONOLÓGICOS

Candelaria a dos y san Blas a tres, adivina qué mes es.

El primero hace día; el segundo santa María; el tercero san Blas y santa Águeda detrás.

Por san Blas, una hora más.

En febrero, el primer día, san Ignacio es el que guía; el segundo santa María, y después viene San Blas; y despedirse muchachas hasta carnaval.

En llegando San Blas, pon pan y vino en la alforja, que día no faltará.

Por San Blas, una menos y otra más.

REFRANES ALIMENTICIOS

Por san Blas, el besugo atrás.

Voy a hacer como San Blas, que comió y ya se va.

 

REFRANES DE FESTIVIDAD

Mocitas a San Blas, que fiestas no vienen más.

 

REFRANES DE ANIMALES

Por San Blas, el culo a tu gallina tentarás, y, si huevo no tiene, pronto lo tendrá.

 

SAN BLAS ANTE LAS FIERAS, DE MARTÍN DE SORIA (1469). iGLESIA DE SAN SALVADOR DE PALLARUDO DE MONEGROS (HUESCA)

SAN BLAS ANTE LAS FIERAS, DE MARTÍN DE SORIA (1469). IGLESIA DE SAN SALVADOR DE PALLARUDO DE MONEGROS (HUESCA)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Hagiografía, PAREMEOLOGÍA y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s