LA PERSONALIDAD EN LA OBRA UNAMUNIANA EL OTRO: III LA PERSONALIDAD COMO MISTERIO

El problema de la personalidad en Unamuno tiene tal entidad que será el tema de cuatro de sus obras de teatro: La esfinge, Soledad, Sombras de sueño y El otro. La diferencia entre ellas radica en la diferente dramatización.[1] También será el tema sobre el que se configura el desarrollo argumental de su novela Abel Sánchez.

De la trascendencia del tema da cuenta el hecho de que Julián Marías dedique una parte importante de su libro titulado Miguel de Unamuno (1950) a cuestiones relacionadas con el tema que nos ocupa como el problema del ser, la vida humana, la persona, la novela personal, la consideración de la vida como un sueño, el mundo como el teatro en el que cada uno representa el papel que el dios que le ha soñado su vida le destina, etc. A pesar de sus muchos años, sigue siendo esta obra clave para el estudio y la comprensión del tema de la personalidad unamuniana.

La obra fundamental en la que expone el tema objeto de estudio es El otro, obra dramática que lleva como subtítulo revelador Misterio en tres jornadas y un epílogo, en la que, según Francisco Ruiz Ramón,

El tema del «doble», que explicita el tema de la conciencia escindida, que para Unamuno es, por excelencia, el drama del alma, alcanza su mejor formulación dramática (p. 89).

Si problemático era para Unamuno identificar su personalidad, no lo será menos el análisis de en qué consiste la personalidad, el yo, asunto de la obra teatral referida, ya que para el propio autor se presenta como un misterio tal como hemos visto en el subtítulo y vuelve a aparecer en la «Autocrítica» con la que se inicia la obra. También al comienzo, uno de los personajes, Ernesto, intentará aclarar lo que le sucede a su hermana, la mujer del Otro, y la casa en la que se halla, envueltas hermana y casa en el misterio:

Pues bien Dn. Juan: a usted, el médico de esta casa y algo alienista encima, le ruego que me aclare el misterio de ella y de mi pobre hermana Laura. Porque aquí hay un misterio…, se le respira con el pecho oprimido. Esto parece parte cárcel, parte cementerio, parte…[2]

Se podría pensar que este misterio inicial se va a resolver al final de la obra, pero no será así. La pieza dramática finaliza sin aclarar la verdadera personalidad del Otro, después de un desarrollo dramático en forma de novela policiaca, en el que se ha asesinado a un hombre, símbolo de una parte del yo (no se olvide que los personajes, su mundo y la acción poseen valor simbólica en toda la obra). Los personajes están empeñados en la investigación del caso a fin de descubrir la verdad, que ni personajes ni espectadores encontrarán cuando se baje el telón: el misterio persiste.

En síntesis, la trama de novela policiaca de que se dota a la obra dramática no logra aclarar la verdadera verdad del misterio de la personalidad unamuniana. Así lo explica el Ama en el «Epílogo» cuando Juan insiste en que los misterios deben ser aclarados:

El misterio es la fatalidad…, el destino… ¿Para qué aclararlo? ¿Es que si conociéramos nuestro destino, nuestro porvenir, el día seguro de nuestra muerte, podríamos vivir? ¿Puede vivir un emplazado? ¡Cierre los ojos al misterio! La incertidumbre de nuestra hora suprema nos deja vivir, el secreto de nuestro destino, de nuestra personalidad verdadera, nos deja soñar… Soñemos, pues, mas sin buscarle solución al sueño… La vida es sueño, soñemos la fuerza del sino… (p. 49).

Si se aclara el misterio de la personalidad, la vida carecería de sentido, dejaría de ser vida.

[1] Cfr. Francisco Ruiz Ramón, Historia del teatro español. Siglo XX, Madrid, Cátedra, 1975, p. 90. A partir de ahora solo citaré la página de esta obra cuando me refiera a ella.

[2] Miguel de Unamuno, El otro, Madrid, Espasa Calpe, 1971, p. 11. Las citas de la obra las realizaré a partir de ahora por esta edición indicando solamente la página.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en AGONÍA, FILOSOFÍA y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s