CURIOSIDADES BIOGRÁFICAS CERVANTINAS: (1) vida andariega convertida en literatura

1. BIOGRAFÍA APOYADA EN DOCUMENTOS HISTÓRICOS

Intentar rehacer la biografía de Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616) es una tarea divertida y difícil si nos basamos en los documentos históricos conservados que nos dan noticia del escritor alcalaíno. Escasa es la documentación sobre Cervantes, por lo que hay muchas zonas de su vida que son una laguna sin información. Sírvanos de ejemplo los manuscritos autógrafos conservados: solo 11, y ninguno de sus obras literarias.

El intentar llenar los vacíos biográficos cervantinos acudiendo a sus obras literarias es falsificar la realidad, porque el contenido de estas es eso, literario y no histórico. Aunque esté fundamentado en lo biográfico, esto no implica que así sucediera, ya que el autor lo ha podido manipular a su antojo y someterlo a sus necesidades literarias.

Documentalmente sabemos que el matrimonio Cervantes-Salazar no tuvo hijos. Extramatrimonialmente, Cervantes tuvo una hija con Ana Villafranca h. 1584 llamada Isabel, la que, muertos sus padres, fue recogida por Cervantes adoptando el segundo apellido de su progenitor: Isabel de Saavedra.

En la última parte del Viaje del Parnaso (VIII, vv. 271-291) Cervantes nos presenta a un gran soldado, mancebo de días, que se llama Promontorio, nacido en Nápoles, y que le trata de padre y este de hijo. ¿Supone esto que en la estancia de Cervantes en Nápoles este tuvo un hijo con Silena –así la llama en la obra antes citada-, con quien dice que mantuvo amores? Es posible. Pero hay que recordar que estamos ante una obra literaria y que perfectamente puede ser una ficción literaria, por lo que no se puede dar por hecho la paternidad real.

Dejando este excurso aclaratorio, quiero comenzar diciendo que la vida de los Cervantes, Juan (abuelo, h. 1477-1556), Rodrigo (padre, 1509-1585) y Miguel (hijo, 1547-1616)) fue una vida de aventura y desventura, jalonada de continuos cambios de domicilio en busca siempre  de una mejor situación económica, que nunca llegó:

Juan parece haber sido un hombre inquieto y andariego, quien cambiaba de trabajos y de amos, según las oportunidades que se le ofrecían. Nunca tuvo una residencia fija, de toda la vida. Idénticos fueron los casos de su hijo Rodrigo, padre de Miguel, y del mismo Miguel (Krzysztof Sliwa y Daniel Eisenberg, «El licenciado Juan de Cervantes, abuelo de Miguel de Cervantes Saavedra»).

Así, refiriéndonos solo ya a Miguel, diremos que nace en Alcalá de Henares (junto con Pedro Laínez y Francisco de Figueroa forman la tríada de escritores más importantes del siglo XVI de la ciudad madrileña) y que muy pronto –en 1551- acompaña a su familia a Valladolid, donde se establecerá su padre. De aquí a Córdoba…Sevilla y ya en 1566 en Madrid. En diciembre de 1569 se halla en Roma, sin que se puede saber con exactitud la causa de la marcha a la ciudad eterna, y aquí inicia su peripecia de soldado: Italia, Lepanto, norte de África… De regreso a España, es apresado en 1575 y llevado a Argel, donde permanecerá hasta 1580. De nuevo en Madrid, inicia su nueva aventura: a Osrán vía Cartajena, Lisboa, Madrid y a recorrer Andalucía desde 1587 a 1602. En 1604 a Valladolid y en 1606 a Madrid, donde fijará ya su residencia definitiva hasta su muerte (22 de abril de 1616). Este es a grandes rasgos su periplo vital. Así lo ha representado Diego Perona en su Geografía cervantina:

VIAJES CERVANTINOS1

Si comparamos las andanzas de Miguel de Cervantes y de dos de sus personajes más relevantes, don Quijote y Persiles, se podrá decir que a los tres les une la aventura y la desventura en su vida andariega; don Quijote realiza las dos primeras salidas por tierras de La Mancha para llegar a Barcelona en la tercera; Persiles recorrerá Europa desde la remota y desconocida Tule en el norte hasta llegar a Roma.

Este devenir vital de Cervantes se convirtió en una fuente esencial de su obra literaria. Los conocimientos adquiridos a través del viaje, la realidad vivida, observada y explorada será trasplantada a su obra sometida a las leyes del proceso creativo literario bajo los auspicios de la inspiración poética. Así, Cervantes se convertirá en el gran maestro en convertir la realidad en literatura, y, por ello, se le considera el creador de la novela moderna.

En resumen, tres son las fuentes de que se nutre la obra literaria cervantina, independientemente de su género: la realidad vivida, la realidad aprehendida a través de la lectura y la realidad creada por su inspiración.

Ejemplo de esas tres vías del proceso creativo es el soneto que Cervantes compuso al túmulo de Felipe II, y que se ha convertido en el soneto con estrambote más famoso de la literatura española y en uno de los mejores de dicha literatura. Si Cervantes solo hubiera escrito este poema, sería obligatorio que figurara en todas las antologías literarias de los mejores poetas que han escrito en español a lo largo de la historia.

Veamos como confluyen las tres fuentes que dan vida a dicho soneto.

2. LA REALIDAD HISTÓRICA

Braun y Hogenbert-1588

Cervantes se encuentra en Sevilla en 1598 desempeñando su oficio de recaudador de impuestos de Felipe II. Este muere el 13 de septiembre de dicho año en el Monasterio de El Escorial. Siguiendo la costumbre y el mandato regio, se celebrarán exequias en todas las ciudades de su reino para rezar por el eterno descanso de su alma. Sevilla preparó sus funerales para rezar por el alma del rey. El lugar elegido fue la catedral.

Allí se levantó un gran túmulo o catafalco con la participación de los artistas sevillanos de mayor relieve. Esta es la descripción que ofrece Francisco de Ariño en Sucesos de Sevilla de 1592 a 1604:

Decir de la grandeza del túmulo que se hizo, no sé qué pluma ni lengua habrá que baste a dar cuenta de la tercia parte que en él hubo que ver; solo diré que teniendo la Santa Iglesia tanta altura, se hizo entre los dos coros tan alto que llegó a lo íntimo de la iglesia con tres cuerpos, hechos en cuadro a manera de torre sobre cuatro columnas muy gruesas, con sus arcos, que hacían obra; y en el primer cuerpo estaba el bienaventurado san Lorenzo hecho de bulto, tan alto como un hombre y como diácono, muy curioso; y en el segundo una tumba cubierta con un paño de brocado con una figura de muerto rey encima todo armado, con su estoque al lado y su cetro y su corona; y en el tercero estaba una figura que decía: «Yo soy la Fama», con muchas armas y banderas  a todos lados muy curiosas; y en lo alto por remate un ave fénix ardiéndose en vivas llamas, muy curiosa, y desde la puerta de en medio hasta la otra de la Lonja estaban hechos por un lado y otro muchos arcos con muchas figuras tan grandes como gigantes, que pasaban de cincuenta; y en los blancos de los arcos en lienzo pintadas todas las batallas, hechos y proezas que S. M., en el tiempo de su reinado, hizo, con tantos epitafios y letreros que fueron sin número y por lo alto de una banda y de otra todo de corredores y en cada baranda un candelero con su hacha de cera blanca, que fueron las hachas que hubo trescientas cuarenta y ocho, y todo aquesto se hizo sin quitar ni poner ladrillo, que fue de grandísima traza hecho y acudió a verlo media España.

Después de 52 días de trabajo, se inauguró el inmenso túmulo el 24 de noviembre. Entre las numerosas inscripciones, versos sueltos o poemas completos que se hallaban prendidos con alfileres en el catafalco se encontraban unas décimas de Miguel de Cervantes.  El 25 se iniciaron los oficios fúnebres, que tuvieron que suspenderse por un enfrentamiento entre la Audiencia y la Inquisición por cuestiones de protocolo. El asunto se zanjó en los tribunales y las honras fúnebres se continuaron a últimos de diciembre: los días 30 y 31.

Como se puede deducir de lo dicho con anterioridad, de todos estos sucesos, así como de la construcción y ornato del túmulo, tuvo cumplido conocimiento Cervantes que en Sevilla vivía y en el túmulo había participado con sus versos.

Según cuenta Francisco de Ariño, el 29 de diciembre, estando él en la catedral, presenció como el soneto al que nos referimos se recitó frente al túmulo y ante una nutrida concurrencia por parte de «un poeta fanfarrón». ¿El propio Cervantes? En dicha obra se reproduce dicho soneto.

TUMULO DE FELIPE II DE LA CATEDRAL DE SEVILLA1

3. EL SABER LITERARIO

El poema revela que su autor, Cervantes, conoce la preceptiva poética sobre el soneto como subgénero poético; igualmente, pone de manifiesto el dominio de la lengua española como vehículo de comunicación literaria.

4. LA INSPIRACIÓN

Ya tenemos el contenido y el continente. Falta someter ambas realidades al imperio del saber poético cervantino presidido por la inspiración para coexionar ambas realidades. El resultado será la obra de arte: el soneto al túmulo de Felipe II, cargado de ironía y con tal plasticidad que parece que estamos presenciando la escena.

Y como no podía ser de otro modo, presentemos la obra de arte para su lectura y para su saboreo poético, para hacer realidad el lema horaciano de docere et delectare, que Cervantes tenía como principal principio literario:

    ̶ ¡Voto a Dios que me espanta esta grandeza
y que diera un doblón por describilla!;
porque, ¿a quién no suspende y maravilla
esta máquina insigne, esta braveza?

    ¡Por Jesucristo vivo, cada pieza
vale más que un millón, y que es mancilla
que esto no dure un siglo, ¡oh gran Sevilla,
Roma triunfante en ánimo y riqueza!

   ¡Apostaré que la ánima del muerto,
por gozar este sitio, hoy ha dejado
el cielo, de que goza eternamente!.

   Esto oyó un valentón y dijo: «̶̶¡Es cierto
lo que dice voacé, seor soldado,
y quien dijere lo contrario miente!».

   Y luego encontinente
caló el chapeo, requirió la espada,
miró al soslayo, fuese, y no hubo nada.

SUCESOS DE SEVILLA

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cervantes poeta, CURIOSIDADES BIOGRÁFICAS CERVANTINAS, Literatura española, VIDA DE CERVANTES y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s