LA PERSONALIDAD EN LA OBRA UNAMUNIANA EL OTRO: I INTRODUCCIÓN

El literato y filósofo Miguel de Unamuno y Jugo nació en Bilbao el 29 de septiembre de 1864 y murió en Salamanca el 31 de diciembre de 1936. Fue uno de los hombres claves de la llamada generación del 98, por haber levantado su voz contra la postración total en que se hallaba España en el fin del siglo XIX.

En el 150 aniversario de su nacimiento, quiero rendirle homenaje dando a conocer un trabajo que realicé en 1979 y que ha permanecido inédito y que lleva por título La personalidad en la obra de Miguel de Unamuno El Otro.

La finalidad que se persigue con este estudio de la personalidad en la obra dramática El Otro[1] es la de penetrar en el difícil conocimiento de la obra unamuniana y, más concretamente, en la concepción que su autor tiene de la personalidad del hombre.

Miguel_de_Unamuno_Meurisse_1925MIGUEL DE UNAMUNO EN 1925

Con este trabajo creo que se ha llegado a descifrar en cierta medida el enigma de la personalidad del ser humano –al menos para el autor del estudio- que Unamuno plantea como algo misterioso y de difícil comprensión; resulta un misterio porque al hombre le falta un dato fundamental en su conocimiento que es el de cuál será su destino, desconocimiento que le llevará a la angustia metafísica y a no conocerse verdaderamente, pues los destinos desconocidos harán variar constantemente la personalidad del hombre.

La elección del tema en su momento, como ya escribí en otro post titulado El carácter dual de la personalidad, tuvo su origen en la anécdota que un antiguo profesor de literatura, el sacerdote Luis López Santos, contaba a sus alumnos de COU sobre su encuentro con Miguel de Unamuno en la defensa de su tesis doctoral, quien ponía en duda su existencia y su verdadera personalidad, su propio yo, ante un sacerdote que se sentía seguro de su ser y existir fundamentado en la doctrina de su Dios.

Como avanzadilla para el lector interesado, enumeraré los aspectos esenciales que se van a tratar en este análisis y que son los siguientes:

1.º Unamuno y su preocupaciones fundamentales: la inmortalidad, la personalidad y España.

2.º La personalidad como misterio indescifrable.

3.º El desdoblamiento del «yo» en lo que se es y lo que se quiere ser.

4.º El «yo» constituido por la dialéctica entre «el uno» y «el otro».

5.º La identidad personal.

No espere el lector el uso y abuso de una bibliografía crítica exhaustiva, ya que lo que pretendo es realizar un estudio personal, partiendo de la lectura de la obra unamuniana y sometiéndola a mi interpretación. No obstante, algunos estudios clásicos del género irán apareciendo.

Por último, aunque el análisis no resulte exhaustivo por imperativo de la nueva fórmula de publicación en post, sí que creo que se ha llegado al fondo del problema y a la fijación de sus aspectos más sobresalientes. Tres son las conclusiones a las que se ha llegado sobre el concepto unamuniano de la personalidad, al que va unido el del cainismo:

1.ª Que la personalidad del individuo reside en lo que este quiere ser, y no en lo que es.

2.ª Que es imposible mantener la identidad personal a lo largo de la vida, porque el destino adverso del hombre se lo impide.

3.ª Que el individuo deja de ser yo para ser otro al desarrollar su personalidad en contacto con el mundo, que lo enajena, y al ir descubriendo facetas desconocidas de su personalidad.

Para evitar su lectura a los que disponen de poco tiempo, aunque se recomienda esta por ser una de las obras más interesantes de teatro del siglo XX, este es su argumento:

Ernesto, hermano de Laura, regresa de América y se encuentra con que el marido de esta, Cosme, ha enloquecido y se llama a sí el Otro. Ernesto pretende aclarar la causa de tal locura y se entrevistará con Cosme, quien le contará el proceso de su metamorfosis: de Cosme al Otro. Ocurrió estando su esposa Laura fuera cuando le visitó el Otro, en el que se vio a sí mismo. Se muere delante de él y le encierra en el sótano. Ernesto visita al difunto y cree que este es Cosme. Solicita aclaración al Ama quien  le explica que se trata de dos mellizos, Cosme y Damián, a quien ella y su madre criaron, sin que ya entonces les pudieran diferenciar. Llega a Renada Laura y los mellizos se enamoran de ella y como consecuencia comienzan a odiarse. Deciden que se vaya de Renada el que no se case con Laura. Se fue Damián, quien se casará más tarde con Damiana. Esta se persona en casa de su cuñada Laura para interesarse por su marido Damián que había ido a realizar una visita a Cosme y no había regresado a su domicilio. Entra en escena Cosme-el Otro a quien Damiana confunde con su marido. Se inicia la discusión entre Laura y Damina reclamando como suyo al que dice ser el Otro. Se descubre que han peleado Cosme y Damián y que ha muerto uno, pero no se sabe quién es el vivo, quién el muerto. Damiana confiesa que está en estado y reclama la paternidad de su hijo, a lo que tanto Laura como el Ama contestan que es imposible, pues no se sabe quién es quién. Damiana dice que el que se llama el Otro es Cosme de quien se enamoró cuando asistió a su boda y con quien engañó a su marido, lo que el Otro niega, pues Damiana no sabía con quien se acostaba. Se convierten en mujer seductora y seducida a la vez. Se suicida el Otro y Damiana siente que lleva en sus entrañas dos hijos que serán de nuevo Caín y Abel, que ya se están peleando, serán dos nuevos Cosme y Damián.

[1] Esta obra de teatro, escrita en 1926,  se estrenó en Madrid en el Teatro Español el 14 de diciembre de 1932.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en EL OTRO, FILOSOFÍA, PERSONALIDAD y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s