VIERNES DE DOLORES: ROSARIO DE LA BUENA MUERTE

El rosario es uno de los actos religiosos católicos más unido a la devoción a la Virgen María. Por eso, en este día de la Virgen y del dolor se propone el canto de este rosario que tanto ha sonado por los pueblos de la montaña oriental leonesa durante la Semana Santa, que comienza precisamente hoy y se convierte en semana de diez días.

Rosario en veneración[1]
de los sagrados misterios,
de vida, pasión y muerte
de Cristo Redentor nuestro.

María, madre de gracia,
madre de misericordia,
líbranos del enemigo
hasta la última hora.

PRIMER MISTERIO: La oración de Jesús en el huerto

CORO:
1. Amoroso Jesús mío,
por mi amor crucificado[2].

RESPUESTA[3]:
Dadnos,[4] Señor, buena muerte,
por tu santísima muerte.

2. Por la jornada que hiciste
del cielo al mundo a salvarnos.

3. Por la humildad y pobreza
con que naciste en Belén.

4. Por la sangre que vertiste
cuando te circuncidaron.

5. Por el dulcísimo nombre
de Jesús, que te pusieron.

6. Por la humildad con que fuiste
en el templo presentado.

7. Por la astinencia[5] y ayuno
que en el desierto guardaste.

8. Por el celo de las almas
con que andabas predicando.

9. Por la cena del cordero
que en el Jueves celebraste.

10. Por lo liberal que fuiste
en darnos tu cuerpo y sangre.

CORO Y PUEBLO:
María, madre de gracia,
madre de misericordia,
líbranos del enemigo
hasta la última hora.

SEGUNDO MISTERIO: Los azotes que padeció el Señor atado a la columna

 1. Por la oración que en el huerto
hiciste a tu eterno padre.

2. Por el gran sudor de sangre
que en tu cuerpo padeciste.

3. Por la grande mansedumbre
con que dejaste prenderte.

4.Por la furia con que fuiste
por los verdugos atado.

5. Por el tropel con que fuiste
llevado a casa de Anás.

6. Por las injurias y oprobios
que en tu presencia te hicieron.

7. Por la prisa y vilipendio
con que a Caifás te llevaron.

8. Por la cruel bofetada
que recibiste de Malco.

9. Por la aflicción con que fuiste[6]
presentado ante Pilatos.

10. Por los falsos testimonios
que contra ti levantaron.

María, madre de gracia…

 TERCER MISTERIO: La coronación de espinas

1. Por lo ultrajado que fuiste
a la presencia de Herodes.

2. Por los desprecios que viste
de este rey y sus privados.

3. Por la inominia[7] y desprecio
con que volviste a Pilatos.

4. Por lo que en esta ida y vuelta
te ultrajaron los soldados.

5. Por la burla y vilipendio
de tus ojos soberanos.

6. Por los cinco mil azotes
que en la columna te dieron.

7. Por el dolor que pasaste
al coronarte de espinas.

8. Por los desprecios que viste
siendo sacado al balcón.

9. Por la sentencia de muerte
que dio contra ti Pilatos.

10. Por la interior alegría
que con la cruz recibiste.

 María, madre de gracia…

 CUARTO MISTERIO: Jesús con la cruz a cuestas

 1. Por la fatiga y congoja
que con la cruz padeciste.

2. Por las caídas que diste
hasta llegar al Calvario.

3. Por la vergüenza y dolor
que tuviste al desnudarte.

4. Por el horrible tormento
que pasaste al enclavarte.

5. Por las blasfemias que oíste
al poner la cruz en alto.

6. Por la sed que padeciste
en tu boca soberana.

7. Por el amargor que en ella
dejó la hiel y vinagre.

8. Por la promesa que hiciste
del paraíso al ladrón.

9. Por el perdón que pediste
para todos tus contrarios.

10. Por la aflicción y congoja
que al expirar padeciste

María, Madre de gracia…

 QUINTO MISTERIO: La crucifixión y muerte de Jesús

1. Por la llaga que te abrieron
en tu pecho soberano.

2. Por aquella sangre y agua
que por ella derramaste.

3. Por las penas y amarguras
de tu santísima madre.

4. Por la aflicción que pasó
viéndote muerto en sus brazos.

5. Por el dolor que pasó
al ver darte sepultura.

6. Por las angustias y penas
que en su soledad pasó.

7. Por tu muerte y sepultura.[8]

8. Por tu santa resurrección.

9. Por tu admirable ascensión.

10. Por la gloria que posees
a la diestra de Dios padre.

María, Madre de gracia…

OFRECIMIENTO[9]

Este rosario, Jesús,
que os habemos <cantado>[10],
a vuestras plantas ofrezco,
aunque pecador ingrato.
Y vaya por la pasión
que pasaste el Jueves Santo;
también Viernes de la Cruz,
os sacaron a lo alto
y os dejaron caer
sobre unos duros peñascos,
donde las llagas y heridas
de nuevo se renovaron.
¡Oh, Jesús del alma mía,
quién pudiera contemplaros!
Yo soy la oveja perdida
que ando por pastos vedados,
y ahora me vuelvo, Señor,
recógeme a tu rebaño.
Por padre que me crió,
por padre que el ser me ha dado,
por padre que por mí quiso
ser muerto y crucificado.
Y a las ánimas benditas
ofrezcamos estos pasos,
y en la gloria celestial,
todos juntos nos veamos.
Amén, Jesús.


[1] Sigo en la transcripción el manuscrito de Siero de La Reina (León), copiado por Urbano Fuente Fernández c. 1930.
[2] Por cada avemaría del rosario normal, aquí se canta un dístico con su correspondiente respuesta.
[3] Y así sucesivamente.
[4] En León existe una procesión en Semana Santa, organizada por la Orden Franciscana Seglar, que procesiona un Cristo con la cruz acuestas y rodilla en tierra y que se llamaba del Rosario de la Buena Muerte, porque va acompañada del canto de dicho rosario. En la actualidad se llama la procesión del «Dainos» por deformación popular de la forma verbal seguida del pronombre enclítico «dadnos». En el interior de la lengua española siempre ha existido una corriente, de carácter popular, que lucha contra los grupos consonánticos y propone una solución que consiste en suprimir una consonante (ley de la economía lingüística): septiembre > setiembre, octubre >*otubre, abstinencia > *astinencia, ignominia > *inominia, etc. En este caso, la solución no ha sido suprimir la dental (danos), que sería la solución normal, sino que se ha convertido en la vocal i.
[5] Así en el manuscrito, ejemplo de la tendencia reduccionista del habla popular, de la que hemos hablado al referirnos al término Dainos.
[6] En el manuscrito este misterio solo tiene nueve dísticos, lo que es un error, por lo que hemos añadido este siguiendo textos de otras localidades.
[7] Así en el manuscrito.
[8] Obsérvese que a lo que debieran ser los dísticos 7, 8 y 9 les falta el segundo verso. He visto las soluciones que han adoptado varios manuscritos de la provincia de León y de otras, pero no me parece adecuada ninguna de las soluciones que dan; por ello, mantengo la transcripción tal como se encuentra en el manuscrito. Por otra parte, me sirve de apoyo el hecho de que una edición del rosario de 1886, p. 7,  ya aparece así, lo que me hace ratificarme en mi postura. La publicación a la que me refiero es la siguiente: Anónimo, Rosario de la Buena Muerte en honra de la santísima pasión y muerte de nuestro señor Jesucristo, Gijón, 1886 (folleto de 16 páginas).
[9] Esta última parte es un romance de versos octosílabos con rima asonante en a-o en los versos pares.
[10] En el manuscrito rezado, que sustituyo por razón lógica, aunque existen otros manuscritos que coinciden con el de Siero. Añadase qu el rosario también se podía rezar, pero lo usual era que se cantara.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Literatura religiosa, Literatura tradicional y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a VIERNES DE DOLORES: ROSARIO DE LA BUENA MUERTE

  1. Isaac dijo:

    Fantástico trabajo y fantástica referencia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s