SIERO DE LA REINA (LEÓN): Origen y significado del término

Con este topónimo se denomina un pequeño pueblo y su territorio situados en el noreste de la provincia de León, en las estribaciones de los Picos de Europa. Es un pueblo de montaña, de clima frío en invierno, seco y caluroso en verano, a una altitud de 1180 metros aproximadamente. Se levanta en la encrucijada de dos riachuelos: el que proviene del puerto de Picones y el del valle de Valdeguiza, los cuales confluyen en el casco urbano. El territorio que comprende limita con el de Boca de Huérgano, Villafrea de la Reina, Valverde de la Sierra, Besande, Prioro y Pedrosa del Rey, todos ellos municipios de la provincia de León.

siero_de_la_reina__0201Fotografía reciente de Siero, en la que se puede observar el emplazamiento en la confluencia de dos valles.

Estas breves notas geográficas nos servirán de ayuda para acercarnos a este topónimo cuyo origen verdadero y significado primigenio, en la actualidad, se nos escapan. Así pues, todo lo que se diga al respecto se mueve en el terreno de las hipótesis, y como tales unas serán más creíbles que otras o puede que todas resulten poco creíbles. A gusto del lector. «El tratar de averiguar el origen de los topónimos siempre ha despertado el interés científico de los eruditos, y, afectivamente, la curiosidad del pueblo en general, pues los topónimos son nombres que se aplican a los lugares en que se ha nacido, en que se vive y en que quizá se muera o gustaría morir» (Javier García Martínez).

El punto de partida de la toponimia radica en la constatación de que los topónimos tienen una relación directa significativa con la realidad que les ha dado origen. En el momento de su creación (nacimiento) fueron palabras vivas de la lengua común, cuyo significado conocían los usuarios. El paso del tiempo, que todo lo borra, ha hecho en muchos casos -como el que nos ocupa- que permaneciera el significante (nombre), pero que el significado se haya ido perdiendo hasta resultar desconocido. De ser un nombre común ha pasado a ser un nombre propio.

Existen topónimos que no ofrecen dificultad interpretativa: así, en el territorio de Siero de la Reina, nombres como CASTIELLO (castillo, cuyos restos se conservan), VALDEHABLA (el valle que habla: su poderoso eco a todos nos ha llamado la atención), LA CORONA (parte superior de una montaña de forma circular y castro prerromano), EL PINEDO (lugar de pinos, aunque en la actualidad no quede ninguno), etc. Otros en cambio, se nos resisten: VALDEGUIZA, CAMPO SOSAS, VARGA ESPAYO, GARGALLO o SIERO DE LA REINA.

En este último topónimo hay que distinguir claramente dos partes: SIERO y DE LA REINA. Comencemos por la primera. El término SIERO no es privativo de este pueblo de la provincia de León; lo hallamos en la actualidad en Asturias (SIERO y POLA DE SIERO) y en Galicia bajo la forma de SIEIRO (en Lugo y Pontevedra). También se encontraba en el alfoz de Mayorga (León) y en las provincias de Burgos y de Valladolid;  hoy son zonas despobladas.

El término leonés comienza a aparecer ya desde el siglo X en documentos de la catedral de León, de la abadía de Sahagún (León) y del monasterio de Santo Toribio de Liébana (Cantabria), los cuales tuvieron en este territorio heredades. Bajo el nombre de SIARIO se halla atestiguado en el año 977 en un documento de la catedral de León y en otro del monasterio de Sahagún de 999. El término actual, SIERO, se registra ya en 1065, y con este nombre se hace referencia al castillo de la localidad en diversos tratados de paz entre los reinos de Castilla y de León, como los de Medina de Rioseco en 1181, Tordehumos en 1194 y Cabreros en 1206[1].

 Pero ¿qué significa? Para García Arias SIERO (en Asturias) es nombre de persona, quizá un repoblador germánico, que proviene de SIARIUS  y éste, a su vez, de SIARUS. Para J. Corominas SIERO proviene del latín SIDEREUM que significaría “tierra fría y escabrosa” o “frío riguroso”. Montenegro Duque cree que también viene de SIDEREUM, pero para él significaría “viento frío”. Así pues, coincidirían estos dos últimos filólogos en su origen y en el significado de “frío”. Largos inviernos pasados por nieve y frío soportan sus habitantes.

Otra de las hipótesis (M. A. Rabanal) es la que hace devenir SIERO de SIARIO y este, a su vez, de SIARIUM o SARIUM, que incluiría la raíz hidronímica prerromana SAR, que significa “fluir” (agua). Y entre agua vive y crece el pueblo de Siero: el riachuelo de Gargallo divide al pueblo en dos y el de Picones lo va lamiendo por uno de sus costados. Este sería también el origen del topónimo SALIO, pueblo desaparecido bajo las aguas del embalse de Riaño, o del hidrónimo SELLA, río que nace en Sajambre (León) y recorre sus tierras.

La última de las hipótesis (Roberto Gordaliza y J. M. Canal) está relacionada con la flora. SIARIUS vendría del latín SIUM o SION, ´sío`, hierba acuática semejante a la ´hierbabuena`, de la que ya habla Plinio, y que en la actualidad algunos identifican con el ´berro`. Como anécdota: en El CANALÓN (En el mismo pueblo: ladera del CASTIELLO hacia la carretera) son abundantes los berros, que creo poco tienen que ver con la hierbabuena y que crecen en las fuentes de agua fría, como dice la canción.

Nos queda la segunda parte: DE LA REINA. Dos hipótesis se han elaborado sobre la segunda parte del término. La más general y con mucho fondo de leyenda es la que la hace devenir de la palabra latina REGINA, ´reina`. ¿De qué reina estaríamos hablando? Nada se sabe con exactitud. Tradicionalmente se viene hablando de una reina llamada Constanza, que estaría enterrada en Espejos de la Reina. Para Antonio Valbuena era ésta la esposa de Fernando IV el Emplazado, rey de Castilla de 1295 a 1312; esta hipótesis hay que desecharla ya que dicha reina está enterrada en Sahagún (León).

J. M. Quadrado considera que se trataría de Constanza Enríquez (que no fue reina), hija de don Tello (1334-1370). Más fundamento parece que tienen quienes sostienen que se trataría de doña Berenguela, hija de Alfonso VIII de Castilla (1158-1214), casada en 1197 con Alfonso IX, rey de León. En las capitulaciones matrimoniales se dota a doña Berenguela con 30 castillos, uno de los cuales fue el de PORTELLA (Portilla de la Reina), los cuales quedarían en poder de ésta en caso de separación matrimonial, como así sucedió en 1204. En apoyo de la tesis de territorio perteneciente a la reina, sin que se concrete de cuál se habla, vienen las Adiciones al Memorial que escribió don Joseph Pellicer, año de 1672, de la casa de don Fernando de Tovar: «La Tierra de la Reina está situada en lo más accesible y áspero de las Montañas de León. Llamose así porque en muchas edades fue consignada a las Reinas de León, para el gasto de su bolsillo».

Otra teoría: la de quienes consideran que REINA es un hidrónimo y que nada tiene que ver con la realeza. Los pueblos que originariamente formaban Tierra de la Reina (Boca de Huérgano, Villafrea, Espejos y Barniedo) se hallan todos al lado de un río llamado sucesivamente Biarón, Bayones y Yuso. De acuerdo con esto, no derivaría el topónimo del latín REGINA, sino de un RIKINA,  cuya raíz celta REKA significa “curso de agua”. Así pues, tanto DE LA REINA como DEL REY (La desaparecida Pedrosa del Rey) serían términos hidrónimos. Según esta teoría, SIERO DE LA REINA tendría en su composición una doble raíz de naturaleza hidronímica, una duplicación, que se habría producido porque en el momento de añadir al topónimo SIERO el de DE LA REINA ya no se conocía qué significaba SIERO.

Hipótesis aparte, ¿cuándo pasó a pertenecer a Tierra de la Reina el Señorío de Siero? O lo que es lo mismo: ¿cuándo se produjo la unificación de los dos señoríos? No se sabe con exactitud, pero no antes del siglo XVIII. El primer señor de Tierra de la Reina y de Siero fue don Tello (casado con Juana de Lara de la Cerda y Haro, señora de Vizcaya), que murió en 1370 sin descendencia legítima. El 18 de febrero de  1371, Enrique II, hermano de don Tello, realiza varias donaciones a los dos hijos y cinco hijas de éste último habidos fuera del matrimonio. A Alfonso Enríquez (segundo de los hijos), entre otras, «Tierra de la Reina y Siero y sus lugares con todos los solariegos». Eran, pues, estados diferentes. Siero comprendía el pueblo, el castillo, Valverde y Besande. Lo mismo encontramos en  un documento de 1672, en el que se realiza la genealogía de los Tobar para solicitar a la reina regente Mariana de Austria le nombrase conde o marqués de Villamartín. A los pueblos antes citados, se añade Portilla como perteneciente al estado de Siero.

¿Desde cuándo Siero se «apellida» ´de la Reina`? Tampoco lo sabemos con exactitud. Habría que suponer una fecha relativamente tardía, ya que en documentos del siglo XVII Siero todavía es señorío independiente. Examinados algunos nomenclatores, hallamos lo siguiente: en 1785 el Conde Florida Blanca elabora el Nomenclátor de todos los pueblos del Reino y en él aparece ya  Siero dentro de la jurisdicción de Tierra de la Reina, pero sin la segunda parte del topónimo; en el de 1836, Siero; en el de 1863, Siero; en el de 1893, Siero de la Reina; en el de 1915, Siero. Una última referencia: en el célebre Diccionario geográfico-estadístico-histórico (1845-1850) de Madoz este pueblo leonés aparece bajo el nombre de Siero, aunque ya lo incluye en Tierra de la Reina.

Esperemos que estas pinceladas sobre toponimia sirvan de acicate y que alguien se dedique algún día a empolvarse en los archivos y a escribir la historia (pero documentada[2]) de SIERO DE LA REINA.

Para la etimología popular del topónimo SIERO, véase en este mismo blog mi entrada titulada ETIMOLOGÍA POPULAR.

PARA SABER MÁS:

  • FUENTE FERNÁNDEZ, Jesús, Habla de Tierra de la Reina, León, Bilbao, 1992.
  • GARCÍA MARTÍNEZ, Javier, El significado de los pueblos de León, León, 1992.
  • GORDALIZA APARICIO, F. Roberto y CANAL SÁNCHEZ PAJÍN, José M.ª, Tierra de la Reina. Historia y Palabras, León, 1996.

____________________________________________________________________

 

[1] En los documentos se puede leer «Siero de Riaño». De esta forma no ha lugar a error, ya que como he dicho más arriba también existían poblaciones con ese nombre en Asturias, Burgos y Valladolid, lo cual, al no observarlo, ha dado lugar a algunos errores.

[2] Por ejemplo: la ermita de san Miguel en Siero se hallaba en lo que hoy se conoce como «collao de san Miguel», al lado de El Castiello, y no en el cementerio actual, como he visto publicado. Sus restos, especialmente la planta, no ha mucho que se podían observar perfectamente.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en SIERO, Toponimia y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a SIERO DE LA REINA (LEÓN): Origen y significado del término

  1. ricardochao dijo:

    Muy interesante, como siempre. Pero ojo, que Pinedo puede no tener nada que ver con pinos, sino con una/s Peña/s , ya que en zonas de habla asturleonesa es bastante frecuente.

  2. Pingback: «EL PINEDO» DE SIERO (LEÓN) | Literatura y otros mundos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s