EL CARÁCTER DUAL DE LA PERSONALIDAD: EL YO Y EL OTRO

El hombre, en cuanto ser racional, es un ente en el que sus constituyentes viven en continua agonía, en el sentido etimológico de «lucha», bien sea interna (entre sí) o externa (entre el yo y el otro). Constituyen la personalidad del individuo y se agrupan en torno al yo y al otro.

La constante que guía la actividad vital del ser humano en este mundo es la búsqueda de la felicidad, cifrada esta en infinitas realizaciones y consecuciones subjetivas, variables según el individuo. Así se considera que el hombre racionalmente feliz es aquel que logra que los constituyentes agónicos se mantengan en equilibrio e interdependencia. La preponderancia de uno sobre otro causa la rotura del equilibrio y produce el desasosiego que conduce a la duda y a la inseguridad, materializándose en el sufrimiento racional. Así pues, la personalidad del ser se constituye por la suma del yo y el otro.

EL YO Y EL OTRO VIVIENDO DE ESPALDAS

EL YO Y EL OTRO VIVIENDO DE ESPALDAS

Pero ¿cuáles son esos constituyentes de la personalidad del ser humano, de su esencia, que se escinden en dos núcleos que no son otros que el yo y el otro de los que venimos hablando?

EL YO

1. En el yo, el primero de sus constituyentes en orden de prelación está integrado por un subconjunto de elementos que conforman la base de la personalidad, del yo: lo que se es objetivamente y racionalmente. Es el poso y el hondón del yo. Su conocimiento es fundamental en la realización de la personalidad del ser. A veces se desconoce o no se quiere conocer; no interesa su conocimiento racional, lo que produce una visión falsa de uno de los elementos esenciales de la personalidad.

2. Diferente y coincidente con el anterior es otro de los elementos del yo, que no es otro que lo que el individuo cree que es. Aquí se proyecta ya el subjetivismo, la falta del análisis, el rigor, una falsa percepción del yo, condicionada por agentes internos, externos, actuando solos o a la vez. Cuando no coincide con el anterior, el yo se distorsiona, se equivoca, falla en su fundamento y aparece un falso yo.

3. Todavía opera en nuestro yo otro componente esencial: lo que se quiere ser. Si se fundamenta en lo que se es, da razón a su existencia y se podrá realizar, conseguirá su objetivo. Si ignora el fundamento, no conseguirá lo que quiere ser, porque su yo aspira a realizarse partiendo de bases falsas, se convertirá en un edificio sustentado en cimientos de barro, se caerá. No llegará a ser como quería ser.

EL OTRO

Aunque no seamos conscientes, el otro está operando sobre el yo cuando este se piensa y, sobre todo, cuando actúa.

1. Lo que desde fuera el otro cree que eres y te lo hace saber de forma directa o indirecta contribuye a la consolidación del yo, aunque pueda ofrecer una visión distorsionada, parcial o falta de verdad.

2. También actúa el otro, respecto del yo, haciéndote creer lo que eres, que puede o no coincidir con lo que objetiva y realmente se es.

3. Por último, el otro también te propone lo que quiere que seas. Si esto se realiza sin conocimiento de lo que se es y de lo que se quiere ser, está condenado al fracaso y contribuye a crear una falsa personalidad. Acentúa la agonía, ya que lo que quiere ser el yo es diferente a lo que se le propone. En el rechazo y no en la aceptación estará la realización objetiva y feliz de la personalidad.

No ver a uno tal como se es, sino como se cree que se es o se quiera que se sea es más frecuente de lo que se piensa y uno de los elementos esenciales de la ruptura de la personalidad y del consiguiente fracaso personal cuando el yo actúa por orden del otro.

La razón y solo la razón, basada en el análisis y el rigor, debe ser el árbitro de la agonía de los constituyentes de la personalidad, del enfrentamiento entre el yo y el otro o de los constituyentes tanto del yo como del otro.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en FILOSOFÍA y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s