1. LA IGLESIA EN SIERO (LEÓN) EN LOS SIGLOS XVII Y XVIII

Hace unos días que ha visto la luz editorial el n.º 44 de la Revista Comarcal. Montaña de Riaño, correspondiente al mes de enero de 2013. En las páginas 9 a 12 se inserta la primera parte de un artículo titulado «Estado eclesial de de Siero en los siglos XVII y XVIII a través de las visitas pastorales». Después de constatar que los topónimos de origen religioso en el pueblo son varios y que su origen es probable que estuviera en edificios situados en dicha zona (especialmente ermitas), que no se debe confundir esta población con otra del mismo nombre existente en la Edad Media en la ribera del Cea, alfoz de Mayorga, que las visitas pastorales son fuente imprescindible para conocer la historia de los municipios leoneses, se inicia el análisis con la documentación de mediados del siglo XIII en la que ya aparece en Siero (León) una iglesia bajo la advocación de Santiago, aunque no se cita ermita alguna.

De aquí se da el salto hasta los años 1639 y 1644, años en los que el obispo Bartolomé Santos de Risoba realiza su visita pastoral a la Montaña de Riaño, cuyas poblaciones pertenecían a dos arciprestazgos: Burón y Almanza. Son dos documentos-resumen realizados por el Obispado en los que se aporta información relativa a las rentas de la iglesia y de las ermitas existentes, así como de su estado.

Mucho más interesante es la documentación del siglo XVIII que aparecerá en el siguiente número. Francisco Torres, cura de Siero, es el que la firma y da respuesta a la carta-orden que el obispo les enviaba antes de la visita para comprobar en ella si se ajustaba la información a la realidad. Por estos documentos de 1778, 1780 y 1786, correspondientes a dos visitas del obispo Cuadrillero, se puede observan cómo el pueblo es el más pequeño de los de la zona que pertenecen a Almanza, que hay ermitas que habían aparecido y ya han desaparecido así como otras nuevas, cuál es el estado del cumplimiento de las normas eclesiásticas, el número de confirmados, las costumbres más criticadas (el gasto en bautizos y bodas, la celebración de concejos los días festivos, etc.), etc. Falta aquí la información sobre el maestro que la documentación de otras poblaciones sí ofrece y que sería muy interesante para conocer el estado de la educación primaria en la Montaña de Riaño en el siglo XVIII.

Como se podrá colegir, después de leídas las dos partes del artículo, la documentación que generaban las visitas pastorales (la que se ha conservado, que no es mucha), especialmente la de 1786, es clave para avanzar en el conocimiento de la historia de Siero en esa época, pero no solo en el aspectos religioso, sino también en otros como el económico, el social y el educativo.

El artículo se puede leer en

http://www.revistacomarcal.es/Revista_44/portada_44.html

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Iglesia de Siero (León). Foto: Luis Fuente Ibáñez

Anuncios
Esta entrada fue publicada en SIERO y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s