CURIOSIDADES BIOGRÁFICAS CERVANTINAS: (10) LAS CERVANTAS

Con el nombre de Cervantas, nombre cargado de connotaciones peyorativas por parte de ciertos usuarios, ha designado una parte de la crítica cervantina a un conjunto de mujeres que acompañaron a Miguel de Cervantes en su estancia en Valladolid desde 1604 a 1606. Todas ellas forman parte de su familia y tienen en común el defender con su vida una moral que no era asumida por la sociedad de su época. Se las considera de vida licenciosa y de laxa moral. Además, estuvieron implicadas en el caso Ezpeleta, por lo que tres de ellas estuvieron encarceladas junto a Cervantes y otras personas hasta que fueron declaradas inocentes.

CERVANTAS

LAS CERVANTAS, REPRESENTACIÓN TEATRAL SEGÚN LA OBRA DE IMMA CHACÓN Y JOSÉ RAMÓN FERNÁNDEZ

1. MUJERES EN LA VIDA DE CERVANTES

Varias fueron las mujeres que estuvieron en el entorno vital de Cervantes y dejaron en él su impronta. La primera de ellas fue su madre, LEONOR DE CORTINAS (¿1520?-1593). Natural de Arganda de Rey (Madrid), se casó con Rodrigo Cervantes en c. 1543.Tuvo siete hijos. Miguel es el cuarto. Participó activamente en el rescate de su hijo Miguel de 1580.

ANDREA se llamaba la hermana mayor de Cervantes (1544-1609).La familia Cervantes en 1563 se hallaba en Sevilla. Allí mantuvo Andrea una relación amorosa con el cacereño Nicolás de Ovando, con promesa de matrimonio por parte de este, de la cual nació Constanza (se desconoce el lugar). El matrimonio no se llevó a cabo. Hubo sustanciosa compensación económica por no cumplir la promesa de matrimonio. En Madrid en 1568 mantuvo relaciones amorosas con el rico genovés Juan Francisco Locadelo. En 1570, con uno de los Portocarrero. Su profesión era la de costurera. En 1605 vivían Andrea y Constanza en Valladolid con su hermano y tío: Miguel de Cervantes. En 1609, junto con su cuñada Catalina, entra en la Orden Tercera de San Francisco.

CONSTANZA DE OVANDO. No se sabe con exactitud ni la fecha de su nacimiento, ni el lugar ni la fecha de la muerte. En Madrid, tuvo dos promesas de matrimonio que se truncaron: en 1595 con Pedro de Lanuza, quien la indemniza con 1400 ducados, y que todos califican de escandalosa, y con Francisco Leal, quien indemniza con 1100 reales en 1608. Murió en Madrid el 22 de diciembre de 1624 y fue enterrada en el convento de san Sebastián, como su madre.

La segunda de las hermanas se llamaba LUISA (1546-1623). Nada tiene que ver con las otras dos hermanas. Nació en Alcalá en 1546 y allí murió en 1623. En 1564 ingresó en el convento de las monjas carmelitas descalzas de Alcalá, donde desempeño varios cargos como priora y abadesa.

La hermana pequeña de Cervantes se llamaba MAGDALENA (1552-1610) y nació en Valladolid. Muere en Madrid en 1610. Con 17 años (1569) se le conoce su primera relación amorosa: con Pedro Portocarrero. Se hizo cargo de su sobrina Isabel en agosto de 1599. En Valladolid (1604-1606) se hallaba con su hermano. Se la presenta ya como beata de la iglesia de san Lorenzo.

ISABEL DE SAAVEDRA (1584-1652) se llamó la hija que Cervantes tuvo en 1584 de la relación amorosa con Ana de Villafranca de Rojas, casada, tabernera de Madrid, que vivía en la calle Tudescos. Fue bautizada el 9 de abril de 1584 en Madrid en la iglesia de los santos Justo y Pastor.  A los trece años murieron sus padres y la recogió Magdalena, hermana de Cervantes. No tuvo buena relación con Cervantes. En 1606 se casó con Diego Sanz del Águila que murió en 1608. Durante el matrimonio mantuvo una relación adúltera con Juan de Urbina, relación de la que nació una niña, Isabel Sanz de Saavedra, que murió a los dos años. Se vuelve a casar con Luis de Molina. Murió en 1652.

CATALINA DE PALACIOS Y SALAZAR (1565-1626) se llamaba la mujer con la que Cervantes contrajo matrimonio en 1584 y con la que estuvo casada hasta el final de sus días en un matrimonio azaroso. Véase al respecto mi post  titulado CURIOSIDADES BIOGRÁFICAS-CERVANTINAS: (8) matrimonio rápido y raro, con separación matrimonial incluida.

2. EL CASO EZPELETA

El 11 de enero de 1601 se traslada la Corte española  a Valladolid. Los demandantes (legión), entre los que hay que incluir a Miguel de Cervantes, la siguen en busca de  medro social y económico.

PALACIO REAL DE VALLADOLID

PALACIO REAL DE VALLADOLID

Miguel de Cervantes llega a Valladolid en el año 1604, pasado el mes de agosto, con 56 años cumplidos y siendo ya un escritor conocido. Había comenzado a publicar poesía en 1567. En Madrid había gustado de las mieles del éxito teatral. De 1585 era su novela pastoril La Galatea y se halla en trámites para editar la primera parte del Quijote. El 26 de septiembre le conceden la licencia y privilegio de impresión en Valladolid.

Se instala en una casa nueva a las afueras de Valladolid, cercana al río Esgueva, en el Retiro de los Carneros, en el primero izquierda. Le acompañan su mujer Catalina de Salazar (39 años); sus dos hermanas Andrea (60 años) y Magdalena (52 años); la hija de Andrea,  Constanza (h. 39);  su hija Isabel (h. 20 años) y una criada joven llamada María de Ceballos. Las Cervantas.

El 27 de junio de 1605 es acuchillado frente a la casa en la que vive Cervantes el caballero navarro Gaspar de Ezpeleta a las once de la noche. Pertenecía a la orden de Santiago y era hombre mujeriego, a pesar de estar casado. Le socorren los vecinos de la casa de Cervantes y le instalan en el piso en el que vive doña Luisa de Montoya. Le atienden el cura y los médicos. Muere el día 29 sin haber confesado quien había sido el que le había herido mortalmente.

Inicia las pesquisas para esclarecer el caso uno de los cuatro alcaldes de casa y corte, Cristóbal de Villarroel. Interroga a 42 personas.  Entre ellas se encuentra Isabel de Ayala, avencidada en la buhardilla, natural de la ciudad de León, viuda del doctor Espinosa, de más de cuarenta años y beata de la iglesia de san Francisco. Declara que es público y notorio que en casa de Cervantes entran y salen caballeros que ella no conoce para escándalo y murmuración del vecindario. Entre ellos cita a Simón Méndez, asentista portugués, de quien dice que es público y notorio que está amancebado con la hija de Cervantes, Isabel. Igualmente declara que la viuda María Ramírez, segundo izquierda,  está amancebada con Diego de Miranda y que en casa de  la viuda Juana Gaitán entran de continuo señores con pajes, gente muy principal.

CASA DE CERVANTES EN VAKKADOLID

CASA EN LA QUE VIVIÓ CERVANTES EN VALLADOLID

Como resultado de todas las pesquisas, pero sobre todo teniendo en cuenta las declaraciones de Isabel de Ayala y sin tener constancia de quién había sido el matador, el alcalde Villarroel dicta un auto en el que encarcela el día 29 a las siguientes personas: Miguel de Cervantes; la hija de este, Isabel; Andrea y Constanza, hermana y sobrina de Cervantes; el portugués Simón Pérez; Juana Gaitán; Diego de Miranda, María Ramírez y otras cuatro personas más. No pudiendo probar su participación en la muerte de Ezpeleta, ni las acusaciones de la beata Isabel, les excarcelan el día 1 de julio. El 6 de julio les exoneran de toda culpabilidad. Se libraron de la cárcel Catalina, por no estar presente en Valladolid en la fecha, y Magdalena, que era beata de la iglesia de san Lorenzo y a la que Ezpeleta le había dejado en el testamento un vestido de seda.

El 4 de marzo de 1606 la Corte vuelve a Madrid. Ese mismo año Cervantes abandona Valladolid y se instala en Madrid en compañía de las Cervantas, ciudad que será ya su residencia hasta su muerte en 1616.

Este asunto ha dado origen a una novela histórica: Juan Eslava Galán, Misterioso asesinato en casa de Cervantes, Barcelona, Espasa, 2015. También a dos posturas diferentes: la feminista y la de quien considera a Cervantes poco menos que un proxeneta.

3. MUJERES CERVANTINAS

Las mujeres de las obras cervantinas se podría decir que nada tienen que ver con las que aparecen en las obras de los más ilustres escritores del Siglo de Oro: Quevedo, Góngora, Tirso, Lope y sobre todo Calderón. Se ajustan más al paradigma de las que han formado parte de su vida que del patrón general que defendía la ideología religiosa del momento. Solamente un ejemplo.

MARCELA

MARCELA

En el Quijote encontramos a la pastora Marcela. De ella se ha enamorado Crisóstomo, quien se suicidará al no ser correspondido. Célebre es el parlamento de Marcela (I, 14) dirigido a los amigos de Grisóstomo en el que explica su concepto de la mujer y del matrimonio. Defiende su libertad para elegir y se rebela contra los que piensan que la mujer en el matrimonio está sujeta a la voluntad del marido porque dicha sujeción está ligada a la condición femenina. He aquí algunos pasajes:

Yo nací libre, y para poder vivir libre escogí la soledad de los campos.

El cielo aún hasta ahora no ha querido que yo ame por destino, y el pensar que tengo que amar por elección es excusado.

Yo como sabéis tengo riquezas propias y no codicio las ajenas; tengo libre condición, y no gusto de sujetarme.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cervantes, LITERATURA ESPAÑOLA, SIGLOO XVII y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s