CURIOSIDADES BIOGRÁFICAS CERVANTINAS: (5) de Madrid a Roma vía…

1. LA FAMILIA CERVANTES-CORTINAS EN MADRID

En 1566, de acuerdo con la documentación existente, la familia Cervantes-Cortinas ha finalizado su periplo andaluz y se halla instalada en Madrid. Quizá haya que retrasar la fecha, si tenemos en cuenta la declaración de Alonso Gutiérrez de Getino, alguacil de Madrid, que testifica en el expediente de limpieza de sangre e hidalguía que Rodrigo de Cervantes realiza en Madrid el 22 de diciembre de 1569 para su hijo Miguel «estante en Roma»:

Este testigo conoce al dicho Rodrigo de Cervantes e a su hijo de tiempo de ocho años a esta parte e más tiempo, e sabe este testigo que el susodicho es casado e velado con doña Leonor de Cortinas, su mujer, e como tales marido e mujer son habidos e tenidos los susodichos, e sabe que dicho Rodrigo de Cervantes es hombre de buena vida e persona tal que ante todos los que le conocen ha sido habido e tenido por persona limpia que no ha sido sambenitado ni penitenciado ni por el Santo Oficio castigado, e por tal es habido e tenido ante todas las personas que le conocen, ni a la dicha su mujer, e sabe que los dichos sus hijos son habidos e tenidos por sus hijos legítimos entre el dicho Rodrigo de Cervantes e su mujer doña Leonor de Cortinas e por tales son habidos e tenidos, e sabe que el dicho Miguel de Cervantes es su hijo legitimo e por tal este testigo lo tiene e ha tenido de todo el tiempo que há que los conoce, e sabe que son habidos por buenos hidalgos e por tales este testigo los tiene e por limpios de toda raíz, y esto es lo que sabe e la verdad por el juramento que hizo e lo firmó.

Miguel de Cervantes continúa sus estudios en el colegio de los jesuitas y más tarde en el estudio del maestro Juan López de Hoyos.

De 1567 es la primera composición poética conocida de Cervantes. Es un soneto dedicado a la reina Isabel de Valois, que falleciera en 1568, que comienza «Serenísima reina, en quien se halla».

MADRID-SIGLO-XVII

A finales de 1569 López de Hoyos publica un voluminoso libro titulado Historia y relación verdadera de la enfermedad, felicísimo tránsito y suntuosas exequias fúnebres de la serenísima reina de España doña Isabel de Valoys, nuestra señora. En él se incluyen cuatro poesías de Cervantes, a quien el maestro llama «mi amado discípulo».

2. GIULIO ACQUAVIVA EN MADRID

Giulio Acquaviva fue enviado a España como legado del papa Pío V para llevar las condolencias y el pésame del papado a Felipe II por la muerte de su hijo el príncipe don Carlos (24 de julio de 1568) y realizar gestiones sobre la inmunidad eclesiástica en el Ducado de Milán, bajo gobierno de la Corona Española.

GIULIO ACQUAVIVA

GIULIO ACQUAVIVA (1546-1574)

Salió de Roma el 19 de septiembre y llegó a Madrid el día 13 de octubre del mismo año. Realizó sus gestiones ante la corte de Felipe II y asistió a las exequias de Isabel de Valois, esposa de Felipe II, que había fallecido el día 3 de octubre y que tuvieron lugar en las Descalzas Reales de Madrid el día 24 del mismo mes. En Madrid tuvo tiempo de conocer y tratar con la gente de la corte y del mundo de la cultura. Parte para Roma el 30 de diciembre de 1568

3. UN CORTESANO HERIDO EN DUELO

El 15 de septiembre de 1569, cuando Miguel de Cervantes aún solo contaba con 21 años y vivía en Madrid, se publica en la capital una providencia de Felipe II en la que se ordena que se detenga a un tal Miguel de Cervantes acusado de haber herido en duelo a Antonio de Sigura «andante en esta corte». Al detenido le esperaba un doble castigo: la pérdida de la mano derecha y el destierro por diez años. Se desconoce quién era ese tal Miguel de Cervantes, aunque bien pudiéramos pensar en nuestro autor, y tampoco sabemos si el Antonio Segura del que aquí se habla era un pintor de la corte así llamado, de San Millán de la Cogolla, o el aparejador de obras de los reales alcázares de Madrid, Aranjuez y El Pardo, de una familia de constructores madrileños.

4. MIGUEL DE CERVANTES EN ROMA

Nada hay que relacione a Cervantes con el hecho antes referido, pero lo cierto es que a finales de 1569 nuestro autor se halla en Roma como camarero de Giulio Acquaviva, que sería nombrado cardenal el 17 de mayo de 1570. De dicha estancia se informa en el expediente de limpieza de sangre e hidalguía a la que más arriba he hecho referencia.

De su oficio de camarero, Cervantes, en su dedicatoria de La Galatea (1585) , dirigida al cardenal Ascanio Colonna, nos da cumplida noticia: «Juntando a esto el efecto de reverencia que hacían en mi ánimo las cosas que, como en profecía, oí muchas veces decir de V. S. Ilustrísima al cardenal de Acquaviva, siendo yo su camarero en Roma».

 ROMA.braun_hogenberg_II_49_b

ROMA 1575, de BRAUN y HOGENBERG, Civitates Terrarum, II, 49

5. MOTIVO Y VIAJE A ROMA

Sabemos que el 22 de diciembre de 1569 Miguel de Cervantes se halla en Roma y que allí estuvo al servicio de Giulio Acquaviva. ¿Cuál fue el motivo del viaje a la capital italiana? ¿En qué fecha se produjo? ¿Qué camino siguió? Tres incógnitas sin resolver.

La hipótesis más generalizada es que Miguel de Cervantes es quien hiere en duelo a Antonio de Sigura y que ante sentencia tan brutal –apresarlo para cortarle la mano derecha y desterrarlo- habría optado por huir.

Probablemente el viaje lo habría realizado por tierra, por ser la vía en que menos controles existían y en la que menor riesgo habría de que fuera detenido. De Madrid se habría trasladado a Barcelona y de aquí a Perpignan, Milán, Florencia y Roma. El expediente de limpieza de sangre y de hidalguía se habría realizado para poder entrar al servicio de Acquaviva a quien le habrían recomendado los italianos madrileños amigos de los Cervantes o de López de Hoyos.

Hay quienes defienden que Cervantes habría acompañado a Roma a Acquaviva en diciembre de 1568.

6. CONCLUSIÓN

Miguel de Cervantes se halla en Roma a finales de 1569 al servicio de Giulio Acquaviva sin que sepamos cuál fue la causa de su viaje. Igualmente sabemos que en julio de 1571 había abandonado al cardenal y, junto con su hermano Rodrigo, formaba parte de la compañía de Diego de Urbina, perteneciente al tercio de Miguel de Moncada. Con esa compañía y en la galera Marquesa participó en la batalla naval de  Lepanto (ciudad griega que actualmente se llama Naupaktos) el día 7 de octubre de 1571.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en BIOGRAFÍA, Cervantes, LITERATURA ESPAÑOLA, SIGLOO XVII y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s