AVENTURAS Y DESVENTURAS DE DOÑA Ñ. (y V) PROBLEMAS ACTUALES

La revolución tecnológica de comienzos del siglo XX trajo a España la máquina de escribir. En Valencia, en 1913, se fabricaba la denominada Victoria. En 1929 la compañía italiana Olivetti se instalaba en Barcelona creando la marca Hispano-Olivetti, que llegó a producir en 1970 un millón de máquinas por año. Las máquinas fabricadas en España incluían en el teclado la letra ñ, no así las del extranjero. En la década de los 70, y especialmente en la de los 80, la máquina comienza a ceder su puesto al ordenador.

El ordenador Dragón32, un proyecto español fabricado en Cáceres, comenzó con fuerza, pero tuvo que dejar el paso a los Commodore, Spectrum, Amstrad y posteriormente a los de las grandes marcas IBM[22], Mac, HP, Sony, etc., por falta de apoyo del Gobierno de turno, pues tecnológicamente nuestro ordenador no era peor que los de la competencia. En principio, estos ordenadores extranjeros no tenían en su teclado la letra ñ, con lo que se utilizaron procedimientos varios para sustituirla, como habrán podido sufrir en sus carnes todos los que tenían la ñ en su nombre o apellidos.[23] Ante esta situación, el Gobierno español tuvo que reaccionar publicando el Real Decreto 564/1993, de 16 de abril, sobre presencia de la letra «Ñ» y demás caracteres específicos del idioma castellano en los teclados de determinados aparatos de funcionamiento mecánico, eléctrico o electrónico que se utilicen para la escritura en el que con un artículo único venía a poner solución legal al problema:

Todos los aparatos de funcionamiento mecánico, eléctrico o electrónico, que se utilicen para la escritura, grabación, impresión, retransmisión de información y transmisión de datos, y que se vendan en España, deberán incorporar la letra <ñ> y los signos de apertura de interrogación y de exclamación.

¿Se solucionó definitivamente el problema? No. Los teclados de los ordenadores sí que incorporan la ñ. Sin embargo, en esta nueva era, en la era del teléfono móvil, la inmensa mayoría de los smartpfones siguen sin incluir a nuestra sufrida ñ en el teclado de su sistema operativo. No le quedará otro remedio que seguir peleando por haber nacido diferente del alfabeto latino y de otros. POR SER GENUÍNAMENTE ESPAÑOLA Y PORQUE EN ESPAÑA SIGUEN MANDANDO LOS QUE DEFIENDEN QUE INVESTIGUEN ELLOS. NO OBSTANTE, ENHORABUENA.

 [22] El primer ordenador que llegó a España fue en el año 1959. Se trataba del modelo de IBM ‘650 Magnetic Drum Calculator’ que fue adquirido por Renfe para la gestión de las líneas ferroviarias y que en la actualidad forma parte de los fondos del Museo Nacional de Ciencia y Tecnología.

 [23] Se hacía así evidente, una vez más, que España era y es un país colonizado tecnológicamente, pues aquí se seguía y se sigue la máxima unamuniana de ¡Que inventen ellos!

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Estudios lingüisticos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s